13 ago 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

¿Qué es la dexametasona? ¿Para qué sirve contra el coronavirus?

Este fármaco, eficaz en pacientes graves con covid-19, existe desde la década de los 60

Es un corticoide muy potente que se usa como antiinflamatorio y en algunos pacientes oncológicos

Beatriz Pérez

La dexametasona, el primer fármaco que se ha probado eficaz en pacientes graves con coronavirus.

La dexametasona, el primer fármaco que se ha probado eficaz en pacientes graves con coronavirus. / XOAN REY (EFE)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha acogido este miércoles con "satisfacción" los resultados de los ensayos clínicos iniciales del Reino Unido que muestran que la dexametasona puede salvar la vida de los pacientes que están gravemente enfermos con covid-19.

Tal y como ha recordado el organismo de Naciones Unidas, se ha observado que el tratamiento reduce aproximadamente un tercio la mortalidad en pacientes con ventiladores y en un quinto en aquellos que solo requieren oxígeno.

"Este es el primer tratamiento que ha demostrado que reduce la mortalidad en pacientes con covid-19 que requieren oxígeno o asistencia respiratoria. Esta es una gran noticia y felicito al Gobierno del Reino Unido, a la Universidad de Oxford y los numerosos hospitales y pacientes que han contribuido a este avance científico que salva vidas", ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

A continuación, unas claves para conocer mejor este fármaco que existe desde la década de los 60:

1. ¿Qué es la dexametasona?

La dexametasona no es un medicamento recién descubierto, al contrario: existe desde hace 60 años más o menos. Siempre se ha utilizado como un antiinflamatorio, pero posteriormente su uso ha ido extendiéndose a otras indicaciones. La dexametasona es uno de los corticoides más potentes. 

"Nuestro organismo es capaz de segregar una hormona llamada cortisol -principal representante del grupo de los corticoides- a través de la glándula suprarrenal. La dexametasona es un corticoide, pero con una potencia muchísimo más elevada que el cortisol. Se trata de una sustancia desarrollada farmacológicamente", explica a EL PERIÓDICO Santi Grau, Jefe del Servei de Farmàcia del Hospital del Mar de Barcelona.

2. ¿Para qué se utiliza habitualmente?

Como explica Grau, la dexametasona tiene varios usos. "Su principal uso es como antiinflamatorio, de aplicación sistémica -por vía oral o intravenosa- o tópica -en pomadas que se aplican en la piel; por ejemplo, en eccemas-", dice este experto. Este fármaco disminuye la respuesta inmunológica del paciente cuando su sistema inmune se activa por la presencia de algún antígeno (o sustancia que se introduce en el organismo).

"Por ejemplo, en dosis altas se utiliza en determinadas meningitis bacterianas. Y por vía venosa se utiliza como antiemético -ya que evita los vómitos-, junto a otros fármacos, en pacientes oncológicos que reciben determinadas quimioterápicas", precisa Grau. La dexametasona no es una sustancia anticancerígena, sino que está únicamente indicada para algunos pacientes con cáncer que vomitan a causa del tratamiento que están tomando.

3. ¿Cómo se toma?

Por vía oral, intravenosa y tópica.

4. ¿Tiene contraindicaciones?

Como advierte el Jefe del Servei de Farmàcia del Hospital del Mar, los corticoides tienen más efectos adversos cuanto más se aumenta la dosis de los mismos. "La dexametasona es un corticoide muy potente y, por tanto, no está exenta de efectos adversos, que suelen ser alteraciones de la glucemia [la cual marca la presencia de azúcar en la sangre] y acumulación de grasa en extremidades como la cara y el cuello", dice. Así, los pacientes diabéticos son los que más cuidado deben tener. "Pero, en general, la tolerabilidad no es mala", precisa Grau. Eso sí, la dexametasona debe tomarse siempre bajo prescripción médica.

5. ¿Para qué sirve contra el coronavirus?

Grau se muestra cauteloso a este respecto, pues su uso en la covid-19 es "controvertido" y él aboga por esperar a los resultados finales del estudio. "En la covid-19 hay un momento en que los pacientes críticos sufren un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica. Se ha visto el beneficio de la dexametasona en pacientes graves que reciben oxígeno-terapia. Cuando el enfermo tiene esta complicación, se le aplica este fármaco que baja la híper-respuesta inmunitaria aguda, conocida también como síndrome agudo de respuesta inflamatoria sistémica", cuenta.

6. ¿Cuál es su nombre comercial?

"Dexametasona, igual que el del principio activo. Y suele ir acompañado del nombre del laboratorio que lo distribuye", responde Grau.

7. ¿Y su precio?

Es muy barato. Cuesta alrededor de 2 euros cada ampolla de 4 miligramos.