CIUTAT VELLA

Salut quiere el CAP Raval Nord esté en la Capella de la Misericòrdia

La 'conselleria' hace público su posicionamiento y concluye que "no hay alternativa"

El Gobierno de Colau está a favor de que el espacio deje de ser para el Macba, pero depende de la aprobación del pleno

El CAP Raval Nord

El CAP Raval Nord / FAVB

4
Se lee en minutos
Beatriz Pérez / Ernest Alós

El CAP Doctor Lluís Sayé, también conocido como CAP Raval Nord (calle de Torres i Amat, 8), estará emplazado en la Capella de la Misericòrdia, en la calle de Montealegre en caso de que el Ayuntamiento de Barcelona apruebe la propuesta presentada este viernes por la Conselleria de Salut. La Capella de la Misericòrdia había sido cedida por el consistorio al Macba en el 2013 para que el museo pudiera crecer. Pero la piqueta no entró por la crisis y en el último año el ayuntamiento se mostró abiertamente a favor de la construcción, en ese enclave, de un centro de atención primaria. "Estamos hablando de un problema de salud, de un problema de ciudad", justificaban fuentes municipales a este diario el posible cambio de uso. No obstante, la decisión no depende de la voluntad, favorable, del Gobierno municipal: la capilla se cedió al Macba en un pleno y se tiene que anular también en pleno, para lo que es necesario el voto favorable de 21 concejales.

Este viernes, el director del Servei Català de la Salut (CatSalut), Adrià Comella, ha dado a conocer el posicionamiento oficial conjunto con la Conselleria de Salut, y ha pedido al consistorio que lo acepte. "Este CAP necesita un recambio desde el 2006. La remodelación no es posible y, por tanto, planteamos un nuevo emplazamiento para construir un nuevo centro de atención primaria en el Raval", ha dicho Comella. "Para Salut, la Capella de la Misericòrdia es la única oportunidad para el CAP. Los equipamientos de salud deben estar dentro de los barrios y no fuera. Para nosotros, no hay otra opción que esta", ha añadido. Comella ha hecho hincapié en que el posicionamiento de Salut es "firme". "No lo cambiaremos. Tenemos la partida presupuestaria, de 7 millones, para empezar a construirlo".

La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, se ha declarador a favor de "acatar el criterio técnico del CatSalut y ha apelado a la "responsabilidad" de los grupos municipales del Ayuntamiento de Barcelona para aprobar la reversión de la cesión del solar al Macba para dejarlo a disposición del CatSalut, iniciativa que se trasladará al pleno "con la máxima celeridad".

Las entidades vecinales y los trabajadores y trabajadores del CAP Raval Nord no cabían esta mañana en su júbilo. Hace años que llevaban reclamando un nuevo espacio. "Agradecemos a CatSalut el apoyo que nos está dando en estos momentos. Y también a los vecinos que han respondido a nuestro llamamiento", ha expresado la directora del CAP Raval Nord, Anna Romagosa, quien ha calificado de "buenas noticias" lo anunciado minutos antes por Salut. Los vecinos presentes en la rueda de prensa han aplaudido fuertemente tras su intervención. "¡Bien!", han gritado muchos de ellos.

Otras opciones descartadas

En caso de que el ayuntamiento acepte su propuesta, Salut espera que el nuevo CAP esté listo tres o cuatro años después de que el solar de la Capella de la Misericòrdia esté listo. Lo ha explicado Martí Blanch, arquitecto de la División de Recursos Físicos de CatSalut. El mismo ha contado que, previamente a la decisión hecha pública este viernes, se habían estudiado otras opciones de ampliación que finalmente fueron descartadas: una subterránea, una pequeña ampliación en la plaza de Terenci Moix y otra ampliación entre el CAP y las pistas de baloncesto de dicha plaza.

También se habían barajado otras opciones de nueva construcción del solar: en la plaza de la Gardunya (donde está la Escola Massana), en el convento de los Àngels, en el paseo de Sant Bernat y en la calle del Hospital. Todas estas posibilidades fueron descartadas y finalmente se optó por la Capella de la Misericòrdia.

Blanch ha recordado que el actual CAP Raval Nord, de arquitectura racionalista, es un espacio que está declarado patrimomio arquitectónico protegido. "Hay puertas catalogadas por las que algunas personas en sillas de ruedas no pueden pasar. Por eso no se pueden remodelar", ha explicado. Por eso es imposible remodelar este centro de atención primaria.

Enfrentamiento con Cultura

La Capella de la Misericòrdia ilustra el enfrentamiento político que hay entre ERC y el PDECat. Con el posicionamiento hecho público este viernes, la Conselleria de Salut (en manos de ERC, con Alba Vergés al frente), se enfrenta a la Conselleria de Cultura (en manos del PDECat, con Laura Borràs al frente), la cual se negaba en redondo a que el Macba se quedara sin la Capella de la Misericòrdia, en la que pretendían ampliar las instalaciones del museo.

El edificio del antiguo sanatorio antituberculoso quedará libre tras el traslado. Pero deberá ser la dirección general de Patrimoni de la Generalitat, dependiente de la Conselleria de Cultura, quien apruebe la posibilidad que se abre a partir de ese momento: trasladar a este edificio racionalista de los años 30 la ampliación del Macba. Alternativa a la que se ha sumado la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin. "Es un edificio con valor patrimonial y que está a dos minutos del Macba", ha valorado, tras felicitarse por la decisión del Catsalud.

"Se buscaba ubicación para el CAP desde el 2006 y estaba incluido como equipamiento prioritario en el plan de inversiones 2016-2023", ha recordado Pin.

Por su parte, el director del Macba, Ferran Barenblit, ha declarado a Europa Press ha considerado una cuestión "técnica" la petición oficial de la Conselleria de Salut este viernes. "Se trata de una posición técnica que entendemos a la perfección", ha dicho, si bien ha asegurado que su trabajo es el de tirar adelante el mandado de ampliación del museo, aprobado por el Consell General del equipamiento en octubre del 2017.

Noticias relacionadas

Barenblit también ha defendido la obligación de "ser consecuentes" con la decisión de ejecutar la estrategia del muso que, entre otras cosas, tiene previsto un plan de rehabilitación de la capilla. También ha remarcado su misión de conseguir "el museo que merece el país para las próximas décadas", y ha roto una lanza a favor de la capacidad transformadora de la cultura.