Nuevos fármacos

Los últimos avances del cáncer ponen el foco en las terapias dirigidas

La investigación demuestra que esta enfermedad es "un conjunto de patologías diversas" y por eso "lo que manda" es la medicina personalizada

Los últimos avances del cáncer ponen el foco en las terapias dirigidas
3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Los últimos descubrimientos en el campo del cáncer revelan "por dónde van las cosas", en palabras de Álvaro Rodríguez-Lescure, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom).  "En los últimos años hemos entendido que el cáncer no es una enfermedad, sino un conjunto de patologías diversas. Y lo que manda ahora es la terapia dirigida, la medicina personalizada", dice. Según este oncólogo, la "clave del éxito" es diseñar fármacos que se dirijan a las "peculiaridades genómicas y moleculares" de los diferentes tipos de cáncer.

"Ya no se habla de cáncer de pulmón o de mama, sino de cánceres de pulmón o de mama. Cada uno tiene unas características diferentes que hacen que unas estrategias dirigidas funcionen y otras. Esta personalización del tratamiento es sobre lo que cabalga todo el esfuerzo de investigación y desarrollo", añade Rodríguez-Lescure.

Un nuevo biomarcador

Este mes, investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y del Cancer Research UK Cambrigde Institute presentaron un biomarcador que permitirá tratar de forma eficaz los cánceres más graves. Este servirá para descifrar el caos genético de los cánceres más mortales. El trabajo fue publicado en 'Nature'. El biomarcador que describe el artículo facilita la detección de "huellas" en el genoma de los tumores que permiten conocer el mecanismo mutacional causante del desarrollo del tumor y, gracias a ello, posibilita identificar la vulnerabilidad de estos tumores contra la que dirigir el tratamiento. Conocer la identidad genómica de los cánceres más agresivos permitirá diagnósticos más precisos y una elección del tratamiento más óptimo para cada paciente. 

Petosemtamab

En abril, 'Nature Cancer' publicó los resultados de un estudio, aún en fase 1, sobre un tratamiento protagonizado por el anticuerpo MCLA-158, que responde al nombre comercial de Petosemtamab. El tratamiento bloquea las células madre de los tumores sólidos y la aparición de metástasis. Los resultados de 'Nature Cancer' eran prometedores: este candidato a fármaco se probó, de manera exitosa, en 10 pacientes. 

Para los pacientes con tumores sólidos como el de colon, el gástrico, el de esófago o aquellos situados en la cabeza y cuello se emplea normalmente la cirugía, la quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia pero como es sabido, no existe una cura definitiva, en muchos casos no se logra frenar al tumor y el paciente recae y puede morir. La esperanza de los médicos es que este anticuerpo sea más efectivo que las terapias actuales.

Trastuzumab deruxtecan

Hace menos de un mes volvió a demostrarse la utilidad del trastuzumab deruxtecan en las pacientes con cáncer de mama. Se trata de una especie de inmunoterapia que aumenta la supervivencia libre de enfermedad y la supervivencia media frente a los tratamientos habituales. Un estudio internacional en fase tres, en el que participaron cuatro centros catalanes, probó la eficacia de este fármaco en un nuevo segmento de mujeres: aquellas que tienen un tumor HER2-negativo. En ellas reduce hasta un 40% la mortalidad y controla la enfermedad el doble de tiempo que la quimio. Para los oncólogos y, especialmente para aquellos que se investigan el cáncer de mama, el trastuzumab es lo más revolucionario de los últimos meses en la investigación del cáncer y abre la puerta a tratar otras tipologías de la enfermedad, como el cáncer de pulmón.

En marzo otro estudio liderado por el International Breast Cancer Center (IBCC) ya había demostrado que el trastuzumab mejoraba la supervivencia libre de progresión a los 12 meses de las pacientes de cáncer de mama metastático HER2-positivo.

Cemiplimab 


También fue relevante, en febrero, un estudio en fase 3 del Grupo de Oncología Ginecológica de los EEUU (GOG) y la Red Europea de Grupos de Ensayos de Oncología Ginecológica (Engot) publicado también en 'The New England Journal of Medicine' mostraron la eficacia del anticuerpo anti-PD-1 cemiplimab como tratamiento de los pacientes con cáncer de cuello uterino. Fue el mayor estudio clínico realizado en estas pacientes y el cemiplimab, el primer tratamiento inmunitario que demostró una mejora en la supervivencia.

Terapias CAR-T

La CAR-T es una de las inmunoterapias más revolucionarias en el mundo del cáncer. Se trata de una terapia avanzada que consiste en alterar las células T del propio cuerpo (un tipo de glóbulos blancos claves en el sistema inmunitario) para que puedan encontrar y destruir las células cancerosas. Hace una semana, el Hospital de Sant Pau (Barcelona) presentó los resultados de su primer ensayo de una CAR-T producida íntegramente por este centro para el tratamiento de linfoma (un tipo de cáncer de sangre). El estudio demostró la elevada efectividad, pues logró eliminar el cáncer en la mitad de los 10 participantes.

Temas

Cáncer