22 feb 2020

Ir a contenido

Los enfermeros podrán prescribir las vacunas

El Consejo de Ministros aprueba el decreto que devuelve a este colectivo la posibilidad de recetar ciertos medicamentos

La decisión evitará demoras en los centros de salud y hospitales por la duplicidad de algunas tareas entre médicos y estos sanitarios

Patricia Martín

Vacunación contra el sarampión.

Vacunación contra el sarampión. / Jose Manuel Vidal

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el real decreto que devolverá a los enfermeros la posibilidad de recetar determinados medicamentos, entre ellos las vacunas. Este colectivo de sanitarios lleva años luchando por recuperar la facultad que perdió en el 2015, de la mano del Gobierno del PP, y que ha provocado algunas demoras y colapsos en centros de salud y hospitales, motivados por la duplicidad de tareas entre los médicos y estos profesionales. 

El Gobierno se comprometió a aprobar la normativa antes del comienzo de la campaña de vacunación de la gripe, que es cuando se acentúan los problemas, y ha llegado por los pelos porque en algunas autonomías ya ha empezado y en otras, como Catalunya o Madrid, comienza el 22 de octubre. 

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, argumentó que el real decreto viene motivado por la necesidad de "aportar seguridad jurídica" al manejo de medicamentos que las enfermeras usan "habitualmente". Con la nueva normativa, se les autoriza a prescribir fármacos que se desarrollen "en un marcado carácter colaborativo" y tras su inclusión en protocolos y guías de práctica clínica y asistencial. 

Además de las vacunas, las enfermeras podrán suministrar medicamentos a pacientes crónicos, como la insulina, o la oxitocina en los partos, sin esperar al permiso médico.

Consensuado con el sector

El real decreto ha sido consensuado con el colectivo y cuenta con el apoyo de la Organización Médica Colegial. En un principio los médicos acogieron con agrado el cambio introducido por el PP para atribuirles en exclusiva la prescripción, pero poco a poco, al comprobar que se producían ciertas duplicidades y retrasos, han cambiado de opinión. 

De hecho, hace justo un año, el Foro Profesional, integrado por el Ministerio, que todavía capitaneaba el PP, una representación de las autonomías y las profesiones enfermera y médica alcanzaron un acuerdo volver a la situación inicial, ante la evidencia de que la retirada de algunas competencias a los enfermeros había perjudicado la atención sanitaria.

La sentencia del TC

Si bien, la modificación no vio la luz antes de la llegada de Pedro Sánchez al poder. De hecho, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, y del sindicato mayoritario Satse, Manuel Cascos, enviaron una carta a Carmen Montón, entonces ministra de Sanidad, justo después de que tomara posesión, para recordarle los deberes pendientes.

La ministra les recibió y su sucesora, María Luisa Carcedo, ha tomado el relevo.  La normativa no ha visto a luz antes porque ha sido necesaria adecuarla a una sentencia del Tribunal Constitucional que estableció que las Comunidades Autónomas son las administraciones competentes para acreditar a las enfermeras. Además, el texto ha recibido el visto bueno del Consejo de Estado. 

Pese a las demoras, el colectivo de enfermería recibió este viernes con satisfacción la noticia. "Lo principal de todo es que la situación jurídica de nuestros profesionales estaba en el aire y ahora ya nos da una seguridad impresionante, por lo que podemos tener la tranquilidad de que todo el trabajo que hemos hecho se ve contemplado y legalizado", aseveró el presidente del Consejo de Enfermería, tras reunirse con Carcedo. Del mismo modo, Cascos señaló que este viernes es "un gran día" para los más de 300.000 enfermeros de España.