Intervención en Barcelona

Fernando Simón: "Los mayores de 80 años con covid-19 van ahora más al CAP que al hospital"

  • El colectivo es "menos vulnerable" y los centros de salud están más "descargados", según el epidemiólogo

  • Defiende la estrategia de control del virus de España: "Hay que asumir la circulación a niveles aceptables"

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. EFE/ Ana Escobar

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. EFE/ Ana Escobar

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Las personas mayores que se contagian de covid-19 actualmente en España acuden más a la atención primaria que a los hospitales. "Los contagios en mayores de 80 años ahora se ven más en la primaria que en los hospitales", ha dicho Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, este jueves desde Barcelona. Esto ocurre, según él, porque los centros de salud están "descargados" y pueden asumir "pacientes menos graves". Y, también, porque los mayores son ahora "menos vulnerables" al virus. "De no ser así, se detectarían en el hospital y no en la primaria", ha explicado Simón durante su intervención en las XII Jornadas de Enfermedades Emergentes organizadas por la Fundació Unitat d'Investigació en Tuberculosis (Uitb).

El epidemiólogo ha puesto este ejemplo para defender que la nueva estrategia de control del virus, mediante la cual España dejó de contabilizar caso por caso y los contagiados leves o asintomáticos no tienen ni que confinarse, funciona. "Las personas asintomáticas han subido en todos los grupos de edad, incluidos los mayores. La gente mayor no está teniendo problemas muy grandes. La vacuna es muy eficaz", ha apuntado el epidemiólogo, que ha hecho un repaso de la pandemia en España a lo largo de estos ya más de dos años. Según él, ahora mismo, la incidencia de la séptima ola "está remitiendo". La sexta ola ha tenido entre un 55% y un 60% de personas asintomáticas, mientras que en otras oleadas eran entre el 25% y el 30%.

Otra pandemia

Simón ha descartado que vuelva a haber una oleada de covid-19 como la de marzo de 2020. "Solo podríamos tener una pandemia como la de 2020 con otro patógeno. Sería entonces una nueva pandemia, no una continuidad de esta", ha dicho. Las nuevas variantes, aunque se escapen a las vacunas, son siempre "susceptibles" a la inmunidad que ya tiene la población.

Aun así, cada semana se producen en España 200 muertes por covid-19 y 10 en Catalunya. "No podemos pensar que esto ha acabado, sino que es diferente -ha dicho Simón-. Y, aunque proporcionalmente hay una reducción muy importante de la gravedad, cuando hay incidencias muy altas, el número bruto de muertes no es pequeño".

El récord de la sexta ola

El epidemiólogo también ha destacado que más de la mitad de los contagios de toda la pandemia se produjeron solamente en la sexta ola, la que comenzó alrededor de las pasadas Navidades. Si desde marzo de 2020, se contagiaron de covid-19 más de 12 millones de españoles, seis millones y medio de estos se infectaron durante la sexta oleada. Si la positividad en la tercera ola (las Navidades de 2020 y enero de 2021) era del 16%, la de la sexta, con muchas menos restricciones, era del 40%.

"La incidencia comienza a bajar a medida que empezamos a vacunar a la gente. Pasamos a tener una gravedad que se mantiene baja, que no sube como la incidencia, y que, además, no muestra un pico después del pico de la incidencia. Son datos que marcan diferencias sustanciales", expresó el director del CCAES. Simón destacó, sin embargo, que, dado que la incidencia en la sexta ola fue tan elevada, aumentaron los casos graves y eso llegó a afectar a los hospitales y, en especial, a la atención primaria.

Noticias relacionadas

Además, al inicio de la pandemia, España detectaba menos de un caso por cada 10. Pero la situación cambió en mayo de 2020, cuando se hizo una nueva estrategia de vigilancia. "Desde ahí y hasta diciembre de 2021, detectábamos entre el 75% y el 80% de los contagios", ha apuntado.

Simón ha vuelto a defender la protección generada por la vacunación. La situación ha cambiado, ha insistido, y por eso no tiene sentido "actuar como en marzo de 2020". "Hay que asumir la circulación del virus a niveles aceptables, protegiendo siempre a las personas vulnerables, ha concluido.