AFECTADOS POR EL COVID

"La incertidumbre le hizo dar un pasito más allá"

Una mujer cuyo hermano intentó suicidarse en el confinamiento explica su historia a EL PERIÓDICO

"La incertidumbre le hizo dar un pasito más allá"
Se lee en minutos

Ella habla desde el dolor para contar lo que le ocurrió a un hermano suyo, de 34 años, durante el confinamiento. Pide mantener su completo anonimato. Él pasó la cuarentena solo en su casa, donde vive en condiciones "regulares". "Tampoco ha sido nunca la persona más optimista", dice ella. Él un día llamó únicamente para anunciar que se iba a suicidar, para despedirse. Apagó el teléfono y se borró de las redes sociales.

Fue solo una amenaza, pero también "un sustazo". "Durante dos o tres días no hubo manera de contactarlo. No sabíamos si estaba bien o mal", cuenta ella a EL PERIÓDICO. Es una usuaria de la Associació Catalana de Prevenció del Suïcidi (652 873 826), que atiende a familiares y amigos de personas que, o bien han verbalizado la opción de quitarse la vida, o bien lo han intentado.

Un familiar logró, finalmente, contactar con su hermano. Para eso tuvo que saltarse el confinamiento y llegar hasta su casa, ya que ambos vivían en provincias diferentes. Por suerte, estaba bien. "Mi hermano no llegó a intentarlo. Ya le habíamos escuchado alguna vez eso de que se tendría que quitar de en medio, pero no lo tomábamos en serio. Esto fue más serio. Aunque no haya sido un intento sí, ha sido un paso. La incertidumbre: eso fue la estocada para que diera un pasito más allá", cuenta ella.

Te puede interesar

Ahora su hermano está mejor. "Va haciendo", dice ella. Aunque él tiene "ansiedad", sobre todo en el ámbito laboral. Trabaja en centros cívicos, muchos de los cuales siguen cerrados. La pandemia y todas las restricciones no ayudan a nadie, pero menos a quienes ya arrastraban problemas de antes.

Ella agradece el apoyo recibido en la Associació Catalana de Prevenció del Suïcidi. A menudo, comunicarse con personas que están pasando un fuerte bache emocional es "un muro muy gordo". "Los acercamientos los pueden interpretar como un ataque", explica. Reconoce que, sin las pautas que le dieron en esta entidad, veía "complicado" acercarse a su hermano. "Hay que comunicarse con mucha comprensión, que no se sientan juzgados, nunca. Y con mucho tacto. Es difícil, sí. Un campo de minas", concluye.