25 oct 2020

Ir a contenido

ESTADO DE ALARMA

Illa queda al mando de la sanidad autonómica, la privada y la militar

La Generalitat gestionará sus hospitales pero bajo las directrices del ministro socialista catalán

Sanidad tambien podrá intervenir fábricas de productos sanitarios y a la industria farmacéutica

Manuel Vilaseró

Medidas de protección frente al coronavirus en el Hospital Clínic de Barcelona.

Medidas de protección frente al coronavirus en el Hospital Clínic de Barcelona. / FRANCISCO AVIA / HOSPITAL CLÍNIC

Con el decreto del Estado de Alarma el ministro de Sanidad, Salvador Illa, toma el control de toda la red sanitaria pública, privada y militar. Las autoridades autonómicas mantendrán la gestión pero quedan bajo "las órdenes directas del ministro de Sanidad ", indica el texto. Uno de los objetivos de la decisión es "determinar la mejor distribución en el territorio de los medios técnicos y personales". Es decir, se podrá trasladar personal sanitario a las zonas con más enfermos de covid-19 o incluso trasladar personas ingresadas a autonomías con menos.

Documento

Decreto de estado de alarma

Decreto de estado de alarma

Illa queda facultado también para tomar las medidas que sean necesarias para garantizar el abastecimiento de productos sanitarios necesarios para combatir el virus. Podrá intervenir y ocupar de forma temporal fábricas y locales, incluso del sector farmacéutico, además de "requisar bienes" y disponer los empleados. La falta de equipos de protección de los sanitarios (mascarillas, guantes, etc) y de aparatos de respiración asistida es uno de los puntos débiles de la lucha contra el coronavirus.