02 jul 2020

Ir a contenido

LA PANDEMIA CAUSA ESTRAGOS EN LOS GERIÁTRICOS

Fallecen otros 33 ancianos por coronavirus en cinco residencias de Barcelona, Madrid, Vitoria y Ciudad Real

El padre Ángel y otros directores de los centros piden ayuda urgente porque se sienten "abandonados" por las administraciones

Manuel Vilaseró

Residencia San Martín de Vitoria.

Residencia San Martín de Vitoria.

La pandemia de coronavirus está causando estragos en los geriátricos. Sólo este miércoles se ha conocido la muerte de 33 personas ingresadas en cinco residencias de Barcelona, Vitoria, Ciudad Real y Madrid, que se suman a las 17 denunciadas el martes por familiares de otro establecimiento de la capital de España. Y podrían ser bastantes más, porque a un buen número de fallecidos no se les hizo la prueba pese a presentar síntomas compatibles con el covid-19. La situación de emergencia ha llevado a varios de los responsables de los centros a pedir "auxilio" a las administraciones ante un problema que les desborda. [Sigue las últimas noticias en directo sobre el coronavirus]

Quizás el principal problema al que se enfrentan las residencias es que no tienen ni personal ni material suficiente para hacerse cargo de los contagiados leves que se detectan y evitar que contagien. Para descargar a los hospitales, especialmente en Madrid, los protocolos dictan que los afectados de una sintomatología leve se queden aislados en los propios geriátricos, pero no les proporcionan las herramientas que necesitan para llevarlo a cabo. El resultado está a la vista.

Uno de los primeros directivos en quejarse ha sido el padre Ángel. "Pido ayuda urgente a la Comunidad de Madrid y al Gobierno de España", ha reclamado tras la reciente muerte de 6 ancianos, dos de ellos por casos confirmados de coronavirus,  en la residencia Montserrat Caballé, ubicada en el madrileño distrito de Barajas y regentada por Mensajeros de la Paz. 

Director infectado

También lo ha hecho el director de la residencia de mayores Elder de Tomelloso (Ciudad Real), donde han fallecido 16 ancianos, 12 de ellos casos confirmados por coronavirus.  José Manuel San Pedro, que también ha dado positivo en el test y tiene fiebre, ha reclamado atención urgente de las autoridades sanitarias, ya que ha asegurado que se "sienten desbordados y abandonados" por la situación y carecen de medios humanos y materiales. 

Al negro balance del día hay que sumar a seis ancianos de la residencia de Capellades, población situada en la comarca del Anoia, junto a la Conca d'Odena, confinada desde hace seis días. También los cinco fallecidos en la residencia Nuestra Señora de la Antigua de Morata de Tajuña, una población madrileña en la que el tanatorio ha cerrado al resultar infectados todos los empleados. Y finalmente, los ocho que han muerto en una residencia del barrio de San Martín de Vitoria. 

Ante esta avalancha de casos, el Gobierno ha anunciado un plan de choque para hacer frente a la problemática específica del sector. El portavoz del comité estatal de seguimiento, Fernando Simón, ha asegurado que el ministerio de Sanidad trabaja en nuevo protocolo se ha comprometio a suministrar loa herramientas necesarias para cumplirlo. 

La fiscalía actúa 

En la situación más grave la desvelada el martes por familiares de la residencia Monte Hermoso de Madrid, la fiscalía de Madrid investiga al centro por si hubo negligencia.  Las diligencias se han abierto a raíz de la presentación de una denuncia por parte del Defensor del Paciente.

En su denuncia, esta asociación considera que el suceso es una caso "insólito" que puede ser producto de "falta de seguridad extrema, limpieza, medios, personal, etc". Además de los 17 fallecidos, en el geriátrico se contagiaron 70 personas más, de las que 200 están internadas. Una de las quejas de los familiares es que a 15 de los fallecidos ni siquiera se les llegó a ingresar en centros hospitalarios. Los familiares aseguran que los fallecidos ya sobrepasan de largo la veintena, pero la Comunidad no ha vuelto a informar al respecto. 

El consejero  de Políticas Sociales, Alberto Reyero, ha dejado entrever que si no se hospitalizaron fue por la saturación de la red sanitaria. "Esperamos que se les atienda en los hospitales, pero la situación que vivimos es sin precedentes", ha declarado en Telemadrid. Varios familiares sostienen que la residencia y ellos mismos llamaron a las ambulacias reiteradamente pero estas no acudieron.  

Petición para Catalunya

La Coordinadora de residencias 5+1 de Barcelona, que agrupa a familiares de ancianos ingresados en esos centros, ha reclamado que los sospechosos de tener coronavirus "sean evacuados y llevados a otros lugares donde se pueda hacer correctamente el aislamiento". Su portavoz, Maria José Carcelén, ha advertido que  "es cuestión de tiempo" que se registre algún caso de ancianos con coronavirus en la ciudad de Barcelona después que en un geriátrico del barrio del Bon Pastor dos trabajadores hayan dado positivo y un número no determinado ha sido confinado en sus casas.