Segunda oleada de coronavirus

Salut desaconseja los test de farmacias como "pasaporte" para reuniones familiares

  • La 'conselleria' advierte de que "se está ralentizando" el descenso de la presión asistencial
  • Catalunya supedita la celebración de la Navidad a la evolución de los datos epidemiológicos
Cribado poblacional en el Recinto Modernista del Hospital de Sant Pau de Barcelona, el 1 de diciembre.

Cribado poblacional en el Recinto Modernista del Hospital de Sant Pau de Barcelona, el 1 de diciembre. / David Oller (Europa Press)

Se lee en minutos

La Conselleria de Salut de Catalunya ha desaconsejado el uso, como pasaporte familiar, de los test covid que este lunes se han empezado a repartir las farmacias. Las autoridades sanitarias catalanas consideran que este tipo de pruebas no deben ser tomadas como garantía, en caso de que el resultado sea negativo, para poderse reunir en Navidad con familiares y allegados del colectivo vulnerable, especialmente gente mayor. "Por ahora, desde el sistema público de Salut, no podemos recomendar su utilización [ni la de los antígenos] indiscriminada como pasaporte para ir a una comida de Navidad", ha advertido el secretario general de Salut, Marc Ramentol.

En Catalunya, las boticas comenzarán a vender esta semana test PCR de automuestra, unas pruebas diagnósticas con una eficacia cuestionable en caso de resultados negativos. Ramentol ha matizado que las farmacias no pueden vender pruebas de antígenos (cuyo resultado, en caso de ser positivo, debe confirmarse siempre con una PCR) sin la aprobación estatal, que queda fuera de sus competencias. Además, ha precisado que los antígenos son útiles, pero que se deben utilizar bien, no solo a la hora de tomar la muestra, sino también sobre cuándo se pueden utilizar.

Este lunes es el primero de la prórroga de 15 días del tramo 1 de la desescalada, cuyo avance se paralizó la semana pasada por el empeoramiento de la pandemia en Catalunya. La velocidad de transmisión (o Rt) se ha situado este lunes en los 0,99 puntos, como el domingo.

"Se está ralentizando también la bajada de la presión asistencial", ha advertido el secretario general de Salut, quien ha destacado dos "grandes estrategias" del departamento que dirige Alba Vergés: por un lado, los cribados masivos para "buscar nuevos casos" y, por otro, el "refuerzo del rastreo" con 499 profesionales más en esta segunda oleada. También ha explicado que el cumplimiento de las cuarentenas está aumentando: si antes la respetaba el 60% de la población, ahora lo hace un 74%.

Según el director de la unidad de seguimiento del covid-19 de Catalunya, Jacobo Mendioroz, la situación de la pandemia es "estable", pese a que la Rt se acerca al umbral de 1. "De aquí al viernes, comenzaremos a ver realmente el efecto de la apertura de las actividades, hay un cambio importante o no en los contagios", ha dicho Mendioroz. Según él, gracias al esfuerzo, se está llegando al final del "trazado de los casos", que permitirá hacer análisis más precisos de dónde se originan los brotes.

Te puede interesar

Con estos datos en la mano, Salut considera que la situación epidemiológica en Catalunya está estabilizada, aunque permanece a la expectativa del impacto que la reapertura de la restauración y la cultura y el incremento de la interacción social tendrán en los datos de esta semana. En las últimas 24 horas, se han sumado 595 nuevos positivos y el riesgo de rebrote ha bajado 5 cinco puntos, hasta los 200. Los hospitalizados han llegado a 1.590 personas, 75 más que el domingo, de los que 395 están en ucis, seis más que la víspera, y se reportan 25 fallecimientos más. Nueve meses después de la primera víctima mortal oficial de la covid-19 en Catalunya, una mujer de 87 años con patologías previas que falleció el 6 de marzo en el Hospital de Can Ruti de Badalona (Barcelona), la comunidad ha registrado 16.177 muertes a causa del coronavirus. 

"Ahora, la situación es de estabilidad. Han pasado 10 días desde que aumentó la actividad y el impacto se empieza a notar a los 10-14 días del levantamiento de las restricciones. De aquí al viernes empezaremos a ver realmente el efecto de la reapertura y si hay un cambio importante en la tendencia de la velocidad de contagio y el numero de positivos", ha apuntado Mendioroz.