25 oct 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

Los expertos esperan que España tenga menos infecciones de gripe este año

La experiencia en el hemisferio sur indica que la mascarilla protege de más enfermedades que el covid-19

Beatriz Pérez

La vacuna de la gripe.

La vacuna de la gripe. / JOAN CORTADELLAS

¿Cómo será este año el virus de la gripe, que muta cada año? ¿Más agresivo o menos? Ni los expertos saben responder a esa pregunta. "Nunca sabemos qué va a pasar, pero este año menos. Depende de muchos factores, como el clima o el comportamiento de la gente", responde el virólogo Iván Sanz, responsable científico y de vigilancia virológica del Centro Nacional de Gripe de Valladolid.

Sanz mira hacia el hemisferio sur, que ya ha pasado el invierno y que, por tanto, es un buen indicador de lo que "podría pasar aquí". "Hemos visto que este año el virus de la gripe ha sido un poco más benévolo, porque la gente ha estado confinada y porque ha usado mascarilla, lo que limita la transmisión de varios grupos respiratorios", explica. Según él, en el sur "se ha visto una reducción bastante grande" del virus. "En Sudáfrica, la transmisión ha sido nula", asegura.

En el hemisferio norte, la vacuna de la gripe comienza a fabricarse en febrero; la Organización Mundial de la Salud (OMS) decide las cepas del virus que llevará la vacuna en función de lo que se prevé. Todas son diferentes a las del año pasado. Las dos vacunas trivalentes de este año incluyen, la primera, una cepa A de Guangdong-Maonan, otra A de Hong Kong y una C de Washington. La segunda, una cepa A de Hawai, una cepa A de Hong Kong y una cepa B de Washington.

Por su parte la vacuna antigripal tetravalente lleva, además de las cepas incluidas en las trivalentes, la cepa B de Phuket. La diferencia entre ambas vacunas es el número de cepas que lleva. La tetravalente, al llevar más cepas, da "más seguridad" porque, según Sanz, "circule el virus de gripe que circule, te vas a asegurar de que te va a proteger frente a todos". Por eso la tetravalente está ganando cada vez "más adeptos".

Muta más que el coronavirus

El virus de la gripe es similar al del coronavirus, pero muta "entre cinco y 10 veces" más que el coronavirus. "Por su naturaleza, se equivoca mucho a la hora de duplicar su material genético y sus enzimas no saben corregir los errores. Esto es malo para la humanidad, no para el virus", cuenta este virólogo.

Por eso con frecuencia se yerra sobre qué cepas del virus deben llevar las vacunas anuales y, por eso, no siempre estas son igual de efectivas. "No quiere decir que el virus de la gripe sea más virulento, sino que es más difícil dar con una vacuna y hay que adaptarla cada año", añade. Y recuerda que el hecho de que el coronavirus no mute tanto es una "muy buena noticia" en la lucha contra el covid-19. "Además, es muy probable que los anticuerpos [del coronavirus] duren mucho más tiempo".

España prevé que este año se vacune contra la gripe mucha más gente. En Australia, según el Centro Nacional de la Gripe de Valladolid, subió el porcentaje en torno a un 25%. Además, se han registrado casos de personas que han tenido, a la vez, covid-19 y gripe. "Infectarse de las dos cosas a la vez es posible. Ya hay artículos publicados, sobre todo en personas del hemisferio sur. ¿Es más grave? En algunos casos, se da una mayor gravedad. Pero en otros no", cuenta Sanz.

A diferencia de en España (donde la vacunación está dirigida a los grupos de riesgo como mayores de 65 años, personas con alguna enfermedad crónica o sanitarios), en países como Estados Unidos y Canadá la vacunación de la gripe es universal ya que allí se considera que "todo el mundo es de riesgo". Para Sanz es la mejor opción. "Yo apoyo esta idea. Porque si tú estás en contacto con personas mayores también eres una persona de riesgo", justifica.