30 nov 2020

Ir a contenido

SEGUNDA OLEADA DE COVID-19

La avalancha de nuevos contagios pone a los centros de salud contra las cuerdas

La atención primaria de Catalunya pide espacios anexos ante las "aglomeraciones" de las salas de espera

Salut y el Ayuntamiento de Barcelona estudian ceder los 'casales' donde se realiza la campaña de la gripe

Beatriz Pérez

Sala de espera del CAP Masdevall, en Figueres, el pasado viernes.

Sala de espera del CAP Masdevall, en Figueres, el pasado viernes. / EUROPA PRESS / GLORIA SÁNCHEZ

En los últimos 15 días, el número de contagios de coronavirus en Catalunya ha subido un 58%, pasando de 9.543 casos acumulados confirmados por PCR a los 15.085 de este lunes, según las cifras publicadas diariamente por la Conselleria de Salut. Pero si la comparativa se hace con los datos de hace un mes, cuando había 6.871 contagios acumulados, supone una subida del 119,54%. 

Los centros de atención primaria (CAP), que desde hace meses actúan como diques de contención de esta segunda oleada de covid-19 y que tampoco han dejado de atender a pacientes con otras patologías, buscan urgentemente nuevos espacios alternativos donde hacerles la PCR a los casos sospechosos del virus y a sus contactos estrechos. Los médicos de cabecera advierten: las aglomeraciones de pacientes en las salas de espera, que son lugares cerrados con una mala ventilación, aumentan el riesgo de contagio. Un pez que se muerde la cola.

La Conselleria de Salut trabaja ya en habilitar espacios anexos a aquellos CAP que tengan más problemas. Fuentes del departamento y del Ayuntamiento de Barcelona también barajan utilizar los espacios municipales habilitados para la campaña de vacunación de la gripe como futuros enclaves para realizar las pruebas PCR, aunque de momento no hay nada cerrado. 

Carga asistencial

"La carga asistencial es tan alta, que necesitamos espacios alternativos. Cada vez son más y más los pacientes que vienen a hacerse la PCR. Sin olvidarnos de que también asumimos los pacientes no covid", explica Antoni Sisó, presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic). Los contagios de coronavirus aumentan a marchas forzadas y, con ellos, las pruebas PCR.

El CAP Les Corts (Barcelona), donde trabaja Sisó, hizo 318 PCR la semana del 5 al 11 de octubre. La semana siguiente, 591: un 85% más. "Hay un peligro real de que se produzcan aglomeraciones. Necesitamos más espacios. Hay CAP con poca superficie y una mala ventilación, y se están promoviendo aglomeraciones en las salas de espera", añade.

El CAP Les Corts realizó la semana pasada un 85% más de PCR que la anterior

Según Sisó, esta problemática se da, sobre todo, en la atención primaria de Barcelona. De hecho, han sido directivos de diferentes CAP del área litoral de la capital catalana los que han comenzado a promover, en los últimos días, una campaña en Twitter con el 'hashtag' #SOSAtencióPrimària, la cual denuncia la falta de espacio de muchos centros de salud. 

Una de ellas es Anna Romagosa, directora del CAP Raval Nord, uno de los que más limitaciones arrastra en sus infraestructuras. "Estamos colapsados y debemos buscar la manera de seguir atendiendo a los pacientes covid y al resto de pacientes con patologías crónicas. Por eso necesitamos más espacios y más personal", cuenta Romagosa. Según ella, la plantilla de enfermería se reforzó "un poco", pero no así la de médicos, porque "no se encuentran".

El CAP Raval Nord pide "sacar" los contactos de los casos positivos "fuera" de los centros de salud y centralizarlos en un único espacio por distrito. "Y, si resultan positivos, retornarlos al CAP". Fuentes de Salut aseguran que la 'conselleria' estudia la "necesidad" de encontrar "diferentes espacios" para "centralizar" las pruebas PCR "a nivel de distritos". 

Demasiado papeleo

En plena pandemia, la atención primaria también clama contra la burocratización. "Los contactos de los casos positivos dan mucho trabajo. Implican muchas bajas que hacemos nosotros. Ayudaría que el paciente pudiera hacer una declaración jurada. Es mucha burocracia que nos llena las consultas e impide realizar otras cosas", explica Romagosa. Además pide que las personas, con otras patologías, que necesiten una baja de menos de dos días también puedan hacer una declaración jurada. 

Los médicos denuncian la "burocracia" que requieren los contactos de los casos positivos de covid-19

"Muchos CAP de Barcelona son pequeños. El del Besòs tiene ahora 20 años, pero ya nació pequeño, faltaba espacio. Y ahora nos encontramos con que tenemos falta de espacio para todo", señala Meritxell Sànchez, médica de familia del CAP Besòs. "De la misma manera que se han buscado espacios para vacunar de la gripe [este centro la realiza en el 'casal d'avis' del barrio], debería haber otros para las PCR. Queremos más personal y más espacio. Las pruebas PCR pueden realizarlas auxiliares de enfermería o incluso administrativos", dice.

Al lado del CAP Besòs se encuentra el antiguo cine Pere IV. "La idea, desde el Consorci Sanitari de Barcelona (CSB), es ceder una parte para el CAP. Tener más superficie nos permitiría evitar las aglomeraciones y trabajar más profesionales a la vez en un mismo sitio", defiende.