UNA 'DIADA' DIFERENTE

Sant Jordi reparte solidaridad y rosas en los hospitales catalanes

Varias iniactivas altruistas se vuelcan para llevar el espíritu de la festividad cultural a los ingresados por la pandemia de covid-19

El personal del Clínic reparte las rosas enviadas por el Gremi de Floristes de Catalunya.

El personal del Clínic reparte las rosas enviadas por el Gremi de Floristes de Catalunya. / EFE / QUIQUE GARCÍA

Se lee en minutos

El Periódico

Este 23 de abril se está viviendo una 'diada' de Sant Jordi muy diferente a la de otros años a causa de la pandemia del covid-19. Pero no faltan las inciativas solidarias que buscan acercar el espíritu de la fiesta del Libro y la Rosa justo a los que más lo necesitan en estos momentos, los enfermos y sus cuidadores, todo el personal sanitario que vela por ellos.

Por ejemplo, un grupo de estudiantes ha puesto en marcha el proyecto 'Cap Sant Jordi sense rosa' para recaudar fondos para el Hospital Clínic de Barcelona. Antes del mediodía de este jueves, casi rozaban las 12.000 rosas virtuales entregadas, a razón de tres euros por flor. Hay decenas de ilustraciones inspiradas en Sant Jordi, el libro, el dragón y la rosa entre las que elegir. Una vez escogido el dibujo, y hecha la aportación, el usuario recibe en el móvil la rosa, que podrá compartir junto a un texto con la persona que estima. 

"Humanizar la 'diada'

Otro gran centro de referencia en la lucha contra el coronavirus, el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, también ha puesto en marcha este jueves "muchos mecanismos para humanizar" el Día de Sant Jordi marcada por la pandemia de coronavirus. La iniciativa está especialmente encaminada a tener cuidado del estado emocional de los pacientes y sus familiares.

Lo ha explicado en declaraciones a los medios la doctora del servicio de medicina física y rehabilitación Rose Ruiz, que ha insistido en que "es un día muy especial para los catalanes y el hospital quiere que siga siendo un día de fiesta".

En colaboración con Ferrocarrils de la Generalidad de Catalunya (FGC), han impulsado una carta -que se puede transformar en una rosa con papiroflexia-- repleta de "mensajes de apoyo, empatía y fuerza que llegan desde casa", a Además de dibujos de niños que el hospital recibe a través de su página web.

La iniciativa viene acompañada con un libro que el centro ha conseguido gracias a las donaciones de diferentes bibliotecas: "Los pacientes están muy contentos y muy agradecidos a todo el personal. El hospital está haciendo un esfuerzo extraordinario para que se sientan acompañados".

Al igual que el Clínic, el Hospital Vall d'Hebron ha impulsado una campaña de rosas solidarias para recaudar fondos contra el coronavirus. Cada rosa cuesta cinco euros y el dinero irá destinado a proyectos de investigación y en la adaptación de las instalaciones y los equipamientos del centro para "seguir ofreciendo la mejor asistencia".

Los trabajadores y el personal sanitario del Hospital de Bellvitge también han podido de alguna manera celebrar este Sant Jordi confinado ya que han recibido 3.000 rosas que ha repartido Mercabarna, para agradecerles su labor desde "primera y segunda línea", y para apoyar al sector de la flor. Esta iniciativa está liderada por el Gremi de Floristes de Catalunya que, apoyado por Mercabarna y otras entidades, quiere llegar a todos los sanitarios de los principales hospitales de Barcelona.

El director general de Mercabarna, Josep Tejedo, ha agradecido la labor de los sanitarios y los trabajadores de Mercabarna, "que están en primera y segunda línea, respectivamente, trabajando en condiciones difíciles para que no nos falte asistencia sanitaria ni alimentos, en estos momentos difíciles". 

Otros hospitales catalanes, también han recibido hoy rosas. En Tarragona, el Club Excursionista Trail Tarraco ha repartido este jueves unas 2.300 rosas en una docena de centros sanitarios de Tarragona como gesto de agradecimiento a los profesionales que, desde hace semanas, combaten la pandemia del coronavirus. La campaña 'Roses y Sonriures' se puso en marcha hace un par de semanas en previsión de un Sant Jordi atípico, sin paradas de libros ni rosas en la calle. Durante este tiempo la entidad deportiva ha estado recogiendo aportaciones solidarias de un mínimo de dos euros para adquirir las flores y la respuesta, dice, ha superado las expectativas. "El objetivo es que esta gente que lo está dando todo por nosotros tenga un momento de descanso y pueda llevarse una rosa", apuntó Juanma Nieto, miembro de la junta directiva del club.

Con la colaboración de la Guàrdia Urbana de Tarragona, dos miembros de la entidad deportiva han iniciado el recorrido solidario en el Hospital Joan XXIII cargados con cientos de rosas. Su llegada a las ocho de la mañana, ha sido una agradable sorpresa para los trabajadores que entraban a trabajar o salían del turno de noche. "No pensaba celebrar el día, lo cual es una pena porque a mí, en concreto, me encanta San Jorge. Ha sido toda una sorpresa encontrarnos esto", ha valorado la Beatriz, residente de Oftalmologia.

Después de un intercambio de aplausos en el vestíbulo, las rosas han inundado rápidamente los pasillos y plantas del hospital, en manos del personal. "Estamos muy satisfechos porque cuando surgió la idea y comenzamos la verdad es que el máximo al que aspirábamos era llevar medio millar de rosas en el Joan XXIII. No esperábamos tan buena acogida y que llegáramos a las 2.300", ha destacado Nieto.

Te puede interesar

El reparto de rosas también llegará durante la jornada al Sociosanitario Francolí, la clínica Monegal, el hospital de Santa Tecla, el CAP de Levante, el CAP de San Pedro y San Pablo, el CAP La Granja, el CAP Jaume I, el CAP Tarraco, el CAP Muralles, el CAP Bonavista, el hospital San Juan de Reus y el CAP Constantino.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones