19 oct 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN EUROPA

Vall d'Hebron estudiará la relación entre el colon irritable y la depresión

El hospital lidera un macroproyecto internacional en el que participan hospitales, universidades y empresas

Unos 85 millones de europeos sufren este síndrome y gran parte padecen también un trastorno mental

Beatriz Pérez

El doctor Javier Santos conversa con una de las pacientes que formará parte del proyecto, Judith Pardo.

El doctor Javier Santos conversa con una de las pacientes que formará parte del proyecto, Judith Pardo. / jorge gil

El macroproyecto europeo Discoverie, liderado por el Hospital Vall d'Hebron, estudiará la relación del síndrome del intestino irritable (o colon irritable) con trastornos mentales como la ansiedad y depresión y también con trastornos somáticos, como es el caso de la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. La comorbilidad (los trastornos asociados a una enfermedad) influye en la gravedad clínica, afecta a la calidad de vida y aumenta el consumo de recursos sanitarios, sociales y económicos.

Este macroproyecto pone de manifiesto, una vez más, la importancia que la microbiota intestinal (la población de bacterias que habita en el intestino, órgano denominado como el "segundo cerebro" del ser humano por la cantidad de neuronas que tiene) está ganando en la investigación médica al descubrirse que está relacionada con múltiples enfermedades.

"El síndrome del intestino irritable es un trastorno gastrointestinal crónico que se caracteriza por dolor abdominal recurrente, diarrea o estreñimiento, exceso de gases e intolerancias alimentarias y que se observa principalmente en mujeres jóvenes y de mediana edad", ha explicado este martes el doctor Javier Santos, facultativo de la Unidad de Gastroenterología de Vall d'Hebron e investigador principal del grupo de Fisiologia i Fisiopatologia Digestiva del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR).

Este macroproyecto prueba la importancia que está ganando la microbiota intestinal en la investigación de múltiples enfermedades

En Europa se estima que hasta 85 millones de personas padecen este síndrome, de las cuales entre el 25% y el 44% también sufren trastornos mentales como ansiedad o depresión, los más comunes. Entre el 14% y el 32% sufren otras comorbilidades somáticas como la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica.

Pese a esta elevada prevalencia y el impacto socioeconómico (estimado en unos 43 millones de euros en Europa solo en el caso del síndrome del intestino irritable), hasta ahora no se había impulsado desde las instituciones europeas un gran proyecto de investigación global como el Discoverie, en el que participarán 19 instituciones sanitarias, universidades, centros de investigación y empresas de todo el continente. "El colon irritable siempre ha sido una enfermedad estigmatizada. Pese a que afecta a 85 millones de europeos, no recibe una financiación acorde a lo que reciben otras que afectan a mucha menos gente", ha dicho Santos.

Proyecto público y pionero

Discoverie (Desarrollo, diagnóstico y prevención de enfermedades somáticas y trastornos mentales relacionados con el género en el síndrome del intestino irritable en Europa) es un proyecto público, pionero en Europa y enmarcado en el programa de investigación europeo Horizonte 2020. Ha recibido una financiación de seis millones de euros.

Los investigadores de Discoverie realizarán una caracterización clínica, psicosocial y biológica de unos 800 de pacientes con el colon irritable afectados por trastornos mentales y comorbilidades somáticas. Además, un grupo de 500 pacientes será seguido por un período de hasta tres años para identificar los factores y mecanismos que puedan influir de manera determinante en la aparición de trastornos mentales y somáticos.

"Estudios demuestran que la pérdida de días de trabajo en personas con colon irritable es dos veces superior al resto de la población"

Javier Santos

Unidad de Gastroenterología de Vall d'Hebron

"El proyecto debe determinar los mecanismos subyacentes de las funciones de sistema intestinal y del sistema nervioso central y su interacción con el eje periférico microbiota-intestino-cerebro", ha dicho por su parte el doctor Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe del Servei de Psiquiatria de Vall d'Hebron e investigador principal del grupo de Psiquiatria, Salut Mental i Addiccions del VHIR.

El perfil del paciente que seguirá el proyecto Discoverie es el de una mujer joven (de entre 20 y 45 años), en edad labora, productiva, con hijos y con problemas laborales. "Hay estudios que demuestran que la pérdida de días de trabajo en personas con colon irritable es dos veces superior al resto de la población. Y, cuando van al trabajo,  su productividad se ve disminuida en un 50%, algo que repercute en los costes de la productividad y los laborales", ha dicho el doctor Santos.

Judith, con colon irritable: "Estoy continuamente en el psiquiatra"

Judith Pardo, de 41 años, sufre colon irritable desde que tenía 28, aunque se lo diagnosticaron en el 2014. Es una de las pacientes que participará en el estudio. "Esto repercute mucho en mi vida, física mentalmente. Estoy continuamente visitando al psiquiatra", relata. Sufre "dolores muy intensos" y está "sobremedicada", pese a que "es muy difícil encontrar la medicación perfecta para esto". Toma 15 pastillas al día, entre antidepresivos y calmantes y relajantes musculares.

"Confío en los médicos que participan en este estudio y tengo la esperanza de que salga alguna cosa para no tener dolores continuos. A veces tengo que tomar medicamentos tan fuertes como la morfina". Asegura que el suyo es un dolor que permanece "desde hace muchos años". "Los síntomas han ido a peor. He llegado a estar ingresada por no aguantar el dolor", cuenta. A los 19 años comenzó a trabajar como administrativa. Como no estaba "al cien por cien", acabó perdiendo su empleo. "Por suerte tengo el gran apoyo de mis padres", concluye.