Evolución de la pandemia

Las ucis suman tres días consecutivos de descenso en Catalunya

  • El resto de indicadores siguen a la baja, salvo las muertes, que suman 98 en solo 24 horas

  • La variante británica, más contagiosa, copa ya 1 de cada seis nuevos contagios y amenaza con ser la dominante en dos o tres semanas

Un miembro del personal del hospital se prepara para tratar a un paciente de covid, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Sant Pau.

Un miembro del personal del hospital se prepara para tratar a un paciente de covid, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Sant Pau. / NACHO DOCE (REUTERS)

4
Se lee en minutos
Manuel Vilaseró
Manuel Vilaseró

Periodista

ver +

El pico de la tercera ola de la pandemia ha quedado atrás en los hospitales de Catalunya. No sólo en la ocupación de las camas de los centro sanitarios. También en las ucis, el punto débil del sistema. Este sábado hay 702 enfermos en estado crítico ingresados, 29 menos que los registrados el pasado miércoles y 16 menos que el día anterior. Son tres días consecutivos de caída que, ahora sí, consolidan la tendencia a la baja y dan un pequeño respiro a estas camas donde los pacientes se debaten entre la vida y la muerte. Los ingresados en los hospitales, caen a 2.517. Son 125 menos que el día anterior y unos 500 menos que el máximo alcanzado el 24 de enero.

La consellera de Salut, Alba Vergès, ha dado efectivamente por superado "el pico asistencial". "Pasamos primero el pico epidémico cumpliendo las proyecciones que teníamos, esto fue gracias al esfuerzo de toda la sociedad. Después del pico epidémico viene este pico asistencial. Estamos viendo una bajada lenta en la ocupación de camas de críticos por COVID, con la prudencia de que alguna vez podemos tener alguna pequeña subida, pero creemos que estamos en la senda de bajada", ha señalado este sábado.

La previsión es que la "muy tímida" tendencia de caída de ocupación de las ucis, en palabras de Josep Maria Argimon, el secretari de Salut Pública, prosiga en las próximas semanas. La situación óptima aún está muy lejos de alcanzarse. El mismo Argimon la situó en su día en los 300 ingresados en las ucis, un guarismo que ni siquiera llegó a alcanzarse cuando la segunda ola toco fondo.

El único indicador de la epidemia que se resiste a bajar aún es el de las muertes, 98 más han sido comunicadas en las últimas 24 horas, dos más que el día anterior. Siempre es el último en caer, cuando la curva va a la baja, pero debería empezar a hacerlo a lo largo de la próxima semana. 

La 'conselleria' asegura que tiene muy presente la amenaza que representa la expansión de la variante británica. Su presencia crece exponencialmente. Representa ya un 17% de los nuevos casos, según ha informado Vergès. Si la progresión es similar a la que tuvo en Gran Bretaña o Portugal, será dominante en Catalunya, con más de un 50% de los contagios, dentro de dos semanas o tres semanas, aunque Argimon ha vaticinado que es no ocurrirá en la tercera semana de marzo.

Cuando sea dominante, su influencia podría ralentizar el descenso de los contagios y acentuar la letalidad de los mismos mortalidad. Es más de un 50% más contagiosa que la variante que aún predomina y probablemente aumenta un 30% la gravedad de los casos.

La amenaza británica no ha evitado que se relajen las restricciones. El próximo lunes y durante dos semanas, el horario en que la hostelería puede servir se amplia una hora en cada una de las dos franjas horarias de apertura. Éstas quedan establecidas así: de las 7.30 horas a las 10.30 y de las 13 a las 16.30. También se cambia el cierre municipal por el comarcal, aunque por un error en la publicación del DOGC durante unas horas de este sábado la resolución de Salut se ha publicado sin incorporar esta modificación.

Argimon se ha curado en salud. "Tendremos que ver qué impacto tendrá" la relajación de las restricciones combinada con la aumento de la variante británica. Eso marcará el rumbo de las decisiones que tome el departamento en las próximas semanas.

Al margen de las muertes y la ocupación hospitalaria el resto de indicadores evolucionan bien. Según la página de datos covid del departamento de Salut, la velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) baja una centésima, situando el índice de transmisión en el 0,91, es decir, cada 100 contagiados infectan a una media de 91 personas, lo que indica un ligero decrecimiento de la epidemia. Por lo que respecta al índice de rebrote, sigue claramente en descenso y pasa de 478 a 457 en un día.

El número de nuevos contagios comunicados es de 2.913, una cifra aún alta como para empezar a pensar en la desescalada, más allá de la leve suavización de las restricciones prevista a partir del próximo lunes. La incidencia en 14 días también baja, pasando de 542,34 a 522,45 casos por 100.000 habitantes.

Catalunya ha administrado la vacuna contra el coronavirus a un total de 195.681 personas desde que empezó la campaña de vacunación, de las que 121.782 personas ya han recibido la segunda dosis. En las últimas 24 horas se han inoculado 15.852 vacunas.

Del total de personas vacunadas con la primera dosis, 143.255 han sido en la provincia de Barcelona, 16.450 en Girona, 13.824 en Lleida y 22.015 en Tarragona; y 52.003 del total de vacunados son personas usuarias de residencias catalanas.

Noticias relacionadas