Ir a contenido

INVESTIGACIÓN

La mitad de las mujeres que sufren dos o más abortos tienen trombofilia

Un test identifica la trombosis genética y facilita los tratamientos personalizados contra las pérdidas fetales

Los abortos de repetición afectan al 4% de las mujeres en edad fértil

Beatriz Pérez

Una mujer embarazada.

Una mujer embarazada.

Las mujeres embarazadas con trombofilia tienen más riesgos de tener abortos de repetición. La trombofilia es la predisposición a tener trombos, coágulos o tapones en el sistema circulatorio. Por su parte, el aborto de repetición (AR) se define como la pérdida de dos o más gestaciones consecutivas. El 50% (esto es, la mitad) de las embarazadas que sufren AR tienen, a su vez, algún tipo de trombofilia.

Un nuevo test genético llamado Thrombo inCode Salud Reproductiva identifica a las mujeres con alto riesgo de AR relacionado con la trombofilia. El test ha sido validado en un estudio publicado en 'International Journal of Sciences' y liderado por el hematólogo José Antonio Páramo, de Clínica Universidad de Navarra, en colaboración con el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (Madrid), la Universidad de Valencia, el Instituto de Investigaciones Sanitarias La Fe (València) y el Institut d'Investigació Biomédica de Sant Pau (Barcelona). Los resultados de este estudio confirman, en palabras de Páramo, el "papel incuestionable" de la trombofilia como "factor causal" de abortos de repetición idiopáticos (es decir, de causas desconocidas).

Los abortos de repetición afectan al 4% de las mujeres en edad fértil y son un motivo frecuente de infertilidad femenina. En el 50% de los casos no se encuentran los motivos y es precisamente en este grupo en el que se ha llevado a cabo este estudio. "Este test permite identificar la trombofilia genética en aquellos abortos de repetición de causa desconocida. Esto, además de reducir la ansiedad de la pareja, facilita los tratamientos personalizados. En este caso, los tromboprofilaxis, es decir, aquellos que previenen los trombos", señala Marta Carrera, genetista.

"El embarazo es un estado de hipercoagulabilidad. Si además la paciente tiene tendencias trombofílicas, corre más riesgos de abortar"

Marta Carrera

Genetista

"El embarazo es, de por sí, un estado de hipercoagulabilidad, es decir, de predisposición a tener más coágulos. Y si además la paciente tiene una tendencia trombofílica, corre más riesgos de sufrir abortos de repetición", añade Carrera, quien además es la directora científica de GEN inCode, la empresa que ha desarrollado el test Thrombo InCode. Así por ejemplo, una mujer con tendencias trombofílicas, sumadas a una hipercoagulabilidad por el hecho de estar embarazada, tienen más posibilidades de sufrir "infartos placentarios" o trombosis en el cordón umbilical, algo que afecta a la supervivencia del feto.

Un test predictivo

Thrombo inCode Salud Reproductiva analiza ocho variantes genéticas asociadas a la trombofilia que predicen el riesgo de sufrir un aborto de repetición y mejora sensiblemente su detección frente a las dos variantes clásicas que se empleaban hasta ahora. Con estas últimas, explica Carrera, solo se lograba detectar la trombofilia en el 11% de las pacientes con alto riesgo de abortos de repetición. Utilizando el Thrombo inCode, la cifra asciende al 71%. Este test genético para determinar el riesgo de trombofilia es un procedimiento sencillo, que se realiza con una muestra de saliva o sangre. Muchos hospitales españoles públicos y privados ya utilizan este test.

Los abortos espontáneos son una patología "muy frecuente". "La probabilidad de que una mujer sufra un aborto oscila entre el 15% y el 20%. El hecho de que se repitan no es normal, y entonces hay que buscar la causa", dice la genetista. Según ella, el test Thrombo inCode es una herramienta "eficaz" para determinar "con mayor precisión" el riesgo de AR asociacido a la trombofilia. Además, la información obtenida por este test evitará a los médicos "sobretatar" a pacientes que no necesitan tromboprofilaxis.

"Detectar el riesgo de trombofilia de una mujer puede llevar al médico a recetarle antitrombóticos y, así, evitar los abortos"

José Antonio Páramo

Hematólogo

Como explica el hematólogo José Antonio Páramo, para llevar a cabo este estudio se realizó el seguimiento de mujeres con al menos un embarazo sin complicaciones y sin abortos previos, y el seguimiento de mujeres con abortos de repetición idiopáticos (o, lo que es lo mismo, de los que se desconocen las causas). "Este nuevo test es más sensible a la hora de identificar pacientes que tienden a tener pérdidas fetales de repetición", cuenta.

Medicina personalizada

Páramo destaca que este estudio es "preliminar" ("sienta futuras bases", dice), pero sobre todo ofrece "una idea" de que es "posible" reconocer el riesgo de trombofilia. "Se va hacia una medicina cada vez más personalizada". Este médico matiza que de momento todavía no está claro qué "medidas preventivas" se pueden llevar a cabo en embarazadas con tendencias trombofílicas. "Detectar el riesgo de trombofilia de una paciente podría llevar al médico a recetar antitrombóticos como la heparina. Pero esto es, de momento, una opción, no una recomendación".

También opina que predecir la incidencia de abortos de repetición no solo mediante estudios ginecológicos, sino también mediante estudios trombofílicos necesita ser "contrastado" en futuras investigaciones. Aun así, destaca Páramo: "Los resultados de este estudio pueden tener una aplicación clínica relevante, ya que  mujeres con un historial de abortos y una elevada carga trombofílica podrían beneficiarse de una tromboprofilaxis de cara a futuras gestaciones".

Actualmente, un total de 18 hospitales públicos y 30 centros privados de toda España ya están utilizando este test. En Catalunya, todavía ninguno.

Temas: Aborto