08 jul 2020

Ir a contenido

ANTE LOS HOSPITALES

Sanitarios protestan por tercer día contra la adjudicación a Ferrovial

Reclaman que sea la atención primaria quien rastree los contactos y que se mejoren sus condiciones

Protesta de los sanitarios del Hospital del Mar, en Barcelona.

Protesta de los sanitarios del Hospital del Mar, en Barcelona. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

Los sanitarios catalanes han protestado este miércoles, por tercera semana consecutiva, por la precarización y en defensa del 5 % del sueldo recortado hace años y de una sanidad 100 % pública, y han hecho notar su indignación por el contrato "a dedo" a Ferrovial para externalizar el rastreo de los contagios de COVID-19.

En el Hospital del Mar de Barcelona la protesta de lo que los organizadores han dado en llamar #PrimaveraSanitaria en las redes sociales, ha sido hoy la más mañanera, a las 08.00 horas, y está previsto que se repita a las 14.00 y a las 20.00 horas, con la participación de profesionales sanitarios y usuarios de la sanidad.

Junto a las pancartas en las que reivindicaban mejoras laborales y que no se haga negocio con la salud de las personas, se ha podido ver una en solidaridad con los trabajadores de Nissan.

También se han hecho concentraciones de protesta ante las puertas de los hospitales de la Esperança y Vall d'Hebron, ambos en Barcelona, en el Moisès Broggi de Sant Joan Despí y más allá del mediodía están programadas en los hospitales de Mollet, Parc Taulí de Sabadell, Mataró, Esperit Sant (Santa Coloma de Gramenet) y Sant Pau de Barcelona, entre otros.

Las movilizaciones se han extendido de los hospitales a muchos centros de atención primaria (CAP) de toda Barcelona, según ha explicado la doctora Mireia Moret, de Sanitàries en Lluita, la entidad impulsora de las concentraciones.

Atención primaria

Moret ha considerado que "las protestas van en aumento" y que el contrato de Ferrovial "ha indignado y asustado" a muchos profesionales, que por una parte oyen el discurso de que se apuesta por la atención primaria mientras "los hechos no lo demuestran", ha denunciado.

El contrato del SEM con la filial de Ferrovial prevé que esta empresa haga el seguimiento telefónico de los contactos de las personas positivas en COVID-19, para evitar brotes y, si se producen, controlarlos rápidamente, un trabajo que hasta ahora ha estado haciendo la atención primaria, han argumentado fuentes del sector.

"Pero no es solo este contrato: es el sistema", según el comunicado de Sanitàries en Lluita. "El sistema sanitario catalán se caracteriza por la compraventa de servicios entre público y privado, con unas fronteras muchas veces diluidas y con una nube de opacidad que hace muy difícil tener el control de dónde va a parar nuestro dinero", precisa la nota.

Recuperar el sueldo

Respecto a la paga que la administración catalana anunció hace más de un mes y que se podría concretar hoy, la doctora Moret ha considerado que "será bienvenida, pero no se trata de eso, sino de la recuperación de derechos laborales perdidos y un cambio de modelo en la salud y la sanidad públicas".

En el manifiesto de la Primavera Sanitaria se pide una mesa de negociación con la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, la derogación de la ley LOSC (Ley orgánica de ordenación sanitaria) y la reversión del modelo público-privado, todos los recursos necesarios para asistencia, investigación, industria sanitaria y farmacéutica 100% pública y que los centros de salud mental y de personas mayores los gestione directamente el departamento de Salut.