Ir a contenido

SIETE MÁS QUE EN EL 2018

España registra 233 casos de sarampión en lo que va de año

La OMS certifica que no ha habido casos de rubeola desde el 2015

Efe

Se aplicarán vacunas para prevenir el sarampión

Se aplicarán vacunas para prevenir el sarampión / DANNY CAMINAL

España ha registrado 233 casos de sarampión confirmados entre el 1 de enero y el 21 de julio de 2019, lo que supone siete más (226) que en todo el año anterior, cuando hubo 4,88 casos por cada millón de habitantes, según ha informado este viernes el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Sin embargo, todos estos casos son importados o secundarios, y la transmisión se ha interrumpido con facilidad, lo que significa que España sigue en estado de eliminación tanto del sarampión como de la rubeola (no se ha anotado ningún caso). Así, España se puede considerar un país libre de transmisión endémica del sarampión desde 2016 y de la rubeola desde 2015.

Catalunya ha detectado 85 casos este año, todos ellos en no vacunados o en personas llegadas de fuera.

Así lo refrenda la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una carta enviada a Sanidad por la Comisión de Verificación para la Eliminación de Sarampión y Rubeola en Europa, el ente que evalúa anualmente la situación de cada país y monitoriza los progresos hacia la eliminación.

Altas tasas de vacunación

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha celebrado estas cifras, que ha achacado, entre otras razones, a las altas tasas de cobertura de vacunación contra estas enfermedades. "Se trata de un éxito del Sistema Nacional de Salud. Por eso, quiero agradecer la coordinación y la alta implicación de los profesionales sanitarios, en primer lugar, y también el trabajo realizado por las comunidades autónomas", ha destacado.

Igualmente, ha señalado al Calendario Común de Vacunación a lo largo de toda la vida, aprobado en noviembre de 2018, como una de las causas de que España siga siendo un país libre de sarampión y rubeola, enfermedades de la infancia altamente contagiosas y que están experimentando un crecimiento alarmante en muchos países de Europa y Estados Unidos.

Para verificar el estado de eliminación de sarampión y rubeola, la OMS establece como requisitos que el país disponga de un sistema de vigilancia de alta calidad y que haya demostrado durante 3 años consecutivos (36 meses) que no ha habido transmisión endémica. Se considera que no hay transmisión endémica cuando la transmisión del virus persiste menos de 12 meses, o lo que es lo mismo, cuando la transmisión del virus se interrumpe antes de un año.

Temas: Sarampión Virus