Ir a contenido

ENSAYO CLÍNICO

El Clínic logra que una mujer con menopausia precoz dé a luz

El bebé nació a finales de agosto y fue el primero en venir al mundo mediante una novedosa técnica

Los ginecólogos creen que este procedimiento abre posibilidades de futuro, pero hay que investigarlo más

Beatriz Pérez

María José con su bebé.

María José con su bebé. / EFE / MARTA PÉREZ

Un equipo de ginecólogos del Hospital Clínic de Barcelona ha conseguido que María José, una mujer de 32 años con menopausia precoz, se quedara embarazada el año pasado. Su bebé nació a finales de agosto. Se calcula que un 1% de la población femenina tiene menopausia precoz, porcentaje que abarca a unas 40.000 mujeres en Catalunya y a 170.000 en el conjunto del España menores de 40 años. Los médicos creen que la aplicada por el Clínic con María José es una "técnica de futuro" que abre muchas posibilidades, aunque aún hay que investigarla más.

El equipo del centro, liderado por Francesc Fàbregues y Francesc Carmona, ha aplicado una técnica pionera en el mundo que ha permitido que mujeres con síntomas de menopausia precoz ovulasen. La técnica, que ha salido publicada en 'Journal of Ovarian Research', consiste en cortar un trozo de tejido de la corteza de un ovario (el córtex, cercano a los óvulos), fragmentarlo y volverlo a implantar cerca del otro ovario, que así se reactiva. En el caso de María José (la única paciente que, de momento, se ha quedado embarazada), esta fue fecundada mediante un procedimiento 'in vitro', pero los ginecólogos consideran que el embarazo espontáneo con esta técnica también podría ser posible.

El Clínic ha aplicado esta novedosa técnica en 12 pacientes más y ha tenido éxito en un 60% de los casos, aunque de momento se trata solo de un "ensayo clínico". Además, sus resultados aún no se han reproducido, algo clave para evaluar la efectividad de la técnica. "Aún no tenemos experiencia para saber en qué perfil de pacientes se puede aplicar. En principio, se podría aplicar a todas aquellas mujeres que tengan deseo reproductivo, pero carecemos de experiencia para saber qué pacientes se pueden beneficiar", ha insistido este miércoles el doctor Fàbregues frente a los medios de comunicación. De esta manera, por el momento se desconoce si esta técnica se puede aplicar en mujeres con menopausia natural pero, como ha señalado Carmona, "este ensayo clínico abre un campo espectacular".

Reactivaciones ováricas

Las 12 pacientes a las que se les ha aplicado esta técnica tenían un diagnóstico clínico de menopausia precoz. "Conseguimos en ellas unas reactivaciones ováricas seis o siete meses después de la operación, pero no tenemos datos para saber cuánto tiempo van a estar activos [los ovarios]", ha añadido Fàbregues. La operación se lleva a cabo mediante una laparoscopia y se realiza en un día, sin necesidad de ingreso. "Tengo esperanzas de que estemos a punto de conseguir el siguiente embarazo", ha afirmado Fàbregues.

La laparoscopia es una técnica que permite la visión de la cavidad pelviabdominal con la ayuda de unos dispositivos ópticos, introducidos a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal.

El concepto de la activación del tejido ovárico en pacientes con fallos ováricos prematuros fue introducido por médicos japoneses, quienes, además de dos laparoscopias, daban fármacos a la paciente. La novedad del ensayo del Clínic es que todo este proceso se ha hecho en una sola intervención y sin fármacos. Así esta técnica es mucho más barata y más ágil que la utilizada por el equipo de médicos japoneses.

El caso de María José

A María José le detectaron una menopausia precoz con 30 años. "Cuando dejé de tomar las pastillas anticonceptivas para intentar quedarme embarazada, vi que no me venía la regla", ha contado. Durante dos años probó tratamientos y hasta cinco técnicas de fecundación, pero le decían que aparentemente casi no tenía óvulos.

Llegó al Clínic desde la Seguridad Social para probar una donación de óvulos, pero los ginecólogos le plantearon esta nueva técnica, que todavía no estaba aprobada. "El trato que me había dado el doctor era excelente, así que confié, no tenía nada que perder", ha dicho. Por fin, en octubre del 2017 se sometió a la técnica y en agosto dio a luz a su hija.