Ir a contenido

Vall d'Hebron tiene a 400 personas en espera de un cateterismo cardiaco

El hospital afirma que los pacientes en situación grave son atendidos de urgencia

La web de Salut reduce a 99 los enfermos que aguardan el intervencionismo coronario

El Periódico

Un quirófano de un hospital del Institut Català de la Salut (ICS). 

Un quirófano de un hospital del Institut Català de la Salut (ICS).  / JOAN CORTADELLAS

El Hospital del Vall d'Hebron, de Barcelona, tiene a más de 400 pacientes en lista de espera para acceder a un cateterismo cardiaco, una prueba de alta especialiszación tecnológica que se emplea tanto con finalidd terapéutica -para eliminar un trombo susceptible de causar un infarto, colocando una malla de apertura o stent- como diagnóstica, para observar la situación de las arterias coronarias. La cifra, proporcionada por la entidad Servei d'Atenció Primària (SAP) Muntanya, ha sido confirmada por el centro sanitario, que ha precisado que los enfermos de máxima gravedad son atendidos de forma urgente.

La dirección del Vall d'Hebron ha puntualizado que estas intervenciones -que se realizan en método de hospitalización diurna, sin ingreso del paciente- no tienen un periodo de garantías para su realización, lo que significa que el Servei Català de la Salut (CatSalut) no ha fijado un plazo máximo antes del cual deben haber sido realizadas, como sí ocurre con otros muchos diagnósticos, como son ecografías, colonoescopis o mamorafías.

Salut no tiene datos

La página web del CatSalut, que informa de las listas de espera registradas en todos los hospitales públicos de Catalunya, reducía el pasado diciembre a 99 los pacientes que, teóricamente, están en lista de espera para acceder a un cateterismo cardiaco, y la mayoría de ellos, 88, los circunscribía al Hospital de sant Pau. En el apartado de las esperas para acceder a un cateterismo cardiaco de la web del CatSalut no aparecen, sin embargo, datos de los hospitales de mayor envergadura de Catalunya, como son los del Vall d'Hebron, Clínic y Bellvitge, de Barcelona, y Arnau de Vilanova, de Lleida.

La organización Marea Blanca, en la que está integrado SAP Muntanya, ha calificado de "muy grave" las esperas detectadas en el área de cateterismo cardiaco del Vall d'Hebron, ya que, advierten, esas personas "llegan en peores condiciones físicas, o muy apuradas" a la intervención, sea diagnóstica o terapéutica.

El cateterismo es determinante para eliminar dudas ante una cardiopatía que provoca síntomas -cansancio o ahogo entre los más importantes-, pero de la que no se dispone de ninguna prueba demostrativa. En estos csos, que abundan entre quienes estan en lista de espera, la rapidez en el diagnóstico es, en muchos casos, vital, ya que pueden ser síntomas que preceden a un infarto.

El cateterismo consiste en introducir una cánula provista de cámara para captar imagen, que se adentra a través de la arteria femoral y accede hastala zona cronaria, viajando a través de la principales arterias. Allí informa del estado de dichos vasos.