Esta Navidad

Sanitarios al frente del covid: "Pedimos un sacrificio de tres semanas"

El Hospital de Sant Pau, que recibe un ingreso diario en su uci, advierte de que la situación es "típica" de las preoleadas

Unidad de cuidados intensivos (ucis) con enfermos de coronavirus del Hospital de Sant Pau.

Unidad de cuidados intensivos (ucis) con enfermos de coronavirus del Hospital de Sant Pau. / Ferran Nadeu

Se lee en minutos

Una señora de 70 años que llegó al box 16 de las Urgencias del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona). Esta fue la primera paciente con covid-19 que entró en la unidad de cuidados intensivos (uci) del centro y que atendió Mar Vega, supervisora de las enfermeras en la uci. Era finales de febrero o principios de marzo, la sanitaria no lo recuerda bien. "Llegó un poquito ahogada. Era sospechosa de covid-19, pero entonces las pruebas se mandaban hacer en otros hospitales, no era como ahora. Los protocolos cambiaban de minuto a minuto", explica Vega.

Aquella paciente fue la primera de muchísimos otros que vendrían después. Vega recuerda su rostro, pero no si la paciente logró sobrevivir: son las secuelas del trabajo obstinado que los sanitarios llevan meses realizando al frente de la pandemia. "Estamos agotados", asegura esta enfermera.

Sanitarios en la uci del covid del Hospital de Sant Pau.

Entonces la sociedad vivía la primera oleada del covid-19. Nueve meses después está ya en la tercera. Cada día mueren en España por coronavirus un número de personas equivalente a si se estrellara diariamente un avión, según denunciaron los cuatro hospitales principales de Barcelona en un manifiesto. En esta tesitura, los sanitarios asisten atónitos al debate social sobre si deben celebrarse o no las Navidades este año, porque para ellos la respuesta es obvia: no.

"Yo no voy a celebrar la Navidad. Estaré en casa con mi marido y mis dos hijos, mi grupo burbuja. No como con mis padres desde marzo, los he ido viendo en espacios al aire libre y con distancia". Vega reconoce que siente "rabia" con el comportamiento de determinados ciudadanos que le han perdido el "miedo" al virus. Además, lamenta que la sociedad se haya "inmunizado" a tantas muertes diarias por covid. "Esto no depende solo de los sanitarios", advierte. Y llama a la población a que asuma su parte de responsabilidad y compromiso en esta descomunal crisis sanitaria. "Solo os pedimos un sacrificio de tres semanas".

Un enfermo con covid en la uci de Sant Pau.

/ Ferran Nadeu

El Hospital de Sant Pau tiene, este lunes, 14 pacientes con covid-19 ingresados en la uci. En total, hay 30 enfermos (entre covid y no covid) en estas unidades del centro. Pero, además, hay otra treintena con coronavirus ingresada en la planta de hospitalización. "Muchos ciudadanos deberían darse un paseo por aquí para entender qué es esto", comenta Vega. Porque un paseo por la unidad permite ver a enfermos muy graves, la mayoría inconscientes, muchos intubados. Otros semiinconscientes, con la mirada perdida, sin apenas poderse mover. Hay quienes, aun en su estado, intentan hacer fisioterapia para volver a hacer algo tan sencillo como levantar un palmo una pierna. De fondo siempre, el pitido de los monitores.

Aumento constante

Sant Pau, como el resto de centros, está experimentando en los últimos días un incremento de enfermos graves con covid en su uci. Sant Pau está ingresando, por día, a un paciente muy grave a través de sus Urgencias. Pero el problema es que el tiempo medio de estancia en una uci es de unos 15 días (entre 10 y 21).

La presión asistencial en los hospitales está creciendo. "Este incremento de pacientes es típico de las preoleadas", advierte el director de Medicina Intensiva de Sant Pau, Jordi Mancebo. Cree que la tercera oleada de la pandemia de coronavirus, cuando la sociedad aún no se ha recuperado de la segunda, está al caer. Podría entrar de lleno en los próximos días. Y, cuando llegue, lo hará con un personal sanitario cansado física e intelectualmente, insiste también él. "El sistema ya está extremadamente tensionado. A partir de la semana próxima, las cosas se pueden poner muy mal si se mantiene el ritmo de pacientes que van entrando al hospital", expresa este internista.

La uci de pacientes covid de Sant Pau.

/ Ferran Nadeu

A Mancebo le preocupa que esta oleada sea peor que la segunda porque la de octubre arrancó con 40 pacientes en ucis en toda Catalunya. Pero este lunes, a las puertas de la tercera, hay 366 enfermos graves en todo el territorio. Las ucis de toda Catalunya están ya ocupadas al 80%, según ha dicho este mediodía la 'consellera' de Salut, Alba Vergés.

Noticias relacionadas

"La situación de base es muy mala", dice. El paciente más antiguo de la uci de Sant Pau lleva ingresado en ella 70 días. Eso son más de dos meses. Los planes de contingencia (el aumento de camas) están preparados porque es una "posibilidad" que haya que utilizarlos. Según Mancebo, el sistema podría "llegar a colapsar" si los casos continúan subiendo como los modelos predicen.

"El comportamiento social nos preocupa, sí, pero los médicos no podemos hacer más que recomendaciones. Sobre todo, que nos digan que no hemos avisado. El consejo es que la gente o no se mueva o se mueva única y exclusivamente para las acciones que son imprescindibles", zanja este médico.