Ir a contenido

TRANSFORMACIÓN TECNOLÓGICA

El 5G permitirá al médico conectarse a un quirófano desde cualquier lugar

Los más optimistas creen que reducirá las listas de espera porque mejorará "coste y eficiencia"

Las voces escépticas consideran que esta nueva generación móvil no supondrá un "cambio disruptivo"

Beatriz Pérez

El quirófano Optimus del Hospital Clínic.

El quirófano Optimus del Hospital Clínic. / ELISENDA PONS

El 5G, la nueva generación de comunicación móvil, impactará en la vida de las personas en un futuro a corto plazo porque supondrá una transformación tecnológica. Sus consecuencias se podrán observar, también, en el ámbito de la salud.

Una de las grandes ventajas que esgrimen los acérrimos defensores del 5G es que permitirá que cualquier cirujano, en cualquier lugar del mundo, pueda conectarse (con un tiempo de transmisión instantáneo) a cualquier quirófano para ayudar a algún colega al que le surja alguna complicación o duda. Esto fue esencialmente lo que se hizo en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona del pasado febrero, cuando se instaló una antena 5G en el quirófano Optimus (el más avanzado del mundo) del Hospital Clínic. La sala de operaciones se convirtió en 'wireless' (sin cables) y fue dotada de toda la tecnología necesaria para esta "mentoría a distancia" (o "telementoring", en inglés). La operación, desde el Clínic, fue retransmitida en directo a los asistentes de la feria, con una latencia (o tiempo de respuesta) muy baja.

"El 5G permitirá, por ejemplo, que los mejores cirujanos del mundo se conecten instantáneamente, a través de una pantalla, a una operación. Actualmente, en el día a día, los cirujanos tardan alrededor de 30 minutos en subir y bajar de un quirófano cuando hay alguna complicación. El 5G -que genera más velocidad e inmediatez- permitirá ganar horas gracias a la presencia virtual del cirujano en el quirófano y, así, mejorar la transferencia de conocimiento y potencialmente reducir las listas de espera", defiende Rod Menchaca, consejero delegado (CEO) de AIS Channel, la compañía que impulsó la operación a distancia del Clínic durante el último MWC de Barcelona y que repitieron en el MWC de Shanghai (en junio).

"Que un cirujano entre en tiempo real, a través de una pantalla, en una operación contribuye a la toma de decisiones colaborativas"

Rod Menchaca

CEO de AIS Channel

Según Menchaca, el que un médico ("por ejemplo, desde las Ramblas") pueda "entrar" en directo y en tiempo real en una operación le permite "guiar" a sus compañeros. Esto también contribuye a la toma de "decisiones colaborativas". Aun así, advierte: "La responsabilidad final siempre es del cirujano que está en la sala operando: del que se encuentra con el paciente".

Aunque fue en el último MWC cuando "se presentó al mundo" esta cirugía que incluye la mentoría a distancia ("se trató del evento de mayor trascendencia mediática del Mobile"), posteriormente AIS Channel ha realizado otras. Por ejemplo, hace un mes llevó a cabo otra operación "telementorizada" a distancia entre Barcelona y Bogotá, en la que participó también un cirujano que se encontraba en el aeropuerto de El Prat. "Esto demuestra que, te pille donde te pille -en este caso el aeropuerto-, el 5G permite monitorizar una operación".

El quirófano Optimus

El quirófano Optimus (un prototipo de quirófano del futuro) funciona en el Hospital Clínic desde el 2016, aunque el pasado febrero fue la primera vez que se hizo una retransmisión 5G desde él. Durante estos tres años, ha realizado más de 200 operaciones, sobre todo gastrointestinales y de urología, aunque también trasplantes. Se trata de quirófano de última generación (con una zona de trabajo central delimitada por un flujo de aire), que dispone de pantallas, de luces de colores, música o un robot Da Vinci Xi, incorporado hace unos meses y que realiza operaciones muy poco invasivas.

Un cirujano en el quirófano Optimus del Clínic. / ELISENDA PONS

"No es que este quirófano sea un quirófano 5G, sino que a este quirófano le hemos puesto una antena 5G. Esto se puede hacer con cualquier quirófano", señala Antonio de Lacy, jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Clínic y fundador de AIS Channel. "El 5G, al disminuir el tiempo de latencia, permite que no haya retraso entre lo que sucede y el momento en que lo vemos nosotros y, por tanto, permite dirigir una intervención en tiempo real", reitera De Lacy.

Para este cirujano, la cirugía 5G no es necesariamente más "precisa", pero sí permite tener, por ejemplo, al "mejor médico del mundo" guiando a los que están operando. "Esto es más seguro para el paciente. Y es algo, en realidad, muy fácil. Lo que pasa es que a la gente le impresiona más la idea de 'operar a distancia'", señala. En su opinión, la tecnología 5G no generará muchos costes, sino "todo lo contrario".

"Empresas muy importantes como Vodafone o Telefónica tienen mucho interés en que esto se ponga en marcha, por lo que no generará costes ciudadanos. Además, como el 5G disminuirá las complicaciones en los pacientes, los gastos se reducirán. Hoy en día, en cirugía, la complicación es el gasto más importante que produce un paciente. Lo más barato -e ideal- es operar a un paciente y que no le pase nada", asevera De Lacy. También, como Menchaca, se muestra confiado en que, de manera indirecta, el 5G disminuirá las listas de espera al mejorar "organización, coste y eficiencia".

"Yo sueño con que el futuro Hospital Clínic sea 5G. Que tenga inteligencia artificial y realidad virtual, las cuales permitirán que, en caso de que yo tenga una duda diagnóstica, pueda comunicarme con cualquier persona del mundo", concluye.

Dudas ante el 5G: "Revolucionarios fueron internet o la electricidad"

Sin embargo, existen voces más escépticas con respecto a la implantación del 5G en la medicina. Para Xavier Vilajosana, catedrático de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), esta nueva generación de comunicación móvil "no será algo disruptivo". "El 5G no deja de ser una actualización de una tecnología de información global [es la evolución del 4G]. Las empresas tecnológicas deberán dar respuesta a una mayor demanda y un mayor número de usuarios. Y los operadores de telefonía deberán convertir la infraestructura de red en 'software’", explica.

Según Vilajosana, la operación retransmitida por 5G en el MWC "no es una demostración de nada", pues "puede hacerse por Skype", por ejemplo (aunque con un mayor tiempo de latencia). "¿Cuántas de estas cosas tienen sentido? ¿Las aplicaciones que se están haciendo hoy son necesarias para darles tanta publicidad? Soy crítico con los operadores de telecomunicaciones porque están creando un 'boom' mediático: tienen la tecnología, pero no tienen aún los casos para usarla. Los operadores crean todo este ruido para generar la necesidad", dice. En su opinión, sí hay "tecnologías disruptivas" ("lo fueron internet o la electricidad", por ejemplo), pero cree que "todavía no existe una aplicación realmente disruptiva del 5G". "Sí, verás los vídeos mejor. Pero este cambio no es tan significativo".