21 oct 2020

Ir a contenido

PANDEMIA DE COVID-19

El 24% de los médicos de Catalunya han pensado en abandonar la profesión

Un informe revela el impacto del coronavirus en la salud física y emocional de los facultativos

El 42% de ellos se sienten menos preparados para una segunda oleada y los más afectados son los de primaria

El Periódico

Médicos y enfermeras reciben el aplauso de la gente frente al Hospital Clínic.

Médicos y enfermeras reciben el aplauso de la gente frente al Hospital Clínic. / GIAN MARCO BENEDETTO / CONTACTO

El 24% de los médicos catalanes se han planteado abandonar la profesión debido al impacto que la pandemia de covid-19 ha tenido en su salud física y emocional. De este 24%, un 2% lo ha considerado seriamente. Así lo revela un informe elaborado por Fundació Galatea, el Col·legi de Metges de Barcelona (COMB) y las profesoras Núria Mas (IESE Business School) y Judit Vall (Instut d’Economia de Barcelona, de la UB) y presentado hoy. 

Los resultados provisionales de este informe, que cuenta con una muestra de 1.648 encuestas, señalan que un 31,7% de los médicos de primaria se han planteado abandonar la profesión. Además, el estudio también indica que el 42% de los profesionales se sienten más cansados ​y menos preparados para una segunda ola de coronavirus (la cual ya está teniendo lugar) y que afrontan con más pesimismo en los próximos meses.

Pese a estos datos, el presidente del COMB, Jaume Padrós, ha destacado que el grueso del colectivo mantiene un firme compromiso con la profesión y con los pacientes, a pesar de las experiencias vividas desde el estallido de la pandemia.
El informe también constata el empeoramiento de la salud física y mental de los médicos a partir de diversos indicadores, como la frecuencia con la que experimentan agotamiento físico y emocional, cefaleas, dolor de estómago o dolor de espalda; así como la capacidad para afrontar los problemas. 

El informe compara los valores de antes, durante la primera oleada del covid-19, y durante el verano. Y en esta comparativa se observa que el cansancio se triplicó durante los meses de marzo y mayo, y sigue superior al nivel inicial, según ha expuesto Núria Mas. También detecta que hay determinados colectivos que muestran peores indicadores de salud, como los médicos que trabajan en la atención primaria, aquellos que trabajaron en una unidad de cuidados intensivos (uci), en servicios de urgencias o los que se decidieron autoconfinar durante los meses más duros de la pandemia para proteger sus familiares.

Atención primaria

El planteamiento de abandonar la profesión ha sido más frecuente entre los médicos de cabecera. Un 31,7% de lo han considerado en algún momento, muy por encima del 21,3% de sus compañeros de los hospitales y del 22,2% de otros ámbitos. El 48,4% de los médicos de atención primaria también se sienten menos preparados de cara a hacer frente a lo que queda de pandemia, frente al 44,5% de los profesionales de hospitales y el 34,8% de otros ámbitos.

Uno de los aspectos más positivos del estudio, según las investigadoras, es el papel de los equipos como elementos protectores de la salud y del bienestar de los médicos y médicas. Así, los profesionales que trabajan en equipos donde se comparten objetivos y donde existe un "sentimiento de pertenencia" reportan mejores indicadores de salud física y emocional que el resto, según ha señalado Judit Vall.

Estos profesionales se enfrentan a menos conflictos éticos y menos estrés en su actividad diaria, ya que las decisiones y los problemas se afrontan de manera compartida. Según la encuesta, hasta un 31,2% de los profesionales que no cuentan con el apoyo de un "equipo protector" afirman que se enfrentan a conflictos éticos con frecuencia, un porcentaje que baja hasta el 24,5% entre los profesionales que se sienten integrados y apoyados por un equipo.

Padrós expuso algunas recomendaciones que hace el informe, principalmente la de "cuidar aquellos que nos cuidan", lo que considera que es un elemento clave para garantizar una buena asistencia al ciudadano. En concreto, el informe pide reformar el actual sistema de salud para garantizar la protección de la salud de los profesionales y reducir al máximo factores de riesgo favorecidos por el propio sistema.

Muertes

Además, según el COMB, en Catalunya han fallecido 14 médicos debido al covid-19 desde el inicio de la pandemia de coronavirus. En Catalunya han muerto ya 13.437 personas por coronavirus.