Actualización del protocolo

El Govern vuelve a permitir visitas con contacto físico en las residencias

Salut y Drets Socials han actualizado el plan sectorial de la gestión del covid en estos centros

El Govern vuelve a permitir visitas con contacto físico en las residencias
3
Se lee en minutos
Europa Press

La Conselleria de Salut y la de Drets Socials de la Generalitat han vuelto a autorizar las visitas en las residencias de familiares, amigos y cuidadores, con contacto físico, en las situaciones que garanticen la no propagación de la infección en función de la clasificación de la residencia -verde, amarilla o roja-. Así lo han anunciado ambos departamentos en un comunicado este lunes después de actualizar el plan sectorial para las residencias, que establece "nuevos criterios y medidas para adaptar el funcionamiento de los centros frente a la mejora de la situación de la pandemia".

Diferentes categorías

Las residencias con categoría verde -en las que los pacientes no están expuestos al virus- recuperan las visitas, siempre con cita previa, y se permite el contacto físico entre visitantes y residentes; para las de categoría amarilla, se permiten las visitas en las zonas habilitadas para ello, también para los residentes de nueva incorporación con una PCR negativa.

Con todo y debido a la actual situación de la pandemia con transmisión comunitaria, la Generalitat ha recomendado que el número de visitas no sea de más de tres personas por residente y se mantendrá el registro diario de visitas para facilitar el estudio de contactos en caso que el residente desarrolle sintomatología compatible con el virus.

Cribados

El plan también recoge que los residentes "correctamente" vacunados o que hayan superado la enfermedad no tienen que ser sometidos a cribados ni a medidas de restricción social durante los tres meses posteriores a la infección.

Los profesionales externos y colaboradores esporádicos en contacto directo con los residentes tendrán que hacerse siempre un test de antígenos rápido (TAR) antes de entrar en la residencia, independientemente de su estado de vacunación.

Para los profesionales vacunados, se mantiene la necesidad de hacer un cribado cada quince días y para los que no lo están, el número de cribados sigue siendo de tres semanales; motivo por el que la Generalitat ha insistido en la necesidad que todos los trabajadores "completen la pauta de vacunación, siempre que no existan contraindicaciones específicas".

También, Salut y Derechos Sociales han destacado la recuperación de todo tipo de salidas, así como la posibilidad de pasar períodos de tiempo largos fuera de los centros; para las salidas de más de tres semanas, los residentes tendrán que hacerse una PCR a la vuelta, mientras que si es menor, no hará falta ningún tipo de prueba ni tampoco cuarentena.

Aislamientos y cuarentenas

No tendrán que aislarse los residentes sin riesgo de infección vacunados ni los que hayan superado la enfermedad en los seis meses previos.

Tampoco lo tendrán que hacer los residentes vacunados con riesgo de infección por haber sido contacto estrecho de un caso confirmado, aunque, a pesar de que podrán hacer actividades con su grupo de convivencia, no podrán recibir visitas ni hacer salidas hasta que las dos primeras PCR -que se harán los días 0 y 4- sean negativas.

Noticias relacionadas

En cuanto a los profesionales, no tendrán que hacer cuarentena los que estén vacunados con la pauta completa y, en cambio, sí tendrán que cumplir una cuarentena de 14 días los que no tenga la pauta completa y no hayan superado la enfermedad en los seis meses previos.

Los departamentos han recordado que el nivel de inmunización es elevado tanto para los residentes, con un 95% de vacunados, como para los profesionales que trabajan en los centros, con un 90%, y han recordado que las medidas pueden ser modificadas en cualquier momento en función de la evolución de la pandemia o bien la aparición de nuevas variantes.