28 sep 2020

Ir a contenido

LOS GERIÁTRICOS, EN EL FOCO DE LA EPIDEMIA

El Gobierno cerrará las residencias que no reúnan condiciones para frenar el coronavirus

Sanidad convierte en "orden ejecutiva" el protocolo que obliga a tener médicos, aislar enfermos y vetar visitas

Asuntos Sociales destina 300 millones de euros a proporcionar medios y reforzar la atención domiciliaria

Manuel Vilaseró

Dos ambulancias llegan este jueves a la residencia de Tomelloso (Toledo) donde han muerto 14 ancianos.

Dos ambulancias llegan este jueves a la residencia de Tomelloso (Toledo) donde han muerto 14 ancianos. / EFE / Ismael Herrero

El Gobierno cerrará las residencias de ancianos que no reúnan condiciones para afrontar el coronavirus, les obligará a garantizar una atención médica mínima y les proporcionará el material y personal que vienen reclamando. Es parte del plan con el que el Ejecutivo pretende abordar la situación de alerta roja que se vive en varios geriátricos por la multiplicación de muertes e infectados. La fiscalía y la guardia civil también han empezado a intervenir.

Habrá que ver hasta que punto lo logra, dada la enorme dimensión del problema. En sólo siete gerátricos, se ha conocido la muerte en los últimos días de unos 70 ancianos. Los contagiados, muchos en estado grave, suman centenares pero se deconocen los números reales. No hay información al respecto ni se han hecho test a todos los casos sospechosos.

Protocolo incumplido

El plan del Gobierno pasa en primer lugar por convertir en orden ministerial el protocolo que acordó con la comunidades autómas el pasado 5 de marzo, según explicó el ministro de Sanidad, Salvador Illa. El documento establecía cómo debían actuar la residencias para hacer frente al patógeno.  Debían aislar a los casos sospechosos, atenderlos médicamente y vetar las visitas de familiares. Fuente del ministerio aseguran que se se publicará la noches de este jueves. 

A las vista de los resultados, parece que muchas residencias o no han sabido o no han podido implementarlo. La orden les obligará a hacerlo o de lo contrario se arriesgarán al cierre. Para ayudaarlas se destinará una parte de los 300 millones de ayuda social aprobados en el Consejo de Ministros del pasado martes. Otra parte servirá para reforzar los servicios de atención domiciliaria de los ancianos, algunos afectados por el cierre de centros de días o por la imposibilidad de los familiares de visitarlos.

La Fiscalía General del Estado, que dirige Dolores Delgado, ha ordenaado llevar a cabo un seguimiento de las residencias de ancianos mientras patrulla de la Guardia Civil ya han empezaado a recabar información sobre unas 2.000 residencias de toda España.

Aprovisionamiento en Catalunya

El secretario de protección social de la Generalitat, Francesc Iglesias, ha reconocido a El Periódico que ha habido falta de material en los últimos días en los geriátricos. Algo que ha generado "mucha tensión". "Nosotros no podemos comprar material, el decreto del estado de alarma nos lo impide, tienen que hacer lo desde el Gobierno Central", ha expuesto. Sin embargo, ha anunciado que la Generalitat ha elaborado un circuito único, poniendo al mismo nivel las residencias de ancianos y hospitales. "En cuanto nos llegue el material, lo iremos dispensando a partes iguales", aunque los geriátricos, aclara, lo recibirán si tienen casos en aislamiento o positivos. El secretario, sin embargo, no ha querido detallar cuantos positivos ni aislados se han registrados en los geriátricos catalanes. "Los hay en la misma cantidad que la población en general, de momento no tenemos casos graves ni ha habido que precintar ningún centro", ha dicho.