29 feb 2020

Ir a contenido

TECNOLOGÍA MÁS PUNTERA

El nuevo edificio de investigación de Vall d'Hebron estará listo en el 2023

El Govern anuncia que las obras, que costarán 31,5 millones, comenzarán el próximo septiembre

Estará ubicado en una construcción, ahora en desuso, que antaño albergó la lavandería del hospital

Beatriz Pérez

Futuro edificio del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR). / BAAS ARQUITECTURA

Futuro edificio del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR).
El nuevo edificio de investigación de Vall d'Hebron estará listo en el 2023

/

El Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), organismo líder en investigación biomédica tanto en Catalunya como en España y en el que trabajan más de mil investigadores, tendrá por fin un nuevo edificio en marzo del 2023. Este viernes el vicepresidente y 'conseller' de Economia i Hisenda, Pere Aragonès, y la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, han anunciado el inicio de las obras que comenzarán, previsiblemente, el próximo septiembre y que durarán tres años. El nuevo edificio del VHIR se ubicará en una construcción hasta ahora en desuso que años atrás albergó la lavandería del hospital. 

El director del VHIR, Joan Comella, ha subrayado en rueda de prensa que "este edificio debe permitir hacer la medicina del futuro". "Debemos ser capaces de hacer una apuesta decidida para impulsar, desde la investigación, la medicina personalizada y de precisión", ha defendido. Comella ha desvelado que, en el futuro edificio del VHIR, habrá una "tecnología" que ahora mismo no existe en el organismo.

Así, las nuevas instalaciones permitirán realizar "terapia génica" (la que permite editar o modificar la información genética del paciente) o "medicina nuclear" (que utiliza pequeñas cantidades de materiales radiactivos llamados radiosondas que generalmente se inyectan en el torrente sanguíneo, se inhalan o se tragan) gracias a la instalación de un "ciclotrón" (un tipo de acelerador de partículas). "Este edificio es una larga reivindicación. Lo necesitamos", ha dicho.

La nueva instalación 
permitirá
 realizar "terapia génica" y "medicina nuclear": los tratamientos más punteros

"La investigación es uno de los ámbitos prioritarios de este Govern. Catalunya tiene un potencial enorme de investigación, algo que mueve más de 300 millones anuales de ingresos", ha dicho Vergés. "Hoy desencallamos el futuro edificio del VHIR, que ya tiene un presupuesto asignado y será una realidad en los próximos años", ha añadido la 'consellera', quien además ha remarcado que, "sin investigación", la sociedad no vería casos de éxitos como el de Audrey Mash, la mujer reanimada tras seis horas en parada cardiorrespiratoria, o el de Iria, la primera paciente pediátrica de España con un triple trasplante.

Por su parte, el vicepresidente Aragonès ha destacado que, si bien "hace tiempo que se espera este nuevo edificio", ahora ha logrado salir adelante "gracias al esfuerzo de los últimos meses". "Catalunya dispone de un sistema de investigación muy potente, sobre todo en ciencias de la vida", ha reivindicado. Además, Aragonès ha asegurado que Catalunya recuperará "los niveles de gasto previos a la crisis", y en este sentido ha añadido que la atención primaria acabará este 2020 con 1.400 profesionales más que en el 2017, último año en que se aprobaron los presupuestos. "Este edificio es el enlace entre la recuperación de los niveles de gasto que tuvimos antes de la crisis y la proyección de la Catalunya del futuro", ha asegurado.

Presentación del proyecto del nuevo edificio del VHIR, con la presencia de Pere Aragonès y Alba Vergés. / ROBERT RAMOS

La construcción del nuevo edificio cuesta 31,5 millones de euros, de los cuales la Generalitat de Catalunya ha aportado un préstamo de 17,3 millones. Los demás pertenecen a fondos propios del centro, a los fondos Feder y a donaciones privadas. Habrá 3,3 millones adicionales para la dotación del equipamiento y la tecnología más punteros. Además, durante los próximos cuatro años, 2 millones de la transferencia corriente de la Generalitat se destinarán a este nuevo edificio, según ha acordado el patronato del VHIR.

El VHIR se creó en 1994 y, a lo largo de estos años, ha alcanzado el liderazgo en la investigación biomédica, convirtiéndose en el instituto de investigación más importante de Catalunya y uno de los más destacados de España en términos de producción científica, ensayos clínicos o patentes. Las nuevas instalaciones, entre otras cosas, permitirán a los investigadores trabajar juntos, ya que hasta ahora lo hacen disgregados en cinco edificios diferentes de un campus que ocupa 8.000 metros cuadrados.

El nuevo edificio tendrá una superficie total de 16.757 metros cuadrados y es una apuesta estratégica del VHIR, ya que este alto nivel de excelencia de los investigadores requiere un edificio que esté "a la altura", según fuentes del centro. Hasta ahora, esta investigación "de tan alto nivel" se ve frenada por las limitaciones actuales de espacio.

Barcelona y Collserola: más unidas con el VHIR

El nuevo edificio del VHIR "garantizará la continuidad entre la montaña de Collserola y la ciudad". Todo el recinto, en el que estarán el hospital y la universidad, formará un "gran campus colindante" con los barrios de los alrededores. Así lo ha explicado este viernes el arquitecto Jordi Badia, miembro de BAAS Arquitectura, el estudio ganador del concurso para diseñar este edificio.

"El objetivo es construir un edificio que junte a todos los investigadores, para que compartan conocimiento y experiencias. Que esté claramente ligado a su lugar, que quede completamente encascado en la montaña. Por eso el color será el de la roca que nos encontramos cuando cavamos", ha explicado Badia. Será un "edificio bisagra entre el campus y la universidad" con una arquitectura "mediterránea"tendrá mucha luz natural y terrazas.

Así, el futuro VHIR tendrá tres patios, uno de los cuales será "el ágora del edificio""También será óptimo desde el punto de vista medioambiental. Singular, confortable y muy durable. Queremos que dé la imagen adecuada a la dignidad que merece la institución que acoge", ha finalizado Badia.

Por otra parte, el nuevo edificio, multifuncional y con espacios polivalentes, fomentará la divulgación, la docencia y la participación ciudadana. Dispondrá de espacios nuevos para contar historias humanas de progreso científico.

El director del VHIR, Joan Comella, ha concluido que "el futuro de la medicina personalizada está más cerca con el nuevo edificio de investigación de Vall d’Hebron que conectará investigación y sociedad para mejorar la vida de las personas".