Ir a contenido

MESA REDONDA

'Exconsellers' de Salut apuestan por integrar la atención sanitaria y social

Esgrimen el envejecimiento de la ciudadanía y el incremento poblacional como motivos

Xavier Trias llama a una "nueva planificación" porque hay hospitales en "condiciones lamentables"

Beatriz Pérez

De izquierda a derecha, los ’exconsellers’ de Salut Ramon Espasa, Xavier Trias, Eduard Rius, Marina Geli y Boi Ruiz.

De izquierda a derecha, los ’exconsellers’ de Salut Ramon Espasa, Xavier Trias, Eduard Rius, Marina Geli y Boi Ruiz. / FREDERIC MARTELL

La sanidad catalana es la "joya de la corona" de la Generalitat. En esta idea principal han coincidido este miércoles los 'exconsellers' de Salut que ha tenido Catalunya desde la democracia: Ramon Espasa (1977-1980), Xavier Trias (1988-1996), Eduard Rius (1996-2002), Marina Geli (2003-2010), Boi Ruiz (2010-2016) y Toni Comín (2016-2017). Todos ellos han participado en una mesa redonda (Comín por viodeconferencia desde Bélgica) del I Fòrum Salut i Benestar Social organizado por el Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC), el European Center for Peace and Development (ECPD) en Belgrado (Serbia) y la Universidad de Castilla-La Mancha. Ha faltado solo el que fue 'conseller' entre el 2002 y el 2003, Xavier Pomés.

Aun así, el sistema, han reconocido, se enfrenta a una serie de retos debido al envejecimiento, la innovación tecnológica "que cambiará la manera de atender a la gente" y el aumento poblacional como consecuencia del fenómeno migratorio (Comín ha matizado, no obstante, que "el saldo fiscal de los inmigrantes es positivo, pues dejan más dinero en el sistema del que gastan"). "Hay que hacer una nueva planificación", ha asegurado Trias, quien ha añadido que en Catalunya hay "hospitales en condiciones físicas lamentables", como el Vall d'Hebron o el Clínic.

Ha sido aquí cuando Trias ha lanzado una propuesta que han apoyado el resto de 'consellers': una gestión más integrada de los servicios sanitarios y sociales. "Tendríamos que plantearnos si no tiene que ser Conselleria de Salut i Benestar Social", ha dicho Trias. Por su parte, la que fue 'consellera' con el PSC, Marina Geli, ha sostenido que es "urgente" hacer "conjuntamente los cuidados sanitarios y sociales", así como dar más peso de los ayuntamientos. Geli también ha planteado "guardar" una parte del presupuesto de Salut en un "fondo de reserva" de igual modo que se hace con las pensiones.

Trias ha reconocido que la sanidad catalana mantiene su "buen nivel", aunque "a base de un estrés que no es sostenible". "Los hospitales siempre han estado colapsados, también en mi época de 'conseller', pero estabas convencido de que saldrías". También ha aprovechado para criticar el Estado. "En Catalunya el sistema sanitario tiene un montón de hospitales que no sabemos si son públicos o privados. Esto es algo muy propio de Catalunya porque el Estado no invierte en Catalunya, sino que invierte la iniciativa privada o los ayuntamientos".

Actualizar el "sistema retributivo"

Geli también ha pedido revisar los perfiles profesionales sanitarios y también sus retribuciones, ya que "faltan algunos" ha dicho haciendo alusión, entre otros, a la falta de pediatras. Esta idea también la ha defendido Eduard Rius, que fue 'conseller' con la ya extinta Convergència i Unió (CiU) y quien ha asegurado que "el sistema retributivo de los profesionales sanitarios no está al día". 

La exconsellera ha admitido que la atención primaria está colapsada en la asistencia y ha recordado que los sistemas sanitarios han sido un "elemento muy importante de minimización de las desigualdades sociales" y se ha mostrado preocupada por la falta de confianza en el sistema público de las clases medias.

En este sentido, Ramon Espasa, el primer 'conseller' que tuvo Catalunya y exmilitante del PSUC, ha defendido por su parte que el sistema de sanidad "tiene que estar fuera del mercado" y, por tanto no debe ser un valor capitalista. "Continuamos teniendo, pese a todo, un sistema con una alta satisfacción de la gente, tanto en Catalunya como en España", ha asegurado.

Boi Ruiz, que fue 'conseller' de Salut con Artur Mas, ha dicho que el "exitoso" modelo sanitario de Catalunya se basa, no obstante, en "puntos débiles", y uno de ellos es, según él, la "financiación". En su opinión, el Servei Català de la Salut (y no el Instituto Nacional de la Seguridad Social) debería poder emitir una tarjeta sanitaria. También ha señalado la importancia de que el sistema se base en la "meritocracia" (y no tanto en la uniformidad en retribución") para que se reconozca la "aportación de valor" de cada profesional.

"Si tenemos una república algún día, la sanidad es lo que cambiará menos. Casi casi, ya somos como un ministerio", ha defendido Toni Comín, que fue 'conselle' con Carles Puigdemont.