En Catalunya

La pandemia no frena la huida de enfermeras al extranjero por los malos contratos

  • En 2020, se marcharon unas 139 profesionales de Barcelona (frente a las 115 de 2019), según el colegio oficial

  • La eventualidad en este colectivo, sobre el que recae la vacunación, es del 16%, el doble que en los médicos

  • A Catalunya le siguen faltando 24.197 de estas sanitarias para alcanzar la media de la Unión Europea

Pacientes ingresados por Covid en la UCI del Hospital de la Vall d’Hebrón.

Pacientes ingresados por Covid en la UCI del Hospital de la Vall d’Hebrón. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Al menos 139 enfermeras de Barcelona migraron al extranjero el año pasado, en plena pandemia de covid-19, en busca de mejores condiciones laborales. Son datos del Col.legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (COIB), que asegura que la cifra "es un poco más alta que el año anterior". La huida de este colectivo profesional a otros países lleva años produciéndose y experimentó su repunte entre los años 2011 y 2015, cuando unas 1.300 colegiadas abandonaron Catalunya, según el COIB, que tramitó, a través de su Oficina d'Informació Professional a l'Estranger (OIPE), "una media anual de 257 expedientes". En 2019, tramitó 115 y en 2020, pese a la crisis sanitaria, aún más: 139. La contratación y la eventualidad en la pandemia mejoró, pero no lo suficiente. Las enfermeras llevan años arrastrando precariedad laboral.

A esta migración de enfermeras en busca de condiciones laborales mejores, se suman la falta estructural de este colectivo profesional (formado en un 80% por mujeres) en toda España y, en concreto, en Catalunya. Catalunya tiene una ratio de 6,2 enfermeras por cada mil habitantes. Barcelona, donde trabajan el 78% de las enfermeras catalanas, tiene una ratio de 6,6. La comunidad de España con mayor ratio es Navarra, con 8,6 por mil habitantes. La que tiene menos es Andalucía, con 4,4. Lejos todas ellas de la media de la Unión Europea (UE): 9,5 enfermeras por cada mil importantes.

Cada vez harán falta más enfermeras por el envejecimiento poblacional

"Barcelona debería incorporar 10.886 enfermeras, un 30% más, para llegar a la ratio de Navarra. Y 16.000, un 43% más, si quisiéramos equipararnos a la UE", ha explicado este martes en rueda de prensa la presidenta del COIB, Paola Galbany, con motivo del Día Internacional de la Enfermera, que se celebrará mañana miércoles 12 de mayo. Paralelamente, si Catalunya quisiera tener la ratio de Navarra tendría que incorporar 17.325 enfermeras más, y 24.197 si se propusiera alcanzar la media europea. Las previsiones, ha alertado Galbany, dado el envejecimiento poblacional, es que cada vez hagan falta más enfermeras para cuidar a la ciudadanía. Y no las hay. "Muchas incluso dejan la profesión", ha señalado.

"En Catalunya y, especialmente en Barcelona, trabajan con unas condiciones precarias y una gran dificultad para conciliar. Y sin poder promocionarse laboralmente a lo largo de los años. El sueldo es especialmente mejorable en residencias y centros sociosanitarios", ha explicado Galbany. Una cifra: el porcentaje de eventualidad entre las enfermeras es del 16%, el doble que entre el colectivo médico.

El colectivo pide más plazas en la universidad, mejores sueldos y subir su categoría profesional

Las condiciones son especialmente difíciles en plena pandemia de covid-19. Las profesionales, advierte el COIB, están doblando turnos y trabajando horas extraordinarias. En ellas recae la vacunación contra el coronavirus de la población. La situación daña psicológicamente al colectivo. El Programa Retorn del COIB, dedicado a la salud mental de las enfermeras, ha hecho en 2020 un total de 2.812 visitas de seguimiento, un 55% más que en 2019 habían, cuando había hecho 1.800.

"Somos el colectivo sanitario más numeroso [en Catalunya hay 48.346 enfermeras colegiadas] pero, aun así, faltan enfermeras. Cuantas más enfermeras, menos mortalidad, menos infecciones. Somos la columna vertebral del sistema de salud", ha reivindicado por su parte Paloma Amil, vocal de Ciutadania del COIB. El colegio pide también "más plazas de enfermeras para que puedan acceder a la universidad". El mes anterior en Catalunya solo 300 enfermeras estaban en paro. "La práctica totalidad de enfermeras están trabajando", insiste el COIB para reflejar la falta que hacen.

Condiciones laborales

Dado que los sueldos suelen ser bajos (dependiendo, no obstante del centro), el COIB reclama "revisarlos", así como hacerlo también con "los convenios públicos y privados". "La eventualidad mejoró en la pandemia, pero eso se tiene que mantener", ha dicho Galbany. "Y las enfermeras deberían tener la opción de promocionarse laboralmente. Muchas hacen posgrados, másters, otras carreras...", ha añadido.

Desde 2010, España perdió 5.200 enfermeras, las encargadas de cuidar al paciente y líderes de la vacunación

Noticias relacionadas

Este es uno de los problemas que arrastra la profesión enfermera. "Pese a que son graduadas académicas, ello no se ve reflejado en el sueldo. No cobran el complemento A1 que sí tienen otros grados universitarios. Nos siguen pagando como si fuéramos diplomadas en Enfermería. Enfermeras con diferentes especialidades no tienen su categoría real reflejada en el sueldo", ha denunciado Glòria Jodar, directora del Àrea de Coneixement i Desenvolupament Professional del COIB, quien reclama la subida del nivel profesional de las enfermeras.

La situación es preocupante a nivel estatal. Desde 2010, España perdió unas 5.200 enfermeras en todo el país (el COIB no dispone de cifras de las que perdió Catalunya) que no se han recuperado, denuncia este colegio profesional. A esta realidad se suman las jubilaciones de los últimos años y las que están por venir.