REBROTES DE LA PANDEMIA

Los expertos prevén confinamientos en Madrid por el alud de contagios

La comunidad recomienda de momento a los ciudadadnos que no salgan de casa

El distrito de Usera suma 500 contagios por cada 100.000 habitantes y uno de sus barrios, 1.000

Varias personas esperan en las urgencias del Centro de Especialidades Periférico Coronel de Palma, este sábado en la localidad de Móstoles.

Varias personas esperan en las urgencias del Centro de Especialidades Periférico Coronel de Palma, este sábado en la localidad de Móstoles. / ZIPI/EFE

Se lee en minutos

Manuel Vilaseró

La Comunidad de Madrid concentra ahora todas las miradas. La transmisión del coronavirus está fuera de control en algunas zonas, especialmente en los barrios y poblaciones de renta más baja. Las autoridades autonómicas han dado un paso adelante, recomendando este viernes no salir de casa ni viajar si no es imprescindible, en un mensaje que se presta a la confusión. Varios expertos creen muy probable que algún tipo confinamiento, aunque sea parcial, tenga que imponerse en los próximos días en la región madrileña aunque para ello sea necesario declarar el estado de alarma.

En los Almendrales, un barrio del distrito de Usera, uno de los más pobres de Madrid, la incidencia del virus es de 1.000 casos por 100.000 en los últimos 14 días y en el conjunto de Usera, de 500. Son una bomba de relojería situada en el área metropolitana más poblada y con más interconexiones con el resto de España. En la Comunidad de Madrid el índice es de 313 y en el conjunto de España de 149, el más alto de Europa. 

Más de 8.000 contagios 

Las cosas van mal y si no se atajan los contagios habrá muchos muertos. Eso dijo el jueves el portavoz gubernamental Fernando Simón, dejando entrever con datos y referencias que la principal patata caliente está ahora en Madrid. En los datos del Ministerio de Sanidad se han sumado este viernes otros 8.148 contagios notificados, de los que 3.650 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, un tercio de ellos en la Comunidad de Madrid, que ha notificado 1.199.

¿Cómo afrontar la proliferación de un virus que no se ha sabido atajar antes? El viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, el hombre de confianza que la presidenta regional Isabel Ayuso puso al frente de la estrategia anticovid, recomendó este viernes en declaraciones ante varios medios que los "madrileños eviten los viajes innecesarios" y que "se queden en casa todo los posible", aunque en algunas de sus intervenciones limitó el consejo a los habitantes de las áreas más afectadas. Eso sí, sin precisar cuáles son estas.  

Un mensaje de este calado lo lanzó la Generalitat cuando hace unas semanas la epidemia empezó a descontrolarse en Catalunya pero fue el propio presidente, Quim Torra, el encargado de invocar la responsabilidad de los catalanes. Ayuso lleva varios días sin comparecer mientras el virus campa a sus anchas por el territorio de su responsabilidad.

Presión asistencial asumible

Al margen de la recomendación, Zapatero apuntó que se estudiaban otras medidas más drásticas, entre las que no estaba sobre la mesa el confinamiento, ni que sea parcial de algún barrio, distrito o población, porque es de "muy difícil aplicación al estar en un área metropolitana tan interrelacionada". Una decisión de este calado no cree que sea necesaria "mientras la presión asistencial sea asumible y por ahora lo es".

Madrid ya está a la cabeza en número de personas hospitalizadas por covid-19, con 1.245, frente a las 978 de Catalunya o las 512 de Aragón. Estos números no serían importantes si no fueran creciendo día tras día. Tres centros hospitalarios madrileños comunicaron esta semana que posponían operaciones programadas y liberaban citas para dar cabida al previsible incremento de infectados.

Fallecimientos evitables

El argumento de Zapatero chirría a cualquier experto que se le plantee. "Hay que anticiparse con medidas antes de que los contagios se conviertan en ingresos y muertes, de lo contrario en Madrid habrá fallecimientos en los próximos 14 días que habrían podido evitarse", responde José Martínez Olmos, exsecretario de Estado de Sanidad del gobierno socialista que afrontó la epidemia de la gripe A.

Para este profesor de la Escuela de Salud Pública de Andalucía, cuanto antes se apliquen medidas de confinamiento, más eficaces serán, sobre todo ante la perspectiva de una próxima vuelta al trabajo, que puede convertir en "explosivo" el riesgo. Olmos cree que pueden ser quirúrgicas, limitadas a las zonas más afectadas, o al conjunto de la comunidad y que para ello sería necesario decretar el estado de alarma específicamente en estos territorios. No será fácil, admite, que una comunidad que criticó durante meses el estado de alarma ahora se atreva a solicitarlo.

Daniel López Codina, el investigador del grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (BIOCOMSC), cree que si Madrid sigue en la actual dinámica de expansión del virus sin control y las medidas actuales no funcionan, habría que optar por confinamientos parciales, ya sean limitados a determinados edificios, barrios o poblaciones, o incluso confinamientos horarios, estableciendo toques de queda nocturnos.

Appel cierra sus tiendas

Te puede interesar

Hay empresas que ya han empezado a tomar decisiones por su cuenta. Apple anunció ayer el cierre de todas sus tiendas en Madrid por la epidemia.