Ir a contenido

SANIDAD PÚBLICA

Salut pagará los medidores de glucosa a diabéticos hasta los 18 años

La ampliación será efectiva a partir de diciembre y dará cobertura a todos los menores insulinodependientes

Valentina Raffio

Sensores de tipo flash para medir la glucosa de diabéticos.

Sensores de tipo flash para medir la glucosa de diabéticos. / EL PERIÓDICO

La Conselleria de Salut ha anunciado que a partir de diciembre ampliará la financiación de los sensores de monitorización continuo de la glucosa para dar cobertura a todos los menores de 18 años con diabetes de tipo 1. Esta medida se hará efectiva gracias al despliegue de la fase 2 del protocolo catalán, un plan de actuación propio aprobado en enero de este año y que hasta ahora permanecía en su fase inicial.

Con este nuevo paso de la ‘conselleria’, Catalunya podrá ofrecer las mismas prestaciones previstas en la reciente resolución del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en la que se anunciaba la financiación de los dispositivos de tipo 'flash' para todos los pacientes de 4 a 17 años insulinodependientes.

En el caso del despliegue completo del protocolo catalán, además de los dispositivos 'flash', los pacientes podrán tener acceso al sensor que más se adecue al estado de su enfermedad. Es el caso, por ejemplo, de modelos de  sensores más avanzados como los de tipo continuo o que se conectan directamente con las bombas de insulina.

Acceso prioritario

El acceso a estos dispositivos permanecerá sujeto, como ocurría hasta ahora, a las indicaciones de los endocrinos. En estas primeras fases del despliegue del protocolo catalán, la 'conselleria' destaca que se dará prioridad a la población de riesgo. Es el caso de los pacientes más jóvenes (dado que por la edad podrían tener problemas a interpretar los síntomas de su enfermedad), las mujeres embarazadas con diabetes de tipo 1 y los pacientes insulinodependientes que presenten hipoglucemias de forma inadvertida o repetida.

Según los datos que baraja Salut, entre la fase 1 y la fase 2 del protocolo catalán se dará cobertura a aproximadamente 1.900 niños y 600 adultos diabéticos diagnosticados en Catalunya. El coste de la implementación del plan ascendería a unos cinco millones para las primeras dos fases.

CatSalut ha informado, a través de un comunicado de prensa, que para optimizar el reparto de los dispositivos habrá que seguir el procedimiento ordinario. Los pacientes que lo necesiten podrán acudir a los centros sanitarios del SISCAT en consulta ordinaria. En el momento de la entrega de los dispositivos, los pacientes recibirán una breve formación sobre el funcionamiento de los mismos y acompañados de sus endocrinos.

Cobertura universal

El anuncio de la ‘conselleria’ llega un día antes de que despeguen los actos previstos para el Día Mundial de la Diabetes, que tienen lugar el 14 de noviembre. Para la ocasión, las asociaciones de pacientes del estado recuerdan que, aunque el anuncio del ministerio y más recientemente de Salut supongan un importante avance, aún falta mucho camino por recorrer. El objetivo, recuerdan, es garantizar que todos los pacientes insulinodependientes puedan tener acceso a estos dispositivos, sea cual sea la edad que tengan.

Según relatan las familias de los menores que ya disponen de estos sensores, hasta ahora costeados por ellos mismos, el acceso a los dispositivos de monitorización de la glucosa supone un antes y un después en la vida de los pacientes. Gracias a esta tecnología no tan solo es posible mantener un control más estricto de la enfermedad sino que, además, se pueden evitar los casos más graves de hipoglucemia. Un factor que clave tanto para reducir el gasto sanitario relacionado con estas crisis como para el bienestar de los propios diabéticos.

"Estamos muy contentos con el anuncio de la 'consellería' y esperamos que de verdad los sensores lleguen a todos los que lo necesiten. Seguiremos muy de cerca la implementación de la fase 2 y lo que quedaba de la fase 1", recuerda Rubén Celada, vicepresidente de la Associació de Diabètics de Catalunya (ADC).