Ir a contenido

Reivindicación

Los pediatras de CAP piden atender a niños de hasta 18 años

La Asociación Española de Pediatría propone aumentar las plazas de especialistas en la infancia

Advierten de que los médicos de familia no pueden centrarse en los problemas de la adolescencia

El Periódico / Barcelona

El pediatra Javier Massaguer Xavier Massaguer durante una visita.

El pediatra Javier Massaguer Xavier Massaguer durante una visita. / JOSEP GARCIA

Los pediatras que atienden en los centros de asistencia primaria (CAP) trasladan a los médicos de familia las historias clínicas de sus pacientes en el momento en que cumplen 15 años, a diferencia de sus colegas destinados en hospitales, que los visitan hasta alcanzar los 18 años. La Asociación Española de Pediaría (AEP) se propone eliminar esa dicotomía, que consideran perjudicial para sus jóvenes pacientes, y tiene pervisto solicitar a las autoridades académicas y sanitarias que la función asistencial de los pediatras de primaria se extienda hasta que la población que se les asigna cumple 18 años.

Esta medida, suscrita por numerosos pediatras de asistencia primaria de Catalunya, debería ir acompañada de una mayor dotación de plazas de formación como médico especialista en Pediatría, ya que las promociones de pediatras que en la actualidad acaban su especialización resultan claramente insuficientes para cubrir la asistencia de la población española menor de 18 años.

Los médicos discrepan

Los médicos de familia, no obstante, se oponen a que la asistencia de sus pacientes de más de 15 años pase a depender de los pediatras. El contencioso, antiguo, cuenta con partidarios de una y otra medida en ambos colectivos médicos. "Yo soy claramente partidaria de que los pediatras de asistencia primaria pudieramos atender a los niños y jóvenes hasta que cumplen los 18 años, pero me temo que en Catalunya somos una minoría los que tenemos esta posición -afirma Lina Ballesteros, pediatra adscrita a un CAP de Rubí-. Los médicos de familia tienen muchos campos que atender y no se dedican a los problemas de la adolescencia. Nosotros, en cambio, conocemos a esos niños desde que nacieron".

Los médicos de familia aducen, por su parte, que un joven de 18 años no se siene cómodo en la consulta de un médico que atiende a bebés, y añaden que su especialización los forma para atender a personas adultas de cualquier edad. "La adolescencia, que es la edad en que nosotros dejamos de atender a esos pacientes, es un periodo muy complejo y específico -reitera la doctora Ballestros-. Es muy difícil que un médico que no conoce al chico de 16 años que se le ha asignado pueda abordar sus problemas. Nosotros los hemos visto crecer. El médico de familia tiene otros frentes abiertos".

En España existe un pediatra por cada 1.200 niños, advierte la AEP, aunque los organismos internacionales recomiendan que exista un especialista infantil por cada 1.000 pequeños. Este organismo reclama asímismo que los pediatras de asistencia primaria puedan adquirir la formación como especialistas y titularse como tales, es decir, que existan neuropediatras o expertos en psiquiatria infantil, por ejemplo, formados para atender en los CAP. En los hospitales sí existen pediatras formados como especialistas en distintas áreas.

Competencia antigua

La creación de la especialidad de médico de familia (los que atienden en los CAP) entre las titulaciones que se adquieren a través de la formación com médico interno residente (MIR) inició un contencioso que emerge y desararece cíclicamente, y que surge del concepto de lo que, según y otros especialistas, debe ser un médico que atiende a la familia. Los médicos de CAP aspiran a absorber la función del geriatra que atiende a los ancianos, al igual que la del pediatra que ve alos niños y la del psiquiatra que cubre los problemas menos graves de la salud mental. Esos respectivos especialistas rechazan la idea de los médicos de familia.

     

0 Comentarios
cargando