30 sep 2020

Ir a contenido

ENCUESTA DEL INSTITUTO CARLOS III

El 70% de los españoles afirma que se pondria la vacuna del covid-19

El 42% de los encuestados creen que lo peor de la pandemia está aún por llegar

Manuel Vilaseró

Una enfermera pone una vacuna en pruebas contra el covid-19 en Sao Paulo.

Una enfermera pone una vacuna en pruebas contra el covid-19 en Sao Paulo. / Reuters / Amanda Perobelli

El 70% de los españoles se pondría la vacuna contra la covid-19 si estuviera disponible y fuera indicada por las autoridades sanitarias, según una encuesta publicada por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). La cifra sería insuficiente si se mantiene hasta el momento en que se puedan distribuir las primeras vacunas, pero algunos expertos lo consideran un buen dato teniendo en cuenta que no se conocen aún los efectos adversos. 

La encuesta forma parte del estudio Cosmo-Spain impulsado por la OMS y que se  lleva a cabo al mismo tiempo en 31 países y se llevó a cabo del 27 de julio al 3 de agosto sobre 1.033 personas.

Alta preocupación

El trabajo revela también que la preocupación de los españoles respecto a la pandemia seguía siendo elevado pese a que en el momento de llevarse a cabo todavía no se había detectado la segunda ola. Un 64% afirma que el coronavirus le preocupa "mucho o muchísimo" y solo un 11% señala que le preocupa "un poco o nada".

Las principales inquietudes de los encuestados con respecto al COVID-19 son perder a un ser querido, las personas que no utilizan mascarilla, la posible saturación de los servicios sanitarios y un nuevo confinamiento.

La percepción del riesgo frente al virus y la enfermedad sigue siendo también alta. Un 42% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir; un 23% considera que ya se está viviendo lo peor y un 21% cree que es "difícil o muy difícil" poder evitar la infección. Además, un 43% cree que la infección, de afectarles, sería "grave o muy grave".

Los peligros

Ir a sitios concurridos y utilizar el transporte público son las circunstancias que se consideran más propicias para el contagio, mientras que reunirse en casas particulares, trabajar fuera de casa y hacer la compra se consideran, según las respuestas, actividades de menor riesgo.

Preguntados sobre la confianza que se tiene en distintas instituciones o colectivos para abordar los desafíos que supone el COVID-19, los encuestados confían en primer lugar en los científicos, seguidos de hospitales, centros de salud, Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas.

Al consultar sobre la opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al COVID-19, los participantes consideran, casi por igual (con respuestas del 1 al 5, en las que 5 es la máxima confianza), que las decisiones tomadas en España para reducir la propagación de la COVID19 han sido adecuadas (3,9) e improvisadas (3,8).

Las decisiones que generan mayor acuerdo entre los participantes son el uso obligatorio de mascarilla, la apertura de comercios, la libertad de movimientos entre provincias y que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Las que mayor desacuerdo generan son la libertad de movimiento entre países, la apertura de gimnasios o instalaciones deportivas, la realización de eventos y espectáculos de masas y la apertura de los bares y restaurantes.