La evolución de la pandemia

Adiós a las restricciones por el coronavirus, ¿y ahora qué?

Catalunya anuncia el decaimiento del grueso de las medidas, pero los expertos piden ir "a por la eliminación del virus"

Colas de gente para vacunarse contra el covid en Fira de Barcelona.

Colas de gente para vacunarse contra el covid en Fira de Barcelona. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Catalunya ha levantado este martes el grueso de las restricciones por covid-19. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha dicho que es "plausible" que la pandemia como tal acabe tras la variante ómicron. Las autoridades políticas y sanitarias debaten ya sobre cuándo y cómo desmantelar los dispositivos covid. En primavera, Catalunya dejará de hacer cuarentenas y estudios de contactos. La población descorcha la botella de champán. Pero muchos expertos llaman a la cautela y avisan: "Una cosa es lo que todos querríamos y otra, la realidad".

Son palabras del epidemiólogo de Sociedad Española de Epidemiología (SEE) Joan Caylà, quien recuerda que tampoco nadie se esperaba una sexta ola como esta, que ha alcanzado todos los récords de contagios habidos y por haber a lo largo de estos dos años. "Esta pandemia es única: no hay otra igual en los últimos 100 años. Y hemos visto que cada trimestres tenemos una ola", señala.

Por eso, Caylà no es partidario de desmantelar los dispositivos covid en primavera ni tampoco de dejar de hacer pruebas o pedir a la gente que haga aislamientos domiciliarios. "No debemos desmantelar lo que tenemos, sino seguir con el control. Si en algún momento sobrase el personal contratado para la vigilancia epidemiológica del covid, debería utilizarse para seguir otras enfermedades transmisibles que quedaron olvidadas estos años", destaca el epidemiólogo. Se refiere a todas las infecciones de declaración obligatoria, como el VIH, la tuberculosis, la meningitis, la hepatitis. o cualquier infección de transmisión sexual.

Para Caylà, la primavera sería el momento de reforzar este control. "Debemos ir a por la eliminación del virus. Si dejamos de hacer estudios de contactos, subirá otra vez y se resentirá la salud pública de la población. Y, con ello, la economía del país y el turismo", advierte. Este epidemiólogo pone el foco, además, en el que el covid-19 sigue causando un elevado porcentaje de muertes al día. Entre el 23 y el 24 de enero, en Catalunya fallecieron 165 personas por esta enfermedad.

Los epidemiólogos piden mantener los estudios de contactos porque "es la única manera de controlar las enfermedades transmisibles"

Por eso aboga por mantener el estudio de contactos hasta que "se elimine el problema". Esto es, hasta que desaparezca la enfermedad. Otras dolencias de origen infeccioso, como la tuberculosis, también requieren de un buen estudio de contactos. "Es la única manera de controlar las enfermedades transmisibles", apostilla. Él asegura que el covid-19, aunque finalmente se convierta en endemia, acabará siendo también de declaración obligatoria.

En estos momentos, el actual alud de contagios impide realizar un buen estudio de contactos. Por eso Caylà defiende mantener un sistema de vigilancia centinela, es decir, hacer pruebas a un pequeño grupo de personas representativo de la población para conocer los niveles de detección. Este sistema es el que podría quedarse para vigilar el covid en los próximos meses, una vez se 'gripalice'.

Reforzar la salud pública

En la otra cara de la moneda están aquellas voces, dentro de la atención primaria por ejemplo, que piden gripalizar ya el covid-19, en parte para descargar a los CAP. Denuncian que los trámites burocráticos y una enfermedad mayoritariamente leve (poca gente enferma grave con ómicron) les impide atender otras enfermedades.

Pero ello en ningún caso debería implicar un debilitamiento o abandono de los sistemas de vigilancia epidemiológica. Serán claves en un futuro cercano ante la amenaza de nuevas pandemias y otros problemas de salud pública. "Necesitamos un cambio hacia la modernización de estos sistemas para seguir eventualidades. Los servicios de vigilancia en España están infradotados", dice el portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Sistemas Sanitarios (Sespas), Ildefonso Hernández.

"Hacia primavera o verano tendremos una situación mejor, esperemos. Pero también tenemos que prepararnos para lo peor"

Noticias relacionadas

Él no ve mal planear ya la transición de una pandemia a una endemia de covid-19. "No sabemos lo lejos que estamos, peor que va a haber transición es seguro", justifica. Y añade: "Tenemos que estar preparados tanto para una transición a una mayor normalización, como para cualquier eventualidad, como una variante mas agresiva". Esto último tampoco es descartable y por eso muchos expertos aconsejan no lanzar cohetes antes de tiempo.

Para Hernández, es válido dejar de hacer estudios de contactos en primavera en caso de que no haya contratiempos, porque, "si la enfermedad es leve, el seguimiento no tiene sentido". Eso sí, matiza, el sistema de vigilancia debe tener la capacidad de detectar "cualquier novedad" en las características del virus y hacer seguimiento de ello. "Hacia primavera o verano tendremos una situación mejor, esperemos. Pero también tenemos que prepararnos para lo peor".