Ir a contenido

Los farmacéuticos piden control en el consumo de analgésicos opioides

El congreso de las farmacias de asistencia primaria se centra en el uso de medicamentos que crean adicción

Piden la creación de unidades multidisciplinares que controlen el consumo de estas sustancias

El Periódico

Envases de diferentes medicamentos analgésicos opioides.

Envases de diferentes medicamentos analgésicos opioides. / FERRAN SENDRA

El uso generalizado de fármacos analgésicos opioidescuyo consumo ha crecido un 66% en Catalunya desde el 2009, centrará el congreso nacional de la sociedad española de farmacéuticos de atención primaria (SEFAP), que preside Ángel Mataix, que se celebrará en Valencia a partir del 23 de febrero. Los farmacéuticos han pedido a las autoridades sanitarias que se creen equipos multidisciplinares en los centros de asistencia primaria (CAP), de forma que exista un control y se evite, han dicho, "el mal uso" de los fármacos que son susceptibles de causar dependencia.

La adicción de los anagésicos opioides ya ha sido detectada en varios hospitales de Catalunya, como es el Clínic, de Barcelona, que han alertado de un fenómeno creciente que afecta de forma especial a mujeres de 65, 70 o más años, afectadas por dolores del aparato locomotor, a los que suman un estado de ánimo depresivo. En esos casos, a las pacientes se les receta una combinación de sustancias -hipnosedantes y analgésicos opioides- sobre la que la Conselleria de Salut ha alertado a los médicos de primaria. El uso conjunto de hipnosedantes, que tratan la depresión y la ansiedad, más analgésicos opioides que calman el dolor, multiplica la toxicidad del tratamiento y puede conducir a la muerte, indicó un informe de Salut.

Dispensados en la farmacia

Estos tratamientos son recetados por los médicos de los CAP, y se dispensan en las farmacias. Como todos los fármacos financiados por el Servei Català de la Salut (CatSalut), la prescripción se realiza a través de la receta electrónica, que gestionan los farmacéuticos desde sus terminales individuales.

Esto garantiza un eventual control y vigilancia desde la Generalitat, cuyos técnicos pueden conocer en todo momento el tipo de prescripción que realiza cada médico, y su posible uso excesivo de determinados medicamentos. "Aunque los analgésicos opioides tienen indudables beneficios, también son responsables de numerosos eventos adversos y es necesario evitar daños innecesarios a los pacientes", ha indicdo José Manuel Izquierdo, miembro de la SEFAP.

El carácter adictivo, o causante de dependencia, de los analgésicos opioides está descrito. Se trata de fármacos sintetizados a partir del opio, que provocan un efecto calmante de dolor y una cierta euforia. Esto último es el aspecto que se convierte en adictivo.

En Estados Unidos, donde los fármacos son financiados por los consumidores, los analgésicos opioides han dado lugar en el último decenio a una epidemia, que dejó tras de sí decenas de miles de muertes. En Europa aún no se conocen muertes atribuibles a su consumo.

Vigilancia

La Generalitat mantiene una constante vigilancia en la evolución del uso de estos productos. El principal volumen de dispensaciones de opioides se está produciendo, desde el 2009, en las consultas de asistencia primaria.

En el 2009 se amplió la indicación de los opioides a dolores causados por artosis, artritis o fibromialgia, cuyos tratamientos pueden durar año o ser indefinidos. En origen, estos fármacos habían sido diseñados para tratamientos de corta duración centrados en enfermos de cáncer en fase final o grandes quemados.           

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.