La evolución de la pandemia

La bajada del covid-19 frena mientras avanza la ómicron sigilosa

La subvariante, más transmisible que la original, está presente en más del 30% de los contagios en Catalunya

Departament de Salut

2
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La bajada del coronavirus en Catalunya se ha frenado. El riesgo de rebrote (EPG), indicador que mide el crecimiento potencial de la epidemia, ha subido este lunes por primera vez en 40 días y se ha situado en los 602 puntos (seis más que el domingo). El "umbral de riesgo alto" es a partir de 100 puntos. La novedad de la actual situación es la subvariante BA.2 de ómicron (la ómicron sigilosa), está presente en el 30% de los contagios. Es más transmisible que la ómicron original (BA.1), aunque no más grave ni con mayor capacidad de escape de vacunas.

La pandemia no ha dejado de existir, pese a que ya no cope las portadas de los medios de comunicación. Los indicadores siguen muy elevados: la positividad (que mide el porcentaje de positivos resultantes de PCR y antígenos) está en el 10,92%. La OMS considera que la pandemia está controlada si la positividad no sube del 5%. La velocidad de transmisión del virus (Rt) se mantiene por debajo de 1 (lo que indica que la pandemia está en regresión), pero ha vuelto a crecer y se ha situado hoy en 0,91.

Si en estos momentos las autoridades optan por levantar restricciones no es porque los indicadores sean halagüeños, sino porque el covid-19 ha dejado de ser una enfermedad grave. La variante ómicron y su subvariante, altamente contagiosas, no son un motivo de preocupación médica porque la mayor parte de los infectados enferman levemente.

La presión hospitalaria, en estos momentos, no tiene nada que ver con la de olas pasadas que tenían indicadores similares a los de ahora: este lunes hay 1.152 personas ingresadas por coronavirus en los hospitales (22 más que ayer), de las que 161, dos menos que la víspera, están graves en las uci. Son cifras que permiten el correcto funcionamiento de los centros hospitalarios. El aumento de pacientes ingresados por covid-19 tiene que ver, según la secretaria de Salut Pública de Catalunya, Carmen Cabezas, con el efecto de fin de semana, ya que se dan pocas altas.

La subvariante

Cabezas ha dicho que la subvariante BA.2 de ómicron ya está por encima del 30% y, previsiblemente, superará el 50% la próxima semana. En declaraciones a la prensa en el centro de atención primaria (CAP) El Clot de Barcelona, Cabezas ha indicado que "continúa la bajada, pero ya no a la velocidad de antes, y hay que estar muy pendientes".

La secretaria de Salut Pública lo ha atribuido más al incremento de pruebas diagnósticas que a la eliminación de las restricciones, pero no ha descartado que pueda influir la subvariante BA.2 de ómicron.

Cabezas ha destacado que este linaje ha ido aumentado "a ritmo lento" en Catalunya y que la semana pasada representaba el 30% de todos los contagios, por lo que ha estimado que la próxima semana ya podría llegar al 50%.

Noticias relacionadas

Además, ha recordado que es más transmisible, pero no más grave ni con mayor capacidad de escape de vacunas que la ómicron original (BA.1).

En cuanto a la eliminación de mascarillas en los interiores, Cabezas ha reiterado que la propuesta de Catalunya, que trasladará al Consejo Interterritorial de Salud de este jueves en Zaragoza, es que se empiece a retirar en las escuelas progresivamente, para luego extenderlo al conjunto de la población.