Pandemia de covid-19

La ocupación de ucis en Catalunya seguirá creciendo en agosto

Los 41.000 contagios semanales son tantos que hasta la próxima semana no habrá una "ralentización" de ingresos en hospitales

Una ’uci covid’ del edificio Garbí, del Parc Sanitari Pere Virgili (Hospital Vall d’Hebron), el pasado viernes.

Una ’uci covid’ del edificio Garbí, del Parc Sanitari Pere Virgili (Hospital Vall d’Hebron), el pasado viernes. / Ferran Nadeu (EPC)

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Pese a que la incidencia acumulada del coronavirus en los últimos siete días ya está bajando en Catalunya, la situación en hospitales y ucis sigue siendo "crítica", como ha reconocido este lunes en rueda de prensa el director de la Agència de Salut Pública de Catalunya (Aspcat), Xavier Llebaria.

"Con un número tan elevado de contagios [41.000 semanales], creemos que hasta finales de esta semana o la siguiente no notaremos una ralentización de ingresos en planta convencional. Y, hasta bien entrado agosto, en ucis", ha dicho.

Catalunya ya ha pasado su pico de nuevos contagios diarios. Hay ya de media un 13,5% menos que con respecto a semanas atrás. No obstante, 41.000 contagios semanales siguen siendo muchos. Y, por eso, en cuanto a datos asistenciales, Catalunya está "ante una situación crítica", en palabras de Llebaria. "En la atención primaria, seguimos con un volumen de actividad muy importante, aunque comienza a decrecer muy ligeramente", ha explicado.

Hace dos semanas, los CAP detectaban 50.000 casos semanales, ahora 31.000. Los CUAP, 10.000 casos semanales. Pero la positividad de los test en la primaria es del 47%: altísima si se tiene en cuenta que la OMS considera que, por encima de un 5%, la epidemia está descontrolada.

Ocupación hospitalaria

También los hospitales, a cuyos servicios de urgencias están llegando menos 'casos covid', mantienen muy elevada la actividad relacionada con la pandemia. En todos los hospitales catalanes, hay este lunes 2.217 personas ingresadas por el virus, y otras 130 pendientes de confirmación, lo que supone un 23% del total de camas. La media de estos enfermos es de 59 años.

En las ucis, hay hoy 512 personas con el virus y 380 por otros motivos. Catalunya ha notificado 43 ingresos por covid-19 en las últimas 24 horas. El 54% de los pacientes en ucis tienen coronavirus. La media de estos enfermos es de 54 años.

Como explicaba el subdirector asistencial del Hospital Vall d'Hebron, José Manuel Domínguez, el viernes a EL PERIÓDICO, el perfil del paciente ingresado por covid-19 en hospitales y ucis a lo largo de esta quinta ola ha comenzando a cambiar en algunos hospitales. Si hace unas semanas, a partir de Sant Joan, ingresaban sobre todo personas jóvenes, ahora cada vez más se contagian e ingresan los "padres" de estos jóvenes. Son, fundamentalmente, personas de mediana de edad, de entre 40 y 60 años, que no están vacunadas o que tienen solo una dosis. "La doble vacuna protege de enfermedad grave. La gente que entra en uci es gente o no vacunada o con una sola dosis".

Sanciones

Junto a Llebaria, el portavoz de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, ha explicado que el pasado fin de semana el cuerpo policial levantó 1.411 actas de sanción administrativa, el doble que el anterior. La mayoría fueron por incumplimiento de las restricciones de movilidad. Hubo 912 actas por no respetar el confinamiento nocturno y otras 150 por no utilizar la mascarilla. Las demás se levantaron por incumplir aforos, horarios o hacer botellones en el espacio público.

Según Daniel López-Codina, investigador del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), "a principios de agosto, la primera semana, se deberían ver las bajadas en hospitalizaciones y ucis". "Pero lo más importante es que nos demos cuenta de que la pandemia continúa. Si relajamos las medidas, volveremos a tener crecimiento", dice.

Los contagios, a la baja

Noticias relacionadas

Las nuevas infecciones, en todas las franjas de edad, están ya bajando. "El problema es que los no vacunados han arrastrados a los vacunados. Han infectado a su entorno", explica López-Codina. Esto explica por qué ha habido subidas de contagios fuertes en mayores de 50 años e incluso de 70. Sin embargo, los aumentos en estas franjas de edad han sido "muy inferiores" que en los de 15 a 30 años, la población que no está vacunado. "La vacuna protege -insiste este investigador del Biocomsc-. No es 100% efectiva, pero los contagios en los vacunados se han contenido por la inmunización".

Como explica López-Codina, si este número de contagios se hubiera producido sin la vacuna, se hubiera tenido que volver a decretar un nuevo confinamiento domiciliario. "Hubiera sido una catástrofe enorme. Los contagios en vacunados han crecido, pero se han contenido. Con una situación tan alta del virus, es imposible que no haya crecimiento, pero en las franjas vacunadas ha sido muy pequeño al lado de otras franjas de edad", insiste el investigador del Biocomsc.