Ir a contenido

ATENCIÓN PRIMARIA

Dimiten en bloque el 80% de los jefes de ambulatorios de Vigo por el deterioro del sistema

Denuncian el "sobreesfuerzo", las malas condiciones laborales y la "nula previsión" del relevo generacional

Cargan contra "política indiscriminada de recortes" en la sanidad pública por parte de la Xunta de Galicia

Efe

Interior del Centre d’Atenció Primària (CAP) Raval Nord, en Barcelona.

Interior del Centre d’Atenció Primària (CAP) Raval Nord, en Barcelona. / JOAN PUIG

El 80% de los jefes de servicio y unidad de Atención Primaria del área de Vigo (más de20) formalizarán hoy su dimisión para no ser "cómplices" del "progresivo deterioro" de la Atención Primaria, una decisión que cuenta con el respaldo "total" del Colegio de Médicos de Pontevedra. Esta dimisión en bloque en la atención primaria gallega se produce dos semanas después de la huelga de cuatro días que mantuvieron los facultativos de la atención primaria del Institut Català de la Salut (ICS). Los gallegos protestan por cuestiones muy parecidas a las de los catalanes.

Los centros de salud de Vigo afectados por estas dimisiones en bloque son los de Pintor Colmeiro, Lavadores, Coruxo, Bembrive, Navia, Nicolás Peña, Cuba, Taboada Leal, Casco Vello, Sárdoma, A Doblada y Matamá, en Vigo; A Guarda, Chapela, O Porriño, Val Miñor, Gondomar, Salceda, Tui y Redondela.

Luciano Garnelo, del centro de salud de Pintor Colmeiro, ha explicado que el sistema se ha mantenido gracias al "sobreesfuerzo" de los profesionales, pero ha llegado el momento en el que "no se puede organizar la miseria", y por eso han dado el paso de dimitir pese a que algunos llevan hasta 30 años en el cargo.

"Esto no es una pataleta de cuatro personas", ha afirmado el doctor Garnelo, sino una forma de urgir a la administración sanitaria a que invierta en la Atención Primaria, tanto en los centros de salud como en los puntos de atención continuada, cuyo personal también viene protagonizando movilizaciones en toda Galicia.

Los dimisionarios han elaborado un comunicado en el que además de la sobrecarga asistencial (hablan de agendas con más de 40 pacientes solo en un turno de mañana), denuncian una "nula previsión" en cuanto al relevo generacional.

Condiciones laborales "dignas"

En este sentido, reclaman unas condiciones laborales "dignas" y una "mínima estabilidad" para que los jóvenes formados en medicina de familia y en pediatría no "huyan" de la Atención Primaria, como a su juicio hacen ahora, y elijan la sanidad privada o el extranjero.

Otra de sus quejas es la dificultad de acceso de los pacientes a la atención hospitalaria ("nos sentimos como porteros", denuncian); el "uso perverso" de las nuevas tecnologías de interconsulta y unas listas de espera para pruebas y consultas "inaceptables".

Según el presidente del Colegio de Médicos de Pontevedra, Luis Campos, estas dimisiones en bloque son consecuencia de la "política indiscriminada de recortes" en la sanidad pública amparados en el Real Decreto 16/2012.

El presidente del Colegio de Médicos de Pontevedra ha invitado a la Xunta a realizar "una profunda reflexión" sobre "adónde nos han llevado sus políticas".

En busca de "soluciones"

El Servicio Gallego de Salud (Sergas) ha hecho un llamamiento al diálogo "en busca de soluciones conjuntas".

La administración sanitaria gallega alega que el núcleo de las reivindicaciones de los jefes de servicios deriva de la "carencia absoluta" de médicos en las listas de contratación para realizar sustituciones, lo que es "un problema común en toda España".

Añade que hasta la fecha ha habido "un diálogo fluido" con los jefes de servicios en el marco del plan estratégico del área sanitaria, que "continúa su desarrollo".

El modelo de Atención Primaria, añade, necesita una readaptación para responder a las nuevas necesidades como el envejecimiento de la población, en un contexto de accesibilidad ilimitada al sistema sanitario y de una "carencia absoluta" de médicos en desempleo.

En este escenario, subraya, los jefes de servicio constituyen "parte de la solución" y representan "un activo esencial" para la puesta en marcha de propuestas y alternativas.

Las dimisiones en bloque de los jefes de servicios en Vigo se producen de forma paralela a la celebración de una huelga de médicos en toda Galicia, organizada por el sindicato O'Mega contra "el deterioro de la sanidad pública" que este lunes cumplió su octava jornada con un seguimiento del 1,2%, según datos de la Xunta.