En Catalunya

Los médicos de familia piden que las bajas menstruales se tramiten como las del covid

  • Reclaman que todos los permisos de corta duración, incluidos los de la regla, se gestionen con una declaración autorresponsable para disminuir la burocracia de los CAP

Cola a la entrada de un CAP en L’Hospitalet.

Cola a la entrada de un CAP en L’Hospitalet. / El Periódico

2
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Los médicos de familia piden que las bajas laborales cortas, entre las que se encuentran las relacionadas con el dolor menstrual, sean tramitadas mediante un sistema de declaración de autorresponsabilidad, en lugar de tener que tramitarlas ellos. El objetivo es disminuir la presión de los trámites burocráticos en los centros de salud. Los médicos de los CAP se quejan la cantidad de trámites no relacionados con la atención clínica que deben hacer.

La reforma de la ley del aborto acordada por el PSOE y Unidas Podemos establece que el Estado pagará las bajas menstruales desde el primer día. La baja se establecerá como una "incapacidad temporal especial de contingencias comunes", lo que significa que tiene que ser prescrita por un médico, como cualquier otra incapacidad temporal.

Los médicos de cabecera no creen que esta reforma vaya a aumentar el número de bajas menstruales, entre otras cosas porque "ya se podían pedir bajas por endometriosis". "La novedad es que la baja será retribuida al 100% y hasta ahora no era así", dice Jordi Mestres, vocal de comunicación de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic). Sin embargo, la Camfic sí se muestra favorable a que estas bajas, así como el resto de bajas de corta duración, se tramiten mediante un sistema de autorresponsabilidad.

La experiencia del covid

El enero pasado, la presión de la sexta ola pandémica llevó a la Conselleria de Salut a tomar la decisión de simplificar el sistema de bajas y altas por covid-19 para aliviar a los CAP. Así, los contagiados con coronavirus que sean incapaces de teletrabajar podían tramitar la baja abriendo una e-consulta a través de La Meva Salut.

"Lo que aprendimos del covid-19 es que las bajas cortas, como unas migrañas, un catarro o una gastroenteritis, se deberían hacer por un sistema de autorresponsabilidad", explica Mestres. Esta modalidad se emplea ya en países como Dinamarca u Holanda.

Noticias relacionadas

El presidente del Col.legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, pidió el sábado en Twitter que la dismenorrea (la menstruación dolorosa) se aborde como un "permiso" y no como una "baja médica" porque ello comportaría, según él, una "presión asistencial sobreañadida e innecesaria" en la atención primaria. "Debería solicitarse como se hacía con el covid-19, como un permiso o declaración autorresponsable a través de La Meva Salut", opina Padrós.

"El 40% del tiempo de los profesionales de primaria está dedicado a las tareas burocráticas", señala Padrós a este diario. El presidente del COMB recuerda que hay bajas laborales de corta duración que son "invalidantes" y "recurrentes", por lo que no tiene sentido que una misma persona vaya una vez al mes al médico (en el caso de las reglas dolorosas) para pedir la baja. Padrós se muestra a favor de que se reconozca la dismenorrea como una enfermedad incapacitante y que así se "desestigmatice".