Restricciones por coronavirus

Viena prohíbe la entrada a restaurantes a los no vacunados

  • La ciudad tiene la tasa de infección más baja pero el número de camas de cuidados intensivos más elevado

  • El porcentaje de vacunados en Austria es de las más bajas de Europa occidental, con un 64% de inmunizados

Viena prohíbe la entrada a restaurantes a los no vacunados
2
Se lee en minutos
Reuters

La ciudad de Viena ha afirmado este jueves que empieza a prohibir la entrada a cafés, restaurantes y eventos con más de 25 personas a las personas que no estén vacunadas contra el covid, adelantándose a las medidas que probablemente se introducirán pronto en toda Austria ante el aumento de las infecciones.

Desconfianza y escepticismo

Aproximadamente el 64% de la población austriaca está totalmente vacunada contra el coronavirus. Esta cifra coincide con la media de la Unión Europea, pero también es una de las tasas más bajas de Europa occidental. Muchos austriacos son escépticos respecto a las vacunas, una opinión fomentada por el Partido de la Libertad de extrema derecha, el tercero más importante del parlamento.

Los nuevos contagios diarios ascendieron el jueves a 8.594, según datos del gobierno, lo que supone un aumento del 32% con respecto a este miércoles y se acerca al récord de más de 9.000 establecido el pasado noviembre.

"Para mí es importante que tomemos decisiones antes de que las unidades de cuidados intensivos estén al límite de su capacidad", dijo el alcalde de Viena, el socialdemócrata Michael Ludwig, en una conferencia de prensa, en la que esbozó las nuevas medidas que se introducirán a finales de la próxima semana, que también incluyen la prohibición de entrar en las peluquerías a los no vacunados.

Tasa de infección baja y restricciones estrictas

De las nueve provincias austriacas, Viena es la que tiene la tasa de infección más baja, en parte porque en general ha tenido las restricciones más duras, pero también tiene la tasa más alta de camas de cuidados intensivos ocupadas por pacientes con covid, el 21%, por razones que no están del todo claras.

El gobierno nacional, liderado por los conservadores, ha esbozado un plan según el cual los no vacunados serán encerrados, con restricciones en sus movimientos diarios, una vez que las 600 camas de cuidados intensivos estén ocupadas por pacientes de covid.

Noticias relacionadas

Según este plan gradual, los no vacunados, sin incluir a los que se hayan recuperado recientemente del coronavirus, tendrán prohibido el acceso a cafés y restaurantes una vez que 500 camas de cuidados intensivos estén ocupadas por pacientes infectados por el virus. El número de esas camas actualmente en uso es de 352 y aumenta en más de 10 al día.

Dos provincias, Salzburgo y Alta Austria, representaron el 45% de los nuevos casos del jueves. Alta Austria, un bastión del Partido de la Libertad, tiene la tasa de vacunación más baja de Austria. (Información de Francois Murphy, edición de William Maclean y Mark Heinrich).