LA AMENAZA DE LA B117

Sanidad alerta del "muy alto impacto" que puede tener la cepa británica del coronavirus en España

  • Un documento técnico del ministerio advierte que puede ocasionar un aumento de las hospitalizaciones y las muertes debido a su mayor contagiosidad y por la posible mayor gravedad de las infecciones

  • Los autores recomiendan "intensificar" las restricciones y otras medidas de control que están aplicando las comunidades autónomas

Sanitarios del Hospital de Bellvitge atienden a un ’paciente covid’ en la uci.

Sanitarios del Hospital de Bellvitge atienden a un ’paciente covid’ en la uci. / Enric Fontcuberta (EFE)

Se lee en minutos

Tras semanas de minimizar el peligro de la cepa británica del coronavirus para España, un documento técnico elaborado por el Ministerio de Sanidad alerta de que “el riesgo de diseminación en España se considera muy alto” y el “impacto”  que este produciría podría ser a su vez "muy alto", “ya que la variante puede ocasionar un aumento en la tasa de hospitalización y letalidad tanto por la mayor tasa de incidencia como por la aparente mayor gravedad”. Ante esta situación, el dictamen recomienda “aplicar las medidas de control no farmacológicas ya utilizadas para la contención del SARS-CoV-2 de forma intensificada”, es decir incrementar las restricciones que están aplicando actualmente las comunidades autónomas.

El documento resume las estudios conocidos hasta ahora y asume que la nueva variante es un 56% más infecciosa que las existentes en la actualidad, según determina una investigación aún en fase de prepublicación. Este hecho “puede condicionar una mayor incidencia de la enfermedad en los lugares donde circule y no se apliquen estrictamente las medidas de prevención de la infección”, señala el informe. También recuerda que las personas infectadas por esta variante, según estudios recientes, podrían, además, tener mayor riesgo de padecer una enfermedad grave, como anunció la pasada semana el primer ministro británico Boris Johnson.

Respecto a su expansión en España, los técnicos de Sanidad alertan de que ya está presente en España y que “en algunos lugares donde se han realizado estimaciones de incidencia, está aumentando muy rápidamente” en las últimas semanas. Hasta hoy las comunidades autónomas han comunicado 267 casos confirmados de esta variante: Madrid (59), Andalucía (45), Cantabria (29), Baleares (25), Comunidad Valenciana (25), Asturias (16), Murcia (15), Castilla-La Mancha (14), Castilla y León (9), País Vasco (9), Extremadura (7), Galicia (7), Navarra (6) y Cataluña (1).

Pero lo más importante es la estimación realizada por la Comunidad de Madrid a partir de los pruebas PRC que son capaces de discriminar entre esta variante y el resto. Con datos que ya avanzó el ejecutivo regional el viernes pasado, el informe recoge que "la penúltima semana del año pasado la proporción fue del 0,5% sobre del total de casos, en la segunda de enero alcanzó el 4% y en la pasada llegó al 9%". La previsión es que a finales de ésta pueda rondar el 20%.

Diversos especialistas venían alertando del grave riesgo potencial que podía significar para España la mutación detectada en el Reino Unido. La inquietud creció al comprobar que ya estaba en España y conocer que la única región que estaba haciendo un seguimiento exhaustivo daba cifras tan altas como un 13% de prevalencia.

Te puede interesar

El documento está firmado por Fernando Simón y su equipo del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, además de expertos externos entre los que figura los dos principales especialistas españoles en el seguimiento de la mutaciones víricas. Se trata de Iñaki Comas (Instituto de Biomedicina de Valencia) y Fernando González Candelas (Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana).

El único dato tranquilizador que aporta el informe es que no hay evidencia de que la B117 aumente la posibilidad de reinfectarse. La inmunidad natural no resultaría, por tanto, afectada.