Ir a contenido

Manual informativo

¿Cómo convivir con el cáncer de próstata?

Una guía gratuita ayuda a los pacientes a afrontar la enfermedad

El Periódico

Intervención endoscópica de próstata en la Fundació Puigvert.

Intervención endoscópica de próstata en la Fundació Puigvert. / JOAN PUIG

La incontinencia urinaria y la disfunción eréctil son las complicaciones que más preocupan a los pacientes con cáncer de próstata, entre los que existe cierto complejo a abordar temas tan íntimos. Ahora disponen de una guía que les ayudará a afrontar mejor las secuelas y efectos secundarios de la enfermedad.

"¿Cómo convivir con el cáncer de próstata?", presentado esta este miércoles en rueda de prensa, es un manual informativo que ofrece herramientas a pacientes y familiares para que puedan vivir con normalidad la enfermedad, tanto a nivel físico como emocional y socialEl manual se puede descargar entrando aquí.

"Queremos suplir la falta de información que tienen los pacientes sobre cómo hacer frente a las secuelas del cáncer de próstata. Es importante poner la mirada en la calidad de vida tras el diagnóstico", ha explicado Víctor Rodríguez, cofundador de la Fundación Más Que Ideas, promotora de la iniciativa.

El cáncer de próstata es el segundo más frecuente en España y el primero entre la población masculina: más de 27.000 personas son diagnosticadas anualmente.

Falta de visibilidad

"Aunque son muchos, están escondidos", ha asegurado el doctor Álvaro Juárez, coordinador nacional del grupo de urología oncológica de la Asociación Española de Urología (AEU), quien ha precisado que aunque en números absolutos hay más varones con cáncer de próstata que mujeres con cáncer de mama, los avances que ha habido en este último tumor no tienen parangón.

La razón es la falta de visibilidad del cáncer de próstata, pues mientras las pacientes de mama hablan de su enfermedad, los afectados por un tumor de próstata "tienden a no contarlo", ha señalado este urólogo.

También la psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Vanesa Jorge, ha incidido en la importancia de dar visibilidad.

"El silencio no ayuda a sentirse mejor", ha asegurado esta experta, que ha considerado que "supone una herramienta muy importante para romper tabúes sobre temas que puedan dar pudor" y ha animado a los pacientes a hablar con normalidad de la sexualidad y de la incontinencia.

Calidad de vida

La guía dedica un capítulo a cada una de esas secuelas en los que se ofrece toda la información necesaria para que los pacientes y sus familias puedan abordar estas cuestiones y mejorar su calidad de vida.

El doctor Juárez, coautor de la guía, ha señalado que cuando recibes el diagnóstico te "cae encima un 'tsunami' y es muy importante disponer de "algo a lo que agarrarte y que te ayude a afrontar la enfermedad desde otra perspectiva".

Otro de los coautores, Juan Francisco Rodríguez-Moreno, oncólogo del Centro Integral Oncológico Clara Campal de Madrid, ha señalado que el perfil del paciente está cambiando, ya que cada vez se diagnostica a personas más jóvenes en estadios más precoces que quieren continuar con una vida activa.

Aunque hasta hace pocos años, existían "poquitos" tratamientos, han aparecido alternativas como la hormonoterapia, nuevas quimioterapias y terapias dirigidas y una investigación en fármacos innovadores "que van a llegar para que podamos cronificar la enfermedad".

Relaciones de pareja

El doctor Carlos Ferrer, presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, ha considerado que la guía "llena un hueco muy importante" que los médicos no cubren por falta de tiempo y ha criticado el parón en inversión durante la crisis, que ha supuesto que el 50 % de los equipos de radioterapia estén obsoletos (más de 12 años), lo que provoca "más toxicidad y más secuelas".

Este oncólogo ha abogado por fomentar las unidades de suelo pélvico, entre otras acciones, para ayudar en el manejo de las secuelas de los tratamientos".

José Enrique Luque, presidente de la recién creada Asociación Española de Pacientes de Cáncer de Próstata, ha reconocido que la enfermedad le ha producido "cortapisas", como la incontinencia y la disfunción eréctil, que le han cambiado la vida de pareja, pero ha aprendido a convivir con estas complicaciones.

Temas: Cáncer

0 Comentarios
cargando