Pandemia de covid-19

La escalada de contagios trastoca todos los planes

Colas para PCR este viernes en Barcelona.

Colas para PCR este viernes en Barcelona. / Álvaro Monge

  • Las nuevas infecciones en Catalunya, aunque no generen letalidad, están provocando confinamientos, retrasos en los resultados de las PCR en algunos CAP por el alud de pruebas o imposibilidad de volver a atender a los pacientes crónicos

4
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La quinta ola de covid-19 continúa imparable en Catalunya, que solo este viernes ha registrado 5.304 nuevos contagios con una media de edad de 27 años. Son cifras diarias que no se veían desde enero, tras el fin de la Navidad que causó un nuevo paso atrás en la desescalada. Catalunya ha vuelto hoy a entrar en riesgo "muy alto" al alcanzar la EPG (o riesgo de rebrote) los 282 puntos, 83 más que el jueves. La escalada de contagios trastoca todos los planes: obliga a confinar personas y familias enteras, provoca retrasos en los resultados de las PCR e imposibilita retomar la atención de los pacientes crónicos en los CAP.

En el otro lado de la balanza está el que este viernes no se ha registrado ninguna muerte por coronavirus y ello es gracias a la vacunación: la gente susceptible de enfermar gravemente está protegida, por lo que ya no ingresan en hospitales ni ucis ni acaban falleciendo. El 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon, ha reconocido que de no ser por las vacunas Catalunya volvería a estar confinada. La mortalidad del virus sigue siendo la menor de toda la epidemia.

No obstante, esta tensión en el sistema sí se está trasladando de manera muy preocupante a los centros de atención primaria (CAP), que se encargan de de hacer las pruebas diagnósticas, el seguimiento de contactos y de vacunar. De hecho, es tal el número de nuevos diagnósticos en los centros de salud (alrededor de un 50% de las sospechas que llegan acaban confirmándose), que algunos CAP de Barcelona aseguran que los resultados de las PCR ya están tardando entre 48 y 72 horas en llegar, cuando antes tardaban, la mayoría de ellas, 24 horas, como confirman a este diario fuentes de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic). La Conselleria de Salut, no obstante, niega que esto sea un problema mayoritario y lo atribuye a "casos puntuales" o a "otros problemas" logísticos.

Imposible vuelta a la normalidad

Pero, aunque este aumento de contagios (especialmente significativo en Barcelona y su área metropolitana) no está teniendo un impacto asistencial en hospitales, sí podría provocar un colapso de la atención primaria. Los CAP hacen seguimiento, por ejemplo, de los pacientes crónicos, que durante este último año y medio no han tenido los cuidados necesarios porque el covid-19 ha absorbido todo. Si hace unas semanas los centros de salud comenzaron a reorganizarse para atender a estos pacientes, ahora han tenido que dar marcha atrás para volver a dedicarse por completo a la pandemia, ya que los contagios crecen exponencialmente.

Y el aumento de contagios también afecta a la vida cotidiana de la población. Los confinamientos, ya sean por contagio o por haber estado en contacto con un positivo, obligan a muchas familias a rehacer los planes de verano. Tampoco hay que olvidar que parte de estos jóvenes que contraen la enfermedad, aunque no entren en un hospital, sí pueden acabar desarrollando covid-19 persistente, como ha recordado el 'conseller' Argimon este viernes en una entrevista con RAC-1.

Crecimiento exponencial

El crecimiento pandémico es un hecho. El Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) ha alertado a través de las redes que esta es la semana con mayor número de casos en los CAP desde que hay registro. Y probablemente, dicen, el máximo de visitas después de marzo 2020. "Llegamos a los 11.000 casos diagnosticados en primaria en una semana", subrayan.

"Queremos expresar todo nuestro apoyo a todo el personal de los CAP. Deseamos que tengan todos los recursos posibles para hacer frente al seguimiento de los casos y que puedan cortar el máximo de cadenas de contagio con el fin de ralentizar la subida", han escrito en un tuit.

Según los datos actualizados este viernes por Salut, hay 475 personas hospitalizadas con covid-19, dos más que ayer, de las que 115 están graves en la uci, cuatro menos que las notificadas este jueves. Estos datos últimamente son bastante estables.

Noticias relacionadas

Además, otro de los indicadores de referencia, la velocidad de propagación del virus (la Rt) es de 1,71 puntos, casi dos décimas más que este jueves, lo que significa que el virus está en expansión. En la región sanitaria de Barcelona es incluso más elevada: está a 1,93 puntos, algo que no se veía tampoco desde enero.

Detrás de estos indicadores se encuentra no solo la desprotección de unos jóvenes que no están vacunados, sino también la variante delta (india), que es hasta un 60% más contagiosa que la alfa (la británica). Según los sanitarios, esta variante (que será la dominante en Catalunya la próxima semana) provoca, no obstante, una sintomatología "más sutil", más similar a un "resfriado común", con mucosidad y sin provocar fiebre.