Pandemia de covid-19

La vacunación recuperará este mes el buen ritmo de julio

  • Catalunya puso en agosto un millón de dosis menos que el mes anterior, pero espera llegar a octubre con el 80% inmunizado

  • Los expertos llaman a la prudencia, piden no levantar restricciones y reclaman no caer en los errores de Gran Bretaña o Israel

Vacunación masiva en la cooperativa de Soses en Alcarràs

Vacunación masiva en la cooperativa de Soses en Alcarràs / Foto Jordi V. Pou (EPC)

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Catalunya espera retomar este septiembre el ritmo de vacunación contra el covid-19 de julio, cuando se pusieron 2.200.000 dosis. En agosto, con mucha gente de vacunaciones, se administraron un millón menos, 1.200.000 vacunas. "Hubo muchas personas que estaban citadas en agosto y que no se presentaron. Queda un volumen importante de dosis que se debería poner antes de empezar la escuela", señala Ester Giménez, vicepresidenta de la Associació d'Infermeria Familiar i Comunitària de Catalunya (Aificc). "Es importante tener una buena cobertura para este invierno".

La Conselleria de Salut anunció ayer que su objetivo para este mes es poner dos millones de dosis más que permitirán entrar en octubre con un 80% de la población catalana inmunizada. Son cifras muy similares a las de todo el conjunto español. Ahora mismo en España hay un 70% de personas inmunizadas. Aunque la vacuna no evita la infección, sí funciona como una "barrera importante" en la transmisión del coronavirus. Ello provocó que la quinta ola, con tantos o más contagios que la primera, no trajera consigo muchos ingresos de personas vulnerables ni tampoco un aumento exponencial de la mortalidad. "Estamos a la expectativa de qué pasará este otoño o invierno. Habrá mucha gente joven vacunada, pero no se puede decir nada. La mascarilla se deberá seguir utilizando porque es una medida efectiva", recalca Giménez.

"Seguro que no podremos quitarnos la mascarilla aún. Hay que mirar a este otoño con mucha prudencia"

Antoni Trilla

Jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic

"Seguro que no podremos quitarnos la mascarilla este invierno", insiste también el Jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic (Barcelona), Antoni Trilla. Pide mirar a este otoño "con mucha prudencia" porque la variante delta es "muy contagiosa", si bien "parece" que se empieza a controlar. Pide no levantar ninguna restricción de momento para "encarar el siguiente puerto de montaña": el invierno, "cuando los virus se transmiten con más facilidad".

La inmunóloga del CSIC Matilde Cañelles cree que, "si todo va bien" (es decir, si no aparece ninguna variante que ponga en peligro lo conseguido hasta ahora"), las actuales medidas podrían empezar a relajarse en la primavera de 2022. Aunque sí vaticina que este otoño e invierno serán "mejores" que los del año pasado, cuando en territorios como Catalunya la hostelería estuvo buena parte cerrada y había un toque de queda a las 22 horas.

El virus, disparado en Gran Bretaña o Israel

Sin embargo, todos los expertos consultados por este diario miran con preocupación lo que está ocurriendo en países con elevadas tasas vacunales como Gran Bretaña o Israel. Levantaron restricciones demasiado rápido y los contagios se volvieron a disparar. "La inmunidad de grupo de Israel es de un 62%, más baja que la de España. Lo que ocurrió allí es que las medidas no farmacológicas [las restricciones] no han sido las adecuadas", opina el investigador del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) Daniel López-Codina. Aun así, el número de muertos en ese país es "bajo", si bien, más alto que en España.

Aunque habrá restricciones, este otoño e invierno serán "mejores" que los del año pasado

Lo mismo ocurrió en Gran Bretaña. "Desde que decretó el 'freedom day' [el 19 de julio, el primer día sin restricciones], ha tenido un crecimiento elevado de la epidemia, muy parecido al de los EEUU", prosigue el investigador del Biocomsc. "Y siguen creciendo. Ahora crecen más lentamente, pero la incidencia del virus allí es más del doble de la nuestra".

Noticias relacionadas

López-Codina insta a los gobiernos de Catalunya y España a "no levantar ninguna medida". Y menos ahora, porque septiembre trae consigo una vuelta al trabajo y un aumento de la interacción social que a su vez incrementa el riesgo de infección.

Por su parte, el epidemiólogo Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas), cree que es "probable" que, si España refuerza la vacunación en septiembre, "las cosas cambien a mejor". Pero es difícil, por no decir imposible, hacer predicciones en esta pandemia. "Va a depender de la emergencia de nuevas variantes. Y tenemos incidencias altísimas en Gran Bretaña o Israel", señala.