Más ingresos que altas

Máxima presión sobre las 'ucis covid': Así es una mañana en el Hospital del Mar

Una sanitaria en la ’uci covid’ del Hospital del Mar de Barcelona, el 8 de enero.

Una sanitaria en la ’uci covid’ del Hospital del Mar de Barcelona, el 8 de enero. / JORDI COTRINA

  • El centro alerta de que todavía no se ve el efecto completo de la Navidad: esta semana llegarán los contagiados en Fin de Año

  • Los médicos advierten de que esta ola arranca con más ocupación hospitalaria que en octubre: el pico de la curva será mayor

4
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

La unidad de cuidados intensivos (uci) para pacientes con covid-19 del Hospital del Mar, en Barcelona, ya está teniendo más ingresos que altas. Lo mismo ocurre en el Hospital Vall d'Hebron, el más grande de Catalunya. El de Sant Pau, por su parte, aún no está viviendo esta situación. Fuentes del Clínic aseguran que, aunque la cifra de ingresos diarios es cambiante, "vienen curvas". "En los últimos días estamos ingresando a más pacientes que altas damos. El número de ingresos diarios es una cifra variable: un día ingresa uno, otro ninguno, pero al siguiente tres", explica el jefe de la uci del Mar, Joan Ramon Masclans. La situación, como meses atrás, vuelve a ser muy complicada, mucho más si se tiene en cuenta que las ucis aún no están viviendo los efectos completos de la Navidad. De momento, no se están desprogramando otras cirugías.

"Aunque es muy difícil saber cuándo se contagiaron los pacientes, probablemente ahora estamos viendo los que se infectaron alrededor del 24 o 25 de diciembre. Aún faltan por llegar los contagios producidos en Fin de Año, asintomáticos hasta el 8 de enero aproximadamente. Estos empezarán a ingresar esta semana que entra y un porcentaje de ellos empeorará y vendrá a intensivos a finales de semana y principios de la siguiente", señala Masclans. Esta unidad tenía, este domingo, 20 pacientes con covid. Además, había otros 81 en la planta convencional del hospital. "Estamos convencidos de que esta semana estaremos peor", añade Masclans con preocupación.

La uci de pacientes covid del Hospital del Mar de Barcelona, el viernes.

/ JORDI COTRINA

Una visita a esta uci da cuenta de la situación. Los enfermos, la mayoría inconscientes e intubados, tienen edades diferentes. Hay personas mayores, pero también jóvenes. "Los efectos de verdad de la Navidad [con el Fin de Año y Reyes incluidos] se notarán esta semana", apunta Desirée Ruiz, jefa de Enfermería de la uci del Mar. Es decir, lo peor está por venir.

Entre los pacientes de esta unidad se encuentra una mujer de Bangladesh de 38 años que ingresó el día 6 inmediatamente después de dar a luz. Le practicaron una cesárea urgente a las 40 semanas porque su estado de salud empeoró debido al covid-19. Ella está consciente, aunque aún debe recuperarse, y el bebé, sano y sin el virus, en casa. Este domingo, la mujer seguía en la uci.

Dos enfermeras atienden a un paciente con covid en la uci del Mar.

/ JORDI COTRINA

Hay un aspecto que preocupa especialmente a este médico, que habla sin ambages de una "tercera oleada": el punto de partida de este nuevo crecimiento de la pandemia. "La diferencia es que, en la segunda ola, partíamos de un número de pacientes hospitalizados mucho más bajo que ahora. Entonces había ciento y pico enfermos con covid en ucis; ahora hay más de 400 [458 este domingo en toda Catalunya y 2.356 en hospitales]", apunta. Está convencido de que el pico de esta tercera oleada será mayor que el de la segunda precisamente por eso, porque ahora se parte de una base con mayor ocupación hospitalaria.

Masclans confía en que las restricciones aprobadas recientemente en Catalunya surtan efecto, pero tampoco las tiene todas consigo. "Enero será complicado y febrero dependerá de cómo funcionen las medidas. Si no mejoramos lo suficiente y, aun así, abrimos las puertas, puede haber incluso una cuarta oleada", opina. Esta situación, destaca, "no se parará" hasta que haya una "inmunidad colectiva importante". Ahí entra en juego la vacuna. "Pero hay que darle tiempo. La vacuna es un hito importantísimo, pero no podemos vacunar a la vez a siete millones y medio de catalanes".

Enfermeras en la 'uci covid' del Mar.

/ JORDI COTRINA

La vacuna (o, más bien, las vacunas, porque hay ya dos autorizadas, la de Pfizer y Moderna, y otras en camino) es la luz al final del largo y oscuro túnel que es esta pandemia, la cual cumple ahora un año. Masclans ya se ha vacunado. De hecho, la campaña de inmunización del covid-19 entre los sanitarios está siendo un éxito. Este médico llama a la población a vacunarse también cuando le toque y a dejar de lado la desconfianza que en algunas personas produce el hecho de que el fármaco haya sido desarrollado en un tiempo récord.

Noticias relacionadas

"Esta vacuna no ha salido de la nada. Desde el SARS o el MERS [enfermedades producidas por otras variantes de coronavirus] ya había laboratorios que testaban vacunas. Es decir, había ya mucho trabajo de base hecho. Y, si a esto le sumas que esta pandemia es un problema planetario y que por ello se han puesto tantos fondos públicos y privados, la vacuna contra el covid-19 se ha acelerado mucho", explica. Aun así, pide a la gente seguir manteniendo la distancia social, la mascarilla, la higiene de manos y la ventilación. Porque esto, advierten los sanitarios, no acabará de un día para otro.

Enfermeras de la 'uci covid' del Mar descansando.

/ JORDI COTRINA