Pandemia

El covid vuelve a subir, pero los expertos piden seguir levantando medidas

Los municipios catalanes que celebraron Carnestoltes son los que más ven crecer el virus, que no está afectando a los hospitales

Carnaval en Gràcia, el pasado 26 de febrero.

Carnaval en Gràcia, el pasado 26 de febrero. / Jordi Otix

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La velocidad de transmisión del coronavirus (la Rt) ha subido este miércoles a 1 en Catalunya. La Rt, que mide el crecimiento potencial de la pandemia, olvidada últimamente debido a la mejora epidemiológica, fue durante el grueso de la pandemia el indicador en el que más se fijaban las autoridades sanitarias. Al son y ton de sus subidas y bajadas, junto a los de la presión hospitalaria, se endurecían o flexibilizaban restricciones. Si la Rt está por debajo de 1, el virus estaba en regresión. Al superar el 1, el virus entra en expansión.

Este miércoles este indicador se ha colocado en ese punto exacto en que la pandemia ni sube ni baja. Pero es previsible que mantenga su ritmo al alza y mañana supere el 1. Los municipios catalanes que tienen una Rt más alta son aquellos que celebraron Carnestoltes: Sitges (con una Rt de 2,57), Solsona (3,23), Vilanova i la Geltrú (2,6), Mataró (1,24), Tarragona o (1,12), según las cifras de la Conselleria de Salut. También Barcelona mantiene su Rt al alza, pero aún por debajo del punto (0,96).

Los expertos atribuyen esta subida precisamente a los efectos de los carnavales, aunque confían, más ahora que llega el buen tiempo, en que la situación torne a la senda de la mejora durante la próxima semana. En todo caso, este empeoramiento epidemiológico no pone en jaque la "libertad social" conseguida progresivamente en los últimos meses gracias a la vacuna. Y tampoco hace tambalear la próxima y tan anhelada medida: la eliminación de las mascarillas en interiores, algo anunciado por Pedro Sánchez, pero a lo que todavía no ha puesto fecha.

Son "mocos"

"Sigue habiendo contagios, sí. Pero hay que tratar la enfermedad como lo que es: mocos [la mayoría de los enfermos con covid.19 son leves]. No tiene sentido aplicar a los mocos de ahora las medidas de antes. No tienen sentido las cuarentenas, que generan ausencias laborales y problemas psicológicos", opina José Miguel Cisneros, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

"No tienen sentido las cuarentenas, que generan ausencias laborales y problemas psicológicos", dice la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas

Para Cisneros, los indicadores epidemiológicos (la Rt, la incidencia, la positividad, el riesgo de rebrote y tantos) ya no tienen que estar "en la cabecera de mandos de la infección". Máxime cuando la presión hospitalaria (Catalunya tiene, a 9 de marzo, a 1.077 pacientes ingresados por covid-19, de los que 163 están en la uci) es manejable. "Los hospitales estamos bien, no vemos ninguna repercusión en el crecimiento. Es la particularidad de esta sexta ola: el desacoplamiento entre los muchísimos contagios producidos y el reducido número de casos graves", cerciora desde el Hospital Clínic de Barcelona el epidemiólogo Antoni Trilla, jefe de Medicina Preventiva de este centro.

"Otra enfermedad"

Por eso muchos médicos piden dejar de tratar el covid-19 como se hizo hasta ahora. "La vacuna y la variante ómicron [más contagiosa, pero menos agresiva] han hecho que la enfermedad ya no sea grave. No importa que suban los indicadores, eso causa más inmunidad natural", defiende Cisneros, quien matiza que es muy importante, con todo, "proteger a las personas más vulnerables". Por eso las mascarillas en ningún caso deberían retirarse de hospitales, centros sociosanitarios o residencias de ancianos. Y quienes tienen más riesgo de enfermar gravemente deberán mantenerla.

Noticias relacionadas

También Trilla precisa que el covid-19 es ya "una enfermedad distinta" porque la mayor parte de los infectados son "leves". Según él, hay que seguir vigilando esta enfermedad como se hace con la gripe. "En Catalunya la epidemia esta creciendo, pero no tiene mucha repercusión porque la mayor de casos se dan en gente joven", señala por su parte el Jefe de Enfermedades Infecciosas de Vall d'Hebron, Benito Almirante. Almirante insiste en que los hospitales ya están funcionando "al 100%" y que "no hay tensión hospitalaria".

El Jefe de Enfermedades Infecciosas de Vall d'Hebron cree que, aunque la sociedad no está ante el fin de la pandemia, sí está "ante el fin de lo que se conocía hasta ahora". No descarta que haya nuevos picos u oleadas, pero el hecho de que el 90% de los españoles esté vacunado lo cambia todo. Insiste en que los casos son cada vez menos graves y la gravedad es, precisamente, "lo que marca el futuro de la pandemia".