campaña anual

La vacuna de la gripe la dispensará Salut y no en farmacias

Las boticas no han recibido dosis, ya que las centralizan las administraciones

Los farmacéuticos están recibiendo consultas de clientes interesados por adquirir el fármaco

Vacunación contra la gripe en el CAP de la calle Montalegre, en Barcelona.

Vacunación contra la gripe en el CAP de la calle Montalegre, en Barcelona. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos

Oriol Lara / Andrea Santos

Las farmacias catalanas no dispensarán la vacuna de la gripe, que empezará a administrarse a partir del próximo 15 de octubre, pese a que en campañas anteriores sí era posible adquirir el fármaco en estos establecimientos de manera particular. Tanto el Ministerio de Sanidad como las comunidades autónomas han realizado compras centralizadas de las dosis, lo que ha dejado fuera a las oficinas de farmacia. En total, está previsto que se administren en torno a 13 millones de dosis. De ellas, 8,5 millones se distribuirán entre las autonomías para sus planes de vacunación y Sanidad se quedará con otros cinco millones como reserva.

Esta adquisición extraordinaria ha dejado sin opción a compra a las 22.000 farmacias de toda España, ha informado el diario 'ABC'. El Consejo General de Farmacéuticos negocia con los cuatro laboratorios que suministran la vacuna de la gripe en España y las boticas se defienden como pueden ante el alud de peticiones y consultas que están recibiendo ya. 

Atemorizados por el covid-19, el miedo y la incertidumbre sobre los parecidos entre síntomas de ambas enfermedades han hecho que la población, especialmente personas de colectivos de riesgo, se muestre más precavida este año que nunca. Según los responsables de las farmacias, ya hay gente que está pidiendo remedios para la temporada de gripe y se muestran preocupados ante la falta de información por parte de Salut.

En equipamientos fuera del CAP

Te puede interesar

La vacuna será accesible en los centros de salud, que este año, para evitar posibles contagios, van a administrarla  en otros equipamientos municipales o centros cívicos para evitar posibles colapsos. Las primeras dosis que se repartan serán dirigidas a grupos más vulnerables como son gente mayor de 65 años y sanitarios. Además, se ampliará el foco para llegar al máximo de población posible para evitar un posible colapso del sistema sanitario. El objetivo, aseguran fuentes de la Conselleria de Salut, es "separar bien los dos circuitos" (esto es, el covid del no covid) y "buscar espacios alternativos".

La incidencia que tendrá este año la gripe convencional es, como cada invierno, una duda, pero todo apunta a que el uso generalizado de las mascarillas por parte de la población podría contribuir a que los contagios sean inferiores respecto a otros años. "Hemos visto que este año el virus de la gripe ha sido un poco más benévolo, porque la gente ha estado confinada y porque ha usado mascarilla, lo que limita la transmisión de varios grupos respiratorios", explicaba recientemente a este diario Iván Sanz, responsable científico y de vigilancia virológica del Centro Nacional de Gripe de Valladolid.