Ir a contenido

Los productos homeopáticos tienen tres meses para pasar un control de seguridad

Los que no superen el test no podrán ser vendidos en todo el territorio español

La mayoría de autonomías instan al Gobierno a que deje claro que la homeopatía no cura

El Periódico

Productos homeopáticos.

Productos homeopáticos.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad dará un plazo de tres meses a los productos homeopáticos para que pasen un control de calidad y seguridad y, de no superarlo, no podrán ser vendidos en el mercado nacional.

Así lo anunció el martes la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) con los consejeros de Sanidad, que ha apuntado que el plazo empieza a contar desde la firma de la orden ministerial, que será esta semana.

Los productos que sí superen este control de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) podrán ser vendidos, pero en la etiqueta tendrán que poner "medicamento homeopático sin indicaciones terapéuticas probadas".

"Queremos decirles bien claro a los pacientes que no hay evidencia terapéutica", ha subrayado la ministra de Sanidad que ha indicado que pondrán en marcha campañas informativas e informaciones en la web del Ministerio para que los ciudadanos tengan claro este aspecto.

Ensayos clínicos

Si algún producto homeopático quiere, además, probar su eficacia terapéutica, tendrá que pasar los mismos controles que los medicamentos, incluidos los ensayos clínicos.

Esta regulación de los productos homeopáticos obedece a la obligación de trasponer una directiva comunitaria en este sentido que éstos deben denominarse medicamentos, por lo que, según la normativa española, seguirán vendiéndose en las farmacias.

De no trasponer la directiva, España se enfrentaría a una sanción de 150.000 euros diarios.

Estos productos deberán pagar las tasas establecidas por la Aemps. "No se va a hacer ninguna excepción", ha asegurado Montserrat, que no ha ofrecido una estimación del número de productos homeopáticos que se encuentran actualmente en el mercado.

La mayoría de las comunidades autónomas ha pedido a Sanidad que vaya más allá y defienda en Europa una reforma para que no se puedan denominar medicamentos, porque "no curan".