SEGUNDA OLEADA

Más de la mitad de las ucis catalanas están ya ocupadas por el covid

La desprogramación masiva de actividad se producirá si se alcanzan los 600 enfermos graves y ya hay 447

Salut alerta de la falta de profesionales para gestionar los equipos críticos

La uci del Hospital Clínic de Barcelona, la semana pasada.

La uci del Hospital Clínic de Barcelona, la semana pasada. / MANU MITRU

Se lee en minutos

El 52% de los pacientes que ocupan ya las unidades de cuidados intensivos (ucis) de toda Catalunya tienen covid-19. Son un total de 447 del total de 887. Este porcentaje, que era del 40% el viernes de la semana pasada y del 46% el martes, ha subido 12 puntos en apenas ocho días, lo que indica la progresión del virus entre la población.

Catalunya vuelve a tener en sus ucis más pacientes con coronavirus que sin él, según cifras hechas públicas por la Conselleria de Salut este viernes, día en que se han registrado un total de 5.596 nuevos contagios y 34 muertos. Desde el inicio de la pandemia, en Catalunya se han contagiado 227.984 personas y han perdido la vida otras 14.008.

Hay un dato mínimamente optimista y que debe ser entendido con prudencia: aunque la pandemia sigue creciendo, lo hace ya a menor ritmo. Así lo indica el índice de reproducción (o Rt, que indica la velocidad a la que se expande el virus), el cual ha bajado este viernes a 1,29. El decrecimiento de los datos de la pandemia se observa en casi todas las regiones, excepto en Terres de l'Ebre, donde crecen los contagios, probablemente debido a los cribados masivos que se han hecho en escuelas e industrias en las últimas semanas, según Salut.

"Se está ralentizando el ritmo de contagios que llevábamos. Las medidas [el cierre de la restauración, cultura y gimnasios, el toque de queda y el confinamiento perimetral] parece que están teniendo un cierto efecto, pero estamos a un nivel de casos diarios preocupante", ha dicho en rueda de prensa el coordinador de la Unidad de Seguimiento del Covid-19 en Catalunya, Jacobo Mendioroz.

Si las medidas no funcionan, el Govern pediría un confinamiento domiciliario

Junto a él, el secretario general de Salut, Marc Ramentol, ha precisado que esta desaceleración no está teniendo aún efectos en la red asistencial, pues los ingresos en planta y en ucis "continúan aumentando". "A día de hoy no estamos notando aún una disminución de la presión asistencial derivada de las medidas tomadas el 16 de octubre", ha asegurado Ramentol. Las ucis están ya a un 87% de su capacidad. 

Los pacientes con covid-19 que acuden a las urgencias hospitalarias son ya el 13%, porcentaje que asciende al 20% en el caso de la atención primaria. También están subiendo las consultas por sospechas de coronavirus en los CAP. Aunque ahora se está experimentando una desaceleración del crecimiento, si la subida "vuelve a repuntar", Catalunya estaría abocada a "medidas más duras", ha dicho Mendioroz. Es decir, a un confinamiento domiciliario.

Situación "grave"

"La situación es lo suficientemente grave como para no bajar la guardia. Ahora mismo la posibilidad de un contagio en el ámbito comunitario es muy alto", ha destacado Mendioroz, quien ha insistido en que "el control de esta enfermedad no pasa por hacer tests, sino por que cada uno evite contagiarse". Y también ha recordado que la curva de contagios refleja el "comportamiento" de la ciudadanía.

Los hospitales catalanes tienen "capacidad de crecimiento", en palabras de Ramentol, pero el Govern no quiere "volver a pagar ese peaje". "El problema serán las manos, la falta de profesionales, para gestionar los equipos críticos, algo que podría ser extensivo al resto de niveles asistenciales", ha subrayado el secretario general de Salut. La Generalitat ya está en disposición de contratar a estudiantes del último curso de Medicina y Enfermería para reforzar la sanidad.

La desescalada de las restricciones comenzará cuando se relaje la presión asistencial 

El sistema sanitario no está viviendo, en estos momentos, una "desprogramación masiva" de la actividad no covid, pese a que hay centros que sí están "realizando ajustes". En todo caso, la situación es de "riesgo". "Tener a más de 600 pacientes en ucis nos abocaría a un escenario de desprogramación. Aunque a partir de 450 [y en la actualidad hay 447] hay riesgo de interferencia", ha advertido Ramentol. 

Te puede interesar

¿Cuándo comenzará la desescalada de las restricciones? Es la pregunta que la población, cada vez más cansada, más se hace. Los expertos no se fijan un plazo, pero Ramentol ha explicado que se iniciará cuando haya una "relajación de la presión asistencial" y cuando Catalunya llegue al "pico de contagios". "Este verano oscilábamos en 1.500 casos diarios, eran muchos, pero no comprometíamos el sistema sanitario", ha añadido.

Los expertos sanitarios tienen la esperanza de que las medidas, sumadas a la responsabilidad individual, funcionarán. "El confinamiento domiciliario es la última de las medidas. Genera un daño social y económico. No la descartamos, pero no tiene que ser el primer instrumento que pongamos encima de la mesa", ha precisado Mendioroz.