22 oct 2020

Ir a contenido

DIFERENCIAS EN LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Las autonomías afrontan la segunda ola con más restricciones salvo en Madrid

Sanidad registra otro récord de casos: 9.779 notificados y 3.829 diagnosticados en las últimas 24 horas

Canarias y Baleares reaccionan al aumento con limitaciones a la hostelería y a los actos públicos

Manuel Vilaseró

Las autonomías afrontan la segunda ola con más restricciones salvo en Madrid

JOSÉ LUIS ROCA

Varias comunidades autónomas anunciaron ayer nuevas restricciones ante el aumento de imparable de los contagios. Con la excepción de Madrid. Pese a haberse convertido desde hace semanas en el epicentro de la segunda ola de la pandemia, sigue sin tomar las “medidas drásticas” que le requirieron Fernando Simón y varios expertos a lo largo de la pasada semana.

Los datos suministrados ayer por Sanidad son los peores de la segunda ola: 9.779 nuevos casos notificados, 3.829 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Récord sobre récord, porque el día anterior se registraron las segundas cifras más altas.

Baleares, la cuarta peor

Ante este alud, las comunidades optan por diversas vías. Baleares, una de las que mejor salió del confinamiento, es ahora la cuarta peor situada tanto en la incidencia de casos diagnosticados (249 por 100.000 habitantes) como la ocupación de camas hospitalarias (9%).

Ante esta situación, el Ejecutivo balear se ha sumado a las comunidades que ya restringen la actividad hostelera.  Los bares y restaurantes con capacidad de hasta 50 personas han visto limitado su aforo a un 75% y el resto a un 50%. Las bodas y velatorios también se han limitado, se han cerrado las casas de citas y las reuniones familiares tendrán un tope de 10 personas.

Canarias va más allá

Canarias ha ido más allá. Ese límite de las 10 personas afectará  durante los próximos 15 días a cualquier tipo de acto o evento, ya sea deportivo, religioso, social, cultural. Los que rebasen esa cifra han sido todos suspendidos en lo que denominan “zonas calientes”, aquellas que superan la incidencia de 100 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

El contrajemplo de Canarias y Baleares es Madrid. Encabeza ya casi todos los indicadores negativos. Según los datos del Ministerio de Sanidad su incidencia a 14 días ha subido a 404 casos y pasó ayer por vez primera por delante de Aragón, que tras las drásticas medidas impuestas está consiguiendo doblegar la segunda curva. En presión  hospitalaria Madrid le dio también ayer el sorpasso a Aragón, con un 14% de ocupación de camas. 

Con algunos barrios de la capital y varias poblaciones donde la incidencia supera los 1.200 diagnósticos, el único que ha dado ha dado un tímido paso al frente es el alcalde José Luis Martínez Almeida, que el jueves anunció el cierre de las piscinas municipales y de los parques por las noches, algo que algunos expertos han cuestionado. Al aire libre es donde menos contagios se dan.

Manda la economía

Aunque Simón adelantó el pasado jueves que la Comunidad tiene sobre la mesa la adopción de nuevas medidas, lo cierto es que no llegan. El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, señaló el pasado miércoles que cualquier medida hay que meditarla muy bien “porque resultan afectadas social y económicamente miles de familias”. Se ha lanzado también un tímido mensaje de que la gente no salga de casa si no es imprescindible pero con tan poco convencimiento que no ha calado en absoluto.

Madrid es la única comunidad en la que esta semana no ha cerrado ni los locales de ocio nocturno ni se ha prohibido fumar en la calle porque un juez tumbó la orden que lo establecía. Hasta que ayer el Tribunal Superior de Justicia de Madrid estimó el recurso presentado por Ejecutivo regional.

Lleida vuelve a julio

PróCatalunya es la comunidades que más medidas ha tomado y ayer Salut prorrogó 15 días más las restricciones de aforo y actividades en la ciudad de Lleida y en los municipios de Alcarràs, Aitona, La Granja d'Escarp, Seròs, Soses y Torres de Segre, donde además se ha amplíado la limitación del 50 % también en las terrazas de bares y restaurantes. Salut ha advertido que Lleida está volviendo a los niveles de contagio de covid-19 de principios de julio.

Asturias ha retrasado la vuelta al cole para hacer PCR a todos los profesores, La Rioja ha pedido el autoconfinamiento voluntario  a los habitantes de la importante población vinícola de Alfaro la Xunta de Galicia ha limitado  las reuniones a un máximo de diez personas y los aforos a un 50% en Lugo.