06 jul 2020

Ir a contenido

NUEVA CIRUGÍA

Una mañana en el quirófano del Clínic con el superrobot Da Vinci

El hospital realiza su 16ª cirugía de corazón, mínimamente invasiva, con el robot Da Vinci

Es el único dentro de España que realiza estas operaciones cardiovasculares robóticas

Beatriz Pérez

Operación con el robot Da Vinci en el Hospital Clínic de Barcelona. / FOTO Y VÍDEO: FERRAN NADEU

Huele a carne quemada. De fondo se oyen los pitidos de una máquina que controla la frecuencia cardíaca. Es el quirófano Optimus (el más avanzado del mundo) del Hospital Clínic, donde su equipo médico ha estado dos horas preparándolo todo para llevar a cabo una cirugía cardiovascular, que en total durará cuatro horas, en una paciente de 75 años. Su corazón sufre un prolapso de la válvula mitral: no bombea bien y la sangre se escapa hacia los pulmones.

La peculiaridad de esta operación es que se ha llevado a cabo con el robot Da Vinci, lo que permite al equipo médico ser más preciso, sin temblor en el pulso, y llevar a cabo una intervención menos invasiva. El Clínic es el único hospital de España que realiza cirugías cardiovasculares robóticas. Comenzó a hacerlas, utilizando el Da Vinci, antes de Navidad y, desde entonces (con el parón por la crisis sanitaria del coronavirus de por medio), ya ha realizado 15. Este jueves hará la décimo sexta. 

"La ventaja de esta tecnología es que te permite ser mucho menos invasivo y tienes una gran precisión y movilidad de movimientos gracias a las cámaras de alta definición en 3D", explica el cirujano cardiovascular Daniel Pereda. En el caso de esta paciente, además, el robot Da Vinci evita tener que abrirle el esternón, como se hace en las cirugías tradicionales. A través de cuatro pequeños orificios de ocho milímetros cada uno en el tórax, entre las costillas, se le introducen los brazos del robot hasta llegar al corazón. Pereda, que mueve el artilugio con un 'joystick', lo sigue todo a través de una cámara. Es una cirugía mínimamente invasiva.

Vista general del quirófano Optimus durante una reparación de la válvula mitral del corazón. / FERRAN NADEU

Hace años que esta paciente tiene este problema. No está grave, pero sufre síntomas importantes: se ahoga con las actividades cotidianas más normales. "Le estamos reparando la válvula mitral", cuenta Pereda desde el quirófano. "Este tipo de cirugías son complejas, pero su tasa de éxito, muy alta: de un 90%", añade. Aunque el Clínic está utilizando el robot Da Vinci en cirugías cardivasculares, este aparato se usa principalmente en urología y ginecología.

Un espacio como el Optimus, además, facilita las cosas. Se trata de un prototipo de quirófano del futuro que funciona en el Hospital Clínic desde el 2016. Un quirófano de última generación, con una zona de trabajo central delimitada por un flujo de aire, que dispone de pantallas, luces de colores y hasta música. Cuenta también (aunque no se ha utilizado en el caso de esta operación) con una antena 5G que permite dirigir una operación en tiempo real desde cualquier parte del mundo. 

Pese a los años de experiencia, los cirujanos no esconden la tensión y nervios ante este tipo de operaciones. Se desean suerte antes de comenzar. Durante cuatro horas, el corazón de la paciente estará parado y contará con circulación extracorpórea, a través de una máquina que actuará como corazón. Aun así, la operación saldrá bien y, en una semana, la mujer podrá volver a hacer vida normal. 

El cirujano Daniel Pereda dirigiendo el robot Da Vinci. / FERRAN NADEU

Las cirugías de reparación de la válvula mitral permiten reparar la propia válvula del paciente y no sustituirla. El Hospital Clínic es centro de referencia nacional acreditado (CSUR) para reparación quirúrgica compleja de la válvula mitral (se hacen más de 100 cirugías al año). 

La insuficiencia mital es una afección en la cual la válvula mitral del corazón no cierra bien, lo que provoca que la sangre sobrecargue el corazón y los pulmones, y a menudo produce insuficiencia cardíaca y arritmias. Con el inicio de este tipo de cirugías cardiovasculares en la válvula mitral con el robot Da Vinci se abre la puerta a realizar también otros tipos de operaciones.

Actualmente, en el Clínic ya se han hecho también cardiopatías congénitas (como la comuniación interauricular) o la sustitución de la válvula mitral (cuando no es reparable). En un futuro tienen previsto hacer también cirugía robótica de la válvula tricúspide, de tumores cardíacos (como el mixoma) y cirugía coronaria.