Ir a contenido

EN EL HOSPITAL SANT JOAN DE REUS

Cierra uno de los cuatro aceleradores para tratar el cáncer de Tarragona

Estará fuera de servicio durante el verano, lo que reducirá en un 25% la asistencia en radioterapia en la provincia

Los oncólogos consideran esta medida "una locura sin precedentes" porque "el cáncer no hace vacaciones"

El Periódico

Un acelerador lineal en un hospital catalán.

Un acelerador lineal en un hospital catalán. / JORDI COTRINA

Uno de los cuatro aceleradores lineales para el tratamiento del cáncer de los que dispone Tarragona, situado en el Hospital Sant Joan de Reus, está fuera de servicio durante el verano.

El cierre del acelerador lineal de ese hospital hasta el próximo 30 de septiembre reduce en un 25 % la asistencia en radioterapia que se ofrece en la provincia y supone, según el presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), Carlos Ferrer, "una locura" puesto que "el cáncer no hace vacaciones".

El Hospital de Sant Joan de Reus, centro de referencia en oncología de la provincia, enmarca el cierre del acelerador, hecho efectivo el pasado lunes día 16, en la reorganización propia del verano y asegura que los aceleradores restantes asumirán a los pacientes afectados.

Tarragona solo dispone de cuatro equipos de radioterapia para una población de 800.000 habitantes y dos de ellos funcionan en un turno, por lo que ya incumplen las recomendaciones mínimas de la SEOR.

Ferrer ha señalado que no sabe "cómo se puede permitir" esta situación, que "carece de sentido común", ya que "no tiene explicación que dejen a toda la provincia de Tarragona con sólo tres aceleradores".

"Medida sin precedentes"

El presidente de la SEOR ha asegurado que no le "constan" precedentes en España de una medida de este tipo, que a su juicio "incrementará las listas de espera y tendrá un impacto negativo en la calidad y resultados de los tratamientos, al hacer más evidente el déficit de equipos existentes".

Según Ferrer, "no existen elementos" que "justifiquen el cierre de la unidad", una medida que "puede perjudicar seriamente la calidad y los resultados de los tratamientos oncológicos" en la provincia.

A pesar de que entre el 60 y el 70 % de los pacientes con cáncer reciben radioterapia, en España "existe un déficit de 70 aceleradores lineales para cumplir con las recomendaciones de la Unión Europea".

Las recomendaciones europeas mínimas son de siete unidades de tratamiento por cada millón de habitantes. En España son 5,4 y tan solo Navarra cumple con estas recomendaciones, ha explicado Ferrer.

Esta situación se produce a pesar de la donación del empresario Amancio Ortega para reforzar el parque, aunque no alcanzó a cubrir todo el déficit, "a causa de la obsolescencia del parque tecnológico radioterápico", ha destacado el presidente de SEOR.

Temas: Reus Hospitales

0 Comentarios
cargando